La Xunta invierte más de 2,2 millones de euros en la renovación de las lámparas quirúrgicas de los hospitales gallegos

El Ejecutivo gallego mejorará la iluminación de 97 bloques quirúrgicos en los 14 hospitales públicos del Servicio Gallego de Salud
Publicado por o día 21/12/2021 na sección de Galicia,Sanidad,Santiago,Xunta de Galicia

La Xunta invierte más de 2,2 millones de euros en la renovación de las lámparas quirúrgicas de los hospitales gallegos

La Xunta de Galicia invierte un total de 2.288.715 euros para renovar un total de 97 lámparas quirúrgicas, instaladas en el conjunto de hospitales públicos del Servicio Gallego de Salud.
Con el objetivo de garantizar una correcta cobertura sanitaria a la población gallega, el Ejecutivo gallego adquiere unos equipos de iluminación que sustituirán a los ahora instalados en los bloques quirúrgicos de hospitales gallegos, y que ahora contaban con más de 15 años de antigüedad.
Nombradamente, 15 de estas lámparas se destinarán al área sanitaria de Vigo; 17 a los centros hospitalarios del área de Santiago de Compostela y Barbanza; 19 a la de Coruña y Cee; 26 para el área Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras; 13 para la de Lugo, A Mariña y Monforte de Lemos, 5 para el área sanitaria de Ferrol, y 2 para la de Pontevedra y O Salnés.

Las nuevas lámparas, están basadas en diodos LED de bajo consumo, posibilitando una mejor iluminación de los quirófanos y también un aprovechamiento más eficiente de la energía eléctrica. Así, la adquisición de esta nueva equipación se inscribe en la estrategia del Servicio Gallego de Salud que tiene por objeto favorecer un uso más racional de la energía y contribuir a la sostenibilidad del sistema sanitario.

El suministro de estas lámparas es susceptible de financiación mediante el programa operativo Feder-Galicia como parte de la respuesta de la UE a la pandemia de covid-19.

Más inversiones en equipaciones quirúrgicas

Durante el presente año, la Xunta de Galicia impulsó la adquisición y renovación de las equipaciones quirúrgicas de los hospitales gallegos con el ánimo de optimizar la calidad asistencial. Así, el pasado mes marzo el Ejecutivo gallego aprobó una inversión de más de 4’3 millones de euros para adquirir 37 nuevos equipos radioquirúrgicos.

De estos 37 equipos, tres de ellos son radioquirúrgico-vasculares. Destinándose, en exclusiva, a los quirófanos donde se practica este tipo de cirugía, al permitir la realización de técnicas complejas: como la reparación endovascular de vasos arteriales periféricos en miembros inferiores, sistema carotídeo y enfermedad degenerativa de la aorta torácica y abdominal.

Los restantes 34 equipos radioquirúrgicos renuevan las equipaciones existentes en los bloques quirúrgicos para el seguimiento y control en intervenciones de cirugía general, ortopedia, traumatología, urología, etc. Estos aparatos disponen de tecnología que mejora la calidad de la imagen, y la capacidad de integración de la imagen y de las dosis impartidas.

Otro hito a destacar dentro del Plan de modernización y renovación de la equipación sanitaria en el año 2021, fue la adquisición de los siete sistemas quirúrgicos robotizados Da Vinci, por un importe de 20,5 millones de euros.

Estos sistemas robótico-quirúrgicos contribuyen a mejorar la destreza y la capacidad quirúrgica en la cirugía laparoscópica. Esta mayor destreza permite al cirujano realizar manipulaciones que, sin este sistema, en algunos casos serían imposibles.

Entre las principales propiedades de los sistemas robóticos están visión en tres dimensiones con aumento de tamaño y resolución de la imagen; o la eliminación del temblor fisiológico que permite la utilización de instrumental articulado, más pequeño y con mayor movilidad, entre otras.

Los beneficios derivados de la utilización de los sistemas quirúrgicos robotizados para los pacientes incluyen una mayor seguridad y calidad, merma de la morbimortalidad, menor pérdida sanguínea, merma de estancia media en el centro hospitalario, incisiones más pequeñas, menor dolor postoperatorio, y una reincorporación más rápida a la vida común.

Para los profesionales, las ventajas más señalables son la merma de la dificultad quirúrgica, una mayor precisión, la posibilidadad de acceso a zonas complejas, una excelente visualización y una mayor precisión en los movimientos. En cuanto a los hospitales, las mejoras proporcionadas por los sistemas Da Vinci se traducen en la realización de un menor número de transfusiones, menor tiempo operatorio, menor estancia media de los enfermos, y menor número de complicaciones intraoperatorias y post operatorias.

Comentar noticia

Your email address will not be published.