La Xunta solicita licencia al Ayuntamiento de Ourense para la construcción del centro integral de salud (CIS)

La Xunta de Galicia presentó esta semana en el Ayuntamiento de Ourense la solicitud de licencia de obra que le permitirá poder iniciar la construcción del nuevo centro integral de salud en la ciudad.

El nuevo CIS de Ourense esta recogido dentro de la Fase 0 del Plan de Infraestructuras Sanitarias de Atención Primaria. La redacción de su proyecto arquitectónico se licitó en el mes de julio del año pasado por un importe de cerca de 350.000 euros, y con un presupuesto previsto para la licitación de la obra que superará los 10 millones de euros. Una vez recibido y aprobado el proyecto básico, el gobierno gallego inicia los trámites de obtención de la licencia al tiempo que el estudio adjudicatario elabora el proyecto de ejecución de esta nueva obra y el proyecto de demolición del actual centro de salud Novoa Santos.
El nuevo CIS significará un antes y un después para la atención sanitaria de la ciudad, ya que permitirá sustituir un edificio obsoleto, como es el actual centro de salud Novoa Santos, por una infraestructura completamente renovada, moderna, mas accesible y orientada a paciente. Un nuevo centro de salud que permitirá aumentar la cartera de servicios con programas nuevos y específicos y también incrementar la dotación de recursos tanto estructurales como diagnósticos; y también humanos. En total, el nuevo centro integral de salud albergará una superficie útil de 5.662,5 metros cuadrados.
 

Con este nuevo centro integral de salud se va a mejorar de forma sustancial a atención sanitaria, no solo de este centro, sino de la ciudad de Ourense. El personal sanitario desarrollará su trabajo en unas instalaciones mejoradas y los pacientes recibirán una atención más adaptada a las necesidades actuales.

Proyecto sostenible que incorpora la madera
El proyecto de este nuevo edificio elaborado por el estudio arquitectónico adjudicatario del contrato (Ezcurra y Ouzande) incorpora, tal y como exigían los pliegos de contratación, un uso de la tecnología de la madera tanto en su sistema estructural como en su cerramiento. Un modelo de arquitectura sostenible que la Xunta ensayó con el PAC de la Laracha y que está incorporado también en los proyectos de la ampliación del centro de salud de O Porriño o de los nuevos centros de salud de Abegondo, Antas de Ulla o Moaña y que le ha valido al Sergas el reconocimiento como socio honorífico del Clúster de la Madera.
En ese sentido, el proyecto propone una estrategia sostenible que utiliza materiales, métodos de construcción, sistemas energéticos e infraestructuras de instalaciones que siguen los principios C2C de economía circular apostando por un desarrollo inteligente y sostenible que relaciona y copia los ciclos cerrados de los procesos naturales, usando el máximo de energías renovables en el proceso de la construcción y utilización.
Así, el edificio, que constará de 11 alturas con una cubierta plana, incorporará cubiertas, patios y paramento que irán tejiendo junto al desarrollo funcional un acabado vegetal que aísla cubiertas, viste muros y planea pequeños jardines que contribuyen a la percepción amable del edificio. Todo esto ofrece una imagen de conjunto, en la que tienen un protagonismo importante los elementos vegetales: la piel es verde, apareciendo una segunda piel de madera en el cerrado, los paramento y las carpinterías. La madera funcionará como herramienta para reducir las emisiones y mitigar los efectos del cambio climático.
Renovación de infraestructuras de atención primaria en la provincia de Ourense
Desde el año 2009, la Xunta de Galicia construyó o reformó un total de 100 centros de salud, lo que supuso actuar sobre mas de 75.000 metros cuadrados. A ellos hay que añadir las cinco obras que están ahora en marcha. En total, la Administración autonómica invirtió, en estos 12 años, más de 120 millones de euros en infraestructuras sanitarias de atención primaria.
En particular, en la provincia de Ourense, en los últimos años se pusieron en marcha nuevos centros de salud como lo de A Merca, Toén, Entrimo, Vilar de Santos, Vilamarín, Barbadás, Pontedeva, Pereiro de Aguiar y Paderne de Allariz y las reformas de A Peroxa (OsPeares) y de Carballeda de Avia, mientras que se encuentran iniciadas las reformas en los centros de salud de Arnoia y Ribadavia.
Para continuar con este esfuerzo, el Gobierno gallego aprobó en 2021 el Plan de Infraestructuras Sanitarias de Atención Primaria, que en el caso de la provincia de Ourense, contempla la construcción de ocho centros y una reforma.
Así, mientras la fase 0 incluye el CIS de la ciudad de Ourense y el nuevo centro de salud de A Rúa (ambos con los proyectos ya adjudicados), en la fase 1 se contemplan los nuevos centros de salud de Boborás y Molinos (los cuáles ya se firmaron con los ayuntamientos los convenios para cesión de las parcelas) y O Carballiño (sobre el que se remitió propuesta de protocolo de colaboración al ayuntamiento), mientras que en la fase 2 proyectara la construcción de nuevos centros en Allariz, Montederramo y en el barrio de Mariñamansa de la ciudad de Ourense, así como la reforma del centro de salud y PAC de Viana do Bolo.

SIGUENOS EN TELEGRAM

Comentarios (0)
Publicar comentario