La Xunta modifica el convenio con la concesionaria de las autopistas autonómicas para congelar los peajes y seguir bonificándolos en 2023, lo que beneficiará a 26.500 gallegos al día

El presidente del Gobierno gallego resalta que, de este modo, las autopistas autonómicas de Galicia “seguirán siendo las más baratas de toda España”
Publicado por o día 22/12/2022 na sección de Santiago,Sucesos,Xunta de Galicia

La Xunta modifica el convenio con la concesionaria de las autopistas autonómicas para congelar los peajes y seguir bonificándolos en 2023, lo que beneficiará a 26.500 gallegos al día

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, informó de que el Consello autorizó hoy que el Gobierno gallego congele en 2023 las tarifas de los peajes de las autopistas autonómicas A Coruña-Carballo (AG-55) y del Val Miñor (AG-57) para contrarrestar y mitigar los efectos del incremento del IPC en las tarifas. “Las autopistas autonómicas gallegas ya son las más baratas de toda España y queremos que lo sigan siendo”, resaltó Rueda, quien anunció que la Xunta ya se puso en contacto con el Gobierno central para demandar la congelación de los peajes en las vías de titularidad estatal.

Rueda destacó que, de no tomar esta medida, las tarifas tendrían que “incrementarse un 7%” y destacó que la congelación va a beneficiar a los “cerca de 27.000 usuarios diarios” que tienen estas dos vías.

El Consello da Xunta aprobó hoy una nueva modificación del convenio con la concesionaria Autopistas de Galicia por la que se prorrogan las tarifas en las autopistas autonómicas, que ya en el 2022 se redujeron a menos de la mitad del que le correspondería por el incremento del IPC.

El Gobierno gallego reserva en las cuentas del próximo año 2023 una partida de 4,8 M€ para congelar los peajes y mantener las bonificaciones vigentes en las autopistas autonómicas AG-55 y AG-57, lo que supone un incremento del 86 %.

Según lo recogido en el nuevo contrato con la concesionaria autorizado hoy y que se firmará en los próximos días, el Gobierno gallego acercará 2 M€ para limitarles a los ciudadanos el impacto de la subida del IPC en los peajes de las autopistas autonómicas, manteniéndose sin variaciones las tarifas actualmente vigentes.

La Xunta, con esta medida, trata de minimizar el impacto económico que están sufriendo las familias y las empresas a consecuencia de la situación económica actual y la subida del IPC.

En este sentido, la Xunta promueve una nueva modificación del convenio con la concesionaria para congelar los peajes en el próximo 2023, manteniéndose así las tarifas sin variación alguna para el usuario con respecto a este año 2022.

De este modo, los peajes en la AG-55 y en la AG-57 mantienen las tarifas vigentes para los distintos itinerarios, beneficiándose del efecto de esta medida en los diferentes trechos.

Bonificaciones

Las autopistas autonómicas, de las más baratas de España, cuentan con distintas líneas de bonificaciones impulsadas por la Xunta.

A día de hoy, las autopistas autonómicas mantienen el coste medio por kilómetro abonado por los usuarios más bajo de Galicia: más bajo que lo de la AP-9, aun a pesar de las bonificaciones vigentes, y también más bajo que la otra autopista estatal AP-53, en la que no existe ningún tipo de bonificación. Las tarifas de las autopistas autonómicas, sin IVA, se sitúan en 5,6 céntimos/km, frente a los 6,1 céntimos/km de tarifa media de la AP-9; o los 7,7 céntimos/km de la AP-53.

Con esta medida impulsada por la Xunta, las autopistas autonómicas seguirán siendo de las más baratas de España, con un coste medio por kilómetro inferior al de las autopistas estatales AP-9 y AP-53.

Hace falta recordar que el Gobierno gallego amplió en el año 2021 el descuento del 25 % de la vuelta, y del 50 % en la segunda vuelta, a los usuarios recurrentes hasta las 24 horas posteriores a la realización del viaje de ida.

Con esa modificación, se extendió a las 24 horas después del trayecto de ida el descuento del 25 % del viaje de vuelta, y del 50 % en el segundo viaje de vuelta. Se reforzó así el anterior período de bonificación que establecía que la vuelta debía realizarse en el mismo día natural que la ida, favoreciendo las personas que se desplazan por estas vías para acceder a los servicios públicos o acceder a su lugar de trabajo.

Demanda al Gobierno central

El presidente de la Xunta también hizo alusión durante la rueda de prensa tras el Consello al anuncio del Gobierno central de que va a asumir parte de la subida anunciada cara el 2023 en las autopistas gallegas de titularidad estatal como la AP-9. “Celebramos que se impida una subida tan grande como la anunciada, pero es una medida decepcionante”, resaltó Rueda, quien indicó que la Xunta se puso en contacto con el Ministerio para demandarle que “haga el mismo que Xunta y congele los peajes” en estas vías. “No pedimos nada que no se pueda hacer”, resaltó el presidente, quien instó al Gobierno a rectificar para reducir el impacto que esta subida va a tener para las familias y las empresas.

Comentar noticia

Your email address will not be published.