La Xunta libera en A Lanzada un zarapito negro que fue curado en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Cerdedo-Cotobade

El animal fue puesto en libertad con un anillo metálico tradicional y con otro de lectura a distancia, facilitado por la Estación Biológica de Doñana, ya que esta especie es la única a la que se le realiza este proyecto de control en España
Publicado por o día 07/03/2022 na sección de Galicia,Medio Ambiente,O Grove,Xunta de Galicia

La Xunta libera en A Lanzada un zarapito negro que fue curado en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Cerdedo-Cotobade

La Xunta de Galicia acaba de liberar y devolver a la naturaleza en el entorno de A Lanzada un ejemplar de zarapito negro (Plegadis Falcinellus) que fue curado en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre (CRFS) de Carballedo, en el Ayuntamiento de Cerdedo-Cotobade. El acto de suelta de esta ave tuvo lugar a primera hora de esta mañana en el observatorio de aves de este arenal en O Grove por parte del delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, que estuvo acompañado por el jefe territorial de Medio Ambiente, José Manuel González, y técnicos de este departamento.
Este zarapito, también llamado popularmente morito común, fue encontrado por vigilantes de Recursos Naturales de la Patrulla de Desembocaduras el pasado 22 de febrero en un jardín de una vivienda de Campañó, en el municipio de Pontevedra, y se entregó en el centro autonómico para su recuperación, ya que se encontraba en mal estado.
Tras una primera exploración, se observó que presentaba debilidades en los miembros posteriores y una ligera apatía, aunque las constantes vitales y el peso se movían en valores normales. Paralelamente, y teniendo en cuenta los hábitos de esta ave y que procedía de una Zona de Especial Vigilancia, se aplicó el protocolo de seguridad sanitaria y se tomaron muestras de influenza aviar.
Este animal estuvo a tratamiento durante 13 días en el CRFS de Carballedo, seis de ellos en la UVI, con fluidoterapia, una alimentación idónea en la que se mezclaron líquidos y sólidos y, finalmente, ejercicios en el túnel de vuelo, que se fueron combinando con su presencia en las estancias de aves para que fuese ganando musculatura. Después de garantizar su idónea recuperación y comprobar que ya estaba listo para volver a la naturaleza, se programó su suelta en este hábitat de A Lanzada, muy propio para esta especie y situado en las cercanías de uno de los observatorios de aves más importante del complejo intermareal Umia-O Grove.
Este zarapito negro fue puesto en libertad con un anillo metálico tradicional, de gran utilidad para reconocerlo en caso de que en el futuro sufra algún problema, y con otro de lectura a distancia, que fue facilitado por la Estación Biológica de Doñana, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Hace falta señalar que esta especie es la única a la que se le realiza este proyecto de control en toda España por su gran riqueza y valor a la hora de tener datos sobre la evolución de los distintos hábitats y ecosistemas.
Se trata de la segunda ave de la especie del zarapito negro que fue tratada en el CRFS de Carballedo desde finales del pasado año, cuando en el mes de diciembre tuvo que atenderse a otra rescatada en la zona portuaria de Vigo.
“La Xunta tiene un indiscutible compromiso con el medio ambiente, la naturaleza y la biodiversidad y desarrolla una política transversal que incluye desde el tratamiento y reciclaje de residuos hasta el cuidado de los espacios y paisajes, pero también disponemos de cosas más desconocidas, como este servicio tan avanzado del centro de fauna, que nos permite recuperar a los animales salvajes cuando están heridos y devolverlos, en un acto tan bonito como el de hoy, a su ecosistema para mantener esta riqueza natural que tenemos la suerte de tener y que cuidamos desde el Gobierno gallego”, concluyó el delegado territorial.

Comentar noticia

Your email address will not be published.