La Xunta pone en valor la Estrategia del vino para tener un sector consolidado y competitivo en los mercados

Según explicó José González, se trata también de aumentar el valor añadido de los vinos gallegos, mejorando la rentabilidad y la sostenibilidad de la producción vitícola
Publicado por o día 27/10/2021 na sección de Agricultura e Gandería,Galicia,Santiago,Xunta de Galicia

La Xunta pone en valor la Estrategia del vino para tener un sector consolidado y competitivo en los mercados

La Estrategia de dinamización económica, territorial y turística de las comarcas vitivinícolas de Galicia -impulsada por la Xunta a través de la Vicepresidencia Primera y Consellería de Presidencia, Justicia y Turismo, de la Vicepresidencia Segunda y Consellería de Economía, Empresa e Innovación y de la Consellería de Medio Rural- tiene como principal objetivo conseguir un sector consolidado y competitivo en los mercados nacional e internacional, con un enoturismo de referencia y con capacidad para generar valor en las comarcas vitivinícolas de manera sostenible. Persigue, además, aumentar el valor añadido de los vinos gallegos, mejorando la rentabilidad y la sostenibilidad de la producción vitícola.

Así lo trasladó hoy el conselleiro del Medio Rural, José González, en respuesta a una pregunta en el pleno del Parlamento en la que desgranó los principales contenidos de esta planificación estratégica, un documento que -destacó- ya está dando sus frutos y que “contó con uno intenso trabajo participativo de todos los agentes de la cadena de valor del vino gallego”.

En esta línea, González puso en valor el hecho de que el vitivinícola sea uno de los ámbitos productivos “más dinámicos y *internacionalizados” de la economía agraria de Galicia. Así, destacó que el sector aglutina, entre las cinco denominaciones de origen protegidas (DOP) y las cuatro indicaciones geográficas protegidas (IXP) de vino gallego, más de 10.000 viticultores y casi 500 bodegas, acercando un valor económico del vino calificado de más de 230 millones de euros.

Ejes fundamentales

Para seguir impulsando y para consolidar este potencial es para lo cual la Xunta, de acuerdo con el sector, puso en marcha esta estrategia, según explicó el conselleiro, quien expuso los principales contenidos de los siete ejes fundamentales en los que se estructura esta planificación. Se trata de los de la cooperación, la producción, la industria, la comercialización, la organización, el turismo y la gobernanza.

En el primero caso, la cooperación, se procura fomentarla entre las diferentes comarcas vitivinícolas y entre las denominaciones e indicaciones, para afrontar los retos de la internacionalización en mercados cada vez más globales. En relación con el segundo eje, el de la producción, el conselleiro indicó que ya se trabaja en un programa específico de movilidad de la tierra, al amparo de la Ley de recuperación, una labor conjunta con las cinco DOP, que ya trasladaron las mejores localizaciones para implantar más de 10.000 hectáreas de polígonos de viñedos.

Sobre el tercer eje estratégico, la industria, José González recordó que la Xunta impulsa líneas para facilitar el acceso al crédito a las bodegas, para financiar inversiones que permitan incrementar el tamaño de las empresas y recordó también el préstamo vendimia como instrumento financiero creado por la Consellería para garantizar su capacidad de resiliencia.

Respecto al cuarto eje, el de la comercialización, el conselleiro abogó por “equilibrar la presencia de nuestros vinos en los distintos canales” y puso en valor que las cinco DOP gallegas son las que cuentan con mayor precio medio de los vinos blancos tranquilos, tal y como recoge el informe Nielsen.

En el ámbito de la organización de las denominaciones, José González afirmó que hace falta trabajar para compensar las variaciones anuales de la producción y para distinguir, dentro del conjunto, a cada DOP gallega, evidenciando que dentro del sector vitivinícola “no todos los vinos son iguales porque no todos los territorios son los mismos”, advirtió el conselleiro.

Enoturismo

Otro eje fundamental, el del turismo -y en especial el enoturismo- se impulsa dándole ánimo al patrimonio natural, al cultural y al paisaje característico de las comarcas vitivinícolas con el objetivo de conseguir, hasta 2025, un sector consolidado y competitivo, con un enoturismo de referencia y con capacidad para generar valor añadido de manera sostenible.

Por último, en el séptimo eje se incide en la mejora de la gobernanza de estas comarcas, impulsando la coordinación y la cooperación de los agentes del territorio para incrementar su capacidad de generación de valor y mejorando la rentabilidad y la sostenibilidad de la producción, de cara a impulsar su comercialización.

Comentar noticia

Your email address will not be published.