La Xunta pone en valor en Ames el papel de las mujeres rurales de Galicia para generar riqueza y dotar al territorio de nuevas oportunidades laborales

La conselleira de Empleo e Igualdad, María Jesús Lorenzana, participó hoy, en el Día Internacional de las Mujeres Rurales, en la clausura del I Foro Mulleres de seu celebrado en la localidad coruñesa
Publicado por o día 17/10/2021 na sección de A Coruña,Galicia,Social,Xunta de Galicia

La Xunta pone en valor en Ames el papel de las mujeres rurales de Galicia para generar riqueza y dotar al territorio de nuevas oportunidades laborales

La Xunta destacó hoy, en el Día Internacional de la Mujer Rural, el importante trabajo que desempeña este colectivo en Galicia que, en palabras de la conselleira de Empleo e Igualdad, María Jesús Lorenzana, es preciso seguir apoyando y visibilizando su papel al ser esencial “para generar riqueza al territorio y diversificar su economía”. En el acto de clausura del I Foro Mulleres de seu, celebrado en Ames, Lorenzana apuntó que las mujeres rurales son “imprescindibles” para afianzar la población y evitar su envejecimiento, y para renovar y dotar al rural de nuevas oportunidades y de un mayor dinamismo. Para Lorenzana, las mujeres rurales “son y siguen siendo las raíces que agarran y cimientan el desarrollo sostenible de nuestro territorio”. “Son el alicerce de nuestro sustento”, añadió.
El Día Interncional de las Mujeres Rurales se conmemora este año bajo el lema Las mujeres rurales cultivan alimentos de calidad para todas las personas con el objetivo de destacar el papel fundamental que desempeñan en los sistemas alimenticios de todo el mundo. En este sentido, Lorenzana destacó que el número de mujeres titulares de explotaciones en la comunidad gallega supera el 50%, lo que, en su opinión, demuestra los avances conseguidos en el camino de la igualdad de oportunidades y lo “que aún queda por hacer para otorgar a las mujeres rurales el reconocimiento que verdaderamente merecen”. Al respeto, la titular de Empleo e igualdad señaló la necesidad de seguir impulsando más opciones profesionales en el rural gallego y de mejorar sus condiciones laborales con apoyos a la conciliación e incentivando la corresponsabilidad en tareas domésticas y en el cuidado de menores o mayores del seno familiar.
Para Lorenzana es fundamental también apostar por la formación y por desarrollar actuaciones que promuevan el ascenso de la mujer a puestos de toma de decisiones en la estructura organizativa de la cooperativa o la empresa.
Con el fin de alcanzar estas metas, la Xunta trabaja en programas que favorecen a la mujer rural como son los proyectos financiados a través de la Consellería de Medio Rural por valor de 250.000 euros para realizar acciones de formación, prevención y sensibilización frente a la violencia de género en el rural; el programa Emega, con 3,2 millones de euros este año, para fomentar iniciativas empresariales constituidas y lideradas por mujeres; o Aprol Economía Social que, con 3,3 millones en 2021, fomenta el empleo en cooperativas y sociedades laborales con ayudas de entre 6.000 y 16.500 euros en el caso de tratarse de mujeres.
Lorenzana también destacó la colaboración que año tras año desarrolla la Xunta con las federaciones de asociaciones de mujeres rurales a las que destinó desde 2009 más de 900.000 euros. La Xunta, además, cuenta con incentivos al autoempleo, con ayudas de 2.000 a 9.000 euros para mujeres, y desarrolla el programa Galicia Emplea Mujer, en el que invirtió este año 5 millones de euros para mejorar la formación y apoyar la contratación de mujeres como colectivo prioritario de acciones estratégicas para la inserción laboral.
Para finalizar, la conselleira destacó el papel de los colectivos que trabajan a favor de la mujer rural en Galicia, como es el caso de Mulleres de seu, referente en Galicia y había sido de la comunidad autónoma, y recordó que “la Xunta está y estará ayudando a la mujer rural del hoy y del mañana, siempre de la mano de acciones con perspectiva femenina”.

Comentar noticia

Your email address will not be published.