La Xunta pide al Ministerio mayor diálogo y consenso con las CCAA para construir la universidad del siglo XXI con una financiación idónea

Insta al Gobierno central a mejorar la gobernanza, adaptándola a la evolución de las propias universidades y al sistema adoptado en el resto del países europeos
Publicado por o día 21/03/2022 na sección de Cultura,Educación,Galicia,Santiago,Xunta de Galicia

La Xunta pide al Ministerio mayor diálogo y consenso con las CCAA para construir la universidad del siglo XXI con una financiación idónea

El conselleiro de Cultura, Educación y Universidad, Román Rodríguez, se reunió esta mañana con el ministro de Universidades, Joan Subirats, para analizar la los cambios normativos que se están produciendo en este ámbito. A este respecto, el representante de la Xunta de Galicia reclamó al Gobierno central mayor diálogo y consenso con las comunidades autónomas para construir la Universidad del siglo XXI con una financiación idónea.

Román Rodríguez instó al ministro a hacer de la Conferencia General de Política Universitaria el foro para elaborar una nueva ley del Sistema Universitario Español que surja del consenso entre los diferentes agentes implicados. En concreto, señaló la importancia de tener en cuenta especialmente las administraciones autonómicas, que son las encargadas de aplicar la nueva normativa.

Gobernanza

Asimismo, señaló la necesidad de aprovechar esta nueva ley para avanzar en la gobernanza de las universidades españolas, adaptándolas tanto a las tendencias del resto de Europa cómo a las necesidades del siglo XXI. La redacción actual del texto no ofrece soluciones ni mejoras en este ámbito.

La propuesta del Gobierno gallego, tal y como explicó el conselleiro, pasa por un modelo que avance de forma pareja a los cambios vividos por la Universidad en los últimos 20 años, en el que el sistema de elección de los rectores esté basados en las recomendaciones de expertos.

Nuevas titulaciones

También en el ámbito normativo, en relación al nuevo real decreto por lo que se establece la organización de las enseñanzas universitarias y del procedimiento de aseguramiento de su calidad, el conselleiro lamentó que el Ministerio cambiara las normas a mitad del proceso, dificultando el trabajo de las universidades, que se vieron sorprendidas por los cambios.

El texto modificó las exigencias en el proceso de verificación de nuevas titulaciones y los requisitos exigidos en las memorias, lo que afecta a todas las nuevas titulaciones que incorporarán las universidades gallegas el próximo curso. Por lo tanto, hace falta adoptar en la Conferencia General de Política Universitaria un acuerdo que posibilite la flexibilización de estas exigencias permitiendo además eliminar burocracia y que las universidades puedan ir implementando los cambios de manera progresiva.

Financiación consensuada

Román Rodríguez destacó también la necesidad de que las medidas que supongan inversión por parte de las autonomías, que son las administraciones que financian las universidades, no se adopten de manera unilateral, sino consensuado con las CCAA y homogéneo. En este sentido, le demandó la búsqueda de una mayor igualdad entre las universidades de España, de tal forma que se garantice una financiación homogénea para favorecer la igualdad en el acceso al alumnado y la calidad de la actividad.

En este sentido, recordó que la Xunta ha blindado la financiación a las universidades gallegas, con un Plan de Financiación que movilizará 3.200 M€ hasta 2026. En este momento Galicia es la cuarta CCAA en inversión por estudiante de grado y tercero en esfuerzo financiero en términos relativos al PIB autonómico, muy por encima del promedio español.

Asimismo, el Ministerio está tomando la política de congelación de precios públicos de matrícula que la Xunta está aplicando desde lo curso 2011-2012 como ejemplo de buena praxis, a replicar en el resto del Estado.

Coordinación con el Ministerio de Educación

Por otra parte, el conselleiro y el ministro abordaron otras cuestiones que requieren de la coordinación con el Ministerio de Educación y FP, entre ellas la estructura de las pruebas ABAU, que en este momento están generando desigualdad de oportunidades entre las comunidades autónomas. Tal y como ya se le comunicó a la ministra de Educación, Galicia propone que el Gobierno central articule los mecanismos de coordinación precisos para garantizar que las pruebas tengan un nivel de dificultad similar en los distintos territorios, evitando las diferencias actuales.

Asimismo, también se transmitió al Ministerio de Universidades la necesidad de establecer una pasarela de reconocimiento de estudios que posibilite que los graduados universitarios que quieran acceder a la FP puedan convalidar materias por módulos de ciclos formativos. En este momento solo existe el proceso inverso (convalidación de los alumnos que pasan de FP a la Universidad), por lo que para estos casos es el Ministerio de Educación el que hace el proceso, ante solicitudes individuales de ciudadanos.

Mejora de la carrera docente

Finalmente, el titular del departamento educativo de la Xunta de Galicia señaló la necesidad de que el Ministerio de Universidades se involucre en el proceso de reforma y mejora que la carrera docente precise. En este sentido, ya se acordó con el Ministerio de Educación avanzar en este ámbito, en el que Galicia fue pionera con el estudio para la mejora de las competencias profesionales docentes que concluyó en 2018 con las aportaciones del grupo de trabajo constituido para tal fin entre la Consellería, las facultades de Ciencias de la Educación de las tres universidades gallegas y la red de formación del profesorado.

La propuesta de Galicia pasa por establecer un marco común de competencias del profesorado que la abarque las tres efes: la formación inicial de los futuros profesionales desde las facultáis, la formación para el acceso a la docencia y la formación continua del profesorado, encaminada a la actualización y a la adaptación de los conocimientos, actitudes y habilidades, a los cambios y avances de la sociedad.

Comentar noticia

Your email address will not be published.