La Xunta subraya que gracias a la intervención ambiental en la laguna de Baldaio se garantizan la protección de este espacio natural y los intereses del sector marisquero

Ángeles Vázquez explica que la actuación ejecutada, con una inversión de más de 36.000 €, permitió recuperar plenamente la conexión entre la laguna interior y el mar
Publicado por o día 11/04/2022 na sección de A Coruña,Galicia,Medio Ambiente,Xunta de Galicia

La Xunta subraya que gracias a la intervención ambiental en la laguna de Baldaio se garantizan la protección de este espacio natural y los intereses del sector marisquero

La intervención ambiental ejecutada por la Xunta de Galicia en la laguna de Baldaio, en Carballo, garantizadora de forma integral y estable a lo largo del tiempo a protección de los valores naturales de este espacio y los intereses del sector marisquero que trabaja en la zona.

Así lo subrayaron esta mañana a conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, y la conselleira del Mar, Rosa Quintana, en el marco de una visita para conocer el estado de esta zona húmeda tras la actuación llevada a cabo por el Ejecutivo gallego en 2020 con el fin de regular su caudal hídrico y garantizar la conexión entre la laguna interior y el mar, con independencia de las condiciones meteorológicas.

En este sentido, la responsable de Medio Ambiente explicó que la intervención de la Xunta fue necesaria porque durante el invierno la acción combinada de las mareas y de los temporales acabó erosionando de forma intensa la barrera natural que separa el humedal de la playa, provocando una pérdida considerable de los medios dunares que permitía, de este modo, la entrada de agua marino y el depósito de importantes cantidades de arena en la laguna.

El otro efecto negativo que obligó a actuar, segundo indicó la conselleira, se detectó en el funcionamiento de la antigua presa, que quedó inutilizada en la práctica ya que la acumulación de arena impedía cualquier tipo de intercambio de agua entre la laguna y el mar.

Por este motivo, Ángeles Vázquez explicó que la Xunta decidió intervenir para, en primera instancia, reducir de forma controlada y progresiva el volumen de agua acumulado en el humedal, y en una segunda fase, mejorar el flujo entre la laguna interior y el mar, una regulación que en aquel momento no se podía conseguir de forma natural.

Tal y como pudieron comprobar hoy sobre el terreno, el resultado de las actuaciones acometidas —con una inversión de más de 36.000 euros y en las que se contó con el asesoramiento y colaboración del Instituto de Biodiversidad Agraria y Desarrollo Rural (Ibader)— fue todo un éxito y gracias a ellas se logró recuperar plenamente el funcionamiento intermareal habitual de la laguna interior.

Una vez conseguidos los objetivos iniciales, la conselleira de Medio Ambiente avanzó que se realizará un “seguimiento continuo” del humedal de Baldaio con el fin de supervisar que sigue abierta la conexión entre la laguna interior y el mar y se mantienen las mejores condiciones para asegurar un equilibrio entre los valores naturales de esta zona y la actividad económica que se desarrolla en la misma.

Apuesta por la Asociación de Mariscadoras Fonte de Santa Helena

La conselleira del Mar, por su parte, coincidió también en subrayar que las actuaciones realizadas por la Xunta en la laguna de Baldaio son una buena muestra de que se pueden conjugar los intereses ambientales con los del sector marisquero dado que la actividad del sector es compatible con la preservación de los hábitats.

Por eso, explicó que el Ejecutivo gallego va a seguir trabajando para cuidar el medio ambiente y proteger la actividad marisquera que desarrolla la Asociación de Mariscadoras Fonte de Santa Helena de Baldaio, que multiplicó por cinco desde 2018 tanto su producción como la facturación.

En presencia del presidente de los mariscadores de la zona, Alfredo Castro, que acompañó a las conselleiras durante la visita, Rosa Quintana también incidió en que el cuidado de este espacio singular y la apuesta por el marisqueo contribuyen a crear empleo, generar riqueza, dinamizar el rural y fijar población en el entorno. En esta línea, recordó que la Consellería del Mar pone todos los años ayudas a disposición del sector con el objetivo de mejorar la productividad de los bancos marisqueros y que desde 2009 aprobó distintos proyectos de la agrupación de mariscadoras de Baldaio por importe de cerca de 60.000 euros con la finalidad de mejorar el estado de sus zonas de trabajo.

Comentar noticia

Your email address will not be published.