La Xunta subraya su compromiso con la puesta en valor del patrimonio cultural y con la conservación de los restos arqueológicos de la provincia de Ourense

El delegado territorial explicó que la Consellería de Cultura, Educación, Formación Profesional y Universidades va a invertir 16.117,20 euros en la edición de este año

El delegado territorial de la Xunta en Ourense, Gabriel Alén, se desplazó esta mañana al ayuntamiento de Boborás para acercarse al Castro de Cameixa, coincidiendo con el comienzo de los trabajos de excavación y consolidación, en los que la Consellería de Cultura, Educación, Formación Profesional y Universidades va a invertir 16.117,20 euros en la edición programada para este año.

El delegado territorial significó la importancia de estas acciones de conservación, pues “nuestro patrimonio cultural es una parte fundamental de nuestra identidad como comunidad y a nivel individual”. “También – continuó el delegado- es una característica integral del entorno en el que vivimos, trabajamos o simplemente los gustan visitar”.

Para Gabriel Alén comprender nuestro patrimonio cultural nos ayuda a entender “una parte importante de quién somos y cuál es nuestra posición en el mundo y en la vida en general”; y añadió que “también nos hace comprender mejor el potencial de recursos con que contamos y a d´´onde queremos llegar o en qué podemos llegar a convertirnos”.

Por eso, el representante del Gobierno gallego puso en valor el compromiso de la Xunta de Galicia con la significación del patrimonio cultural y con la conservación de los diferentes restos arqueológicos de la provincia de Ourense y de la Comunidad.

La Consellería de Cultura, Educación, Formación Profesional y Universidades también está llevando a cabo distintas intervenciones arqueológicas en la provincia; en el castro de Sansón de Camba, en Castro Caldelas (17.600€); en el Castro de Armeá, en Allariz, (20.000€); en el Foxo do Lobo, en Muíños, (27.000€) y en el Castro de Garcián, en Beariz (13.745€).

Los trabajos

El delegado territorial explicó que los trabajos a desarrollar consistirán en la limpieza y desbroce, a raya arqueológico, de la vegetación de la zona de actuación y su entorno más inmediato, esto es, la parcela de actuación y acceso a la misma.

Posteriormente, se llevará a cabo a excavación con metodología arqueológica, de un área de aproximadamente de unos 100 metros cuadrados, situada en el ángulo SE del castro con el fin de exhumar parte de los restos arqueológicos descubiertos tanto en las excavaciones de los año 40 del siglo pasado cómo de la campaña del año 2021. Sería una ampliación de los sectores norte y oeste del excavado en las campañas anteriores.

A continuación se efectuará una diagnosis y consolidación de las estructuras exhumadas, garantizando en todo caso unas condiciones de conservación idóneas para su visita. Esta consolidación se hará siguiendo criterios de máximo respeto al original, mínima intervención, reversibilidad y uso de materiales compatibles.

También se aportará documentación fotográfica y planimétrica del área de actuación y de las diferentes fases. Vídeo y fotografía aérea (oblicua y vertical) y fotogrametría digital 3D.

El Castro de Cameixa

El Castro de Cameixa se sitúa en el ayuntamiento ourensano de Boborás, en concreto, en la parroquia de San Martiño de Cameixa, lugar de Cameixa. Se trata de un castro de obligada referencia en la bibliografía especializada puesto que fue uno de los primeros castros que se excavó con cierta metodología arqueológica (años 40 del siglo XX) y que aportó dataciones absolutas de C14 que permitieron replantear los distintos períodos de la cultura castreña. Presenta dos recintos amurallados e incluso otro antecastro más exterior pero sin defensas bien definidas. Fue excavado en los años cuarenta del siglo pasado por Florentino López Cuevillas y Xaquín Lorenzo Fernández dejando a cielo abierto parte de un tramo de muralla junto con dos construcciones circulares y una cuadrangular. Fruto de la excavación se exhumaron restos cerámicos, pétreos, orgánicos (bellotas y legumbres carbonizadas) y metálicos que abarcan un espectro cronológico que iría desde el siglo VI A.C. hasta el I o incluso II d.C.

Desde el año 2018 se están llevando a cabo campañas arqueológicas anuales para la puesta en valor del dicho yacimiento: en 2018 se procedió a seleccionar la zona de excavación partiendo de los dibujos de Xaquín Lorenzo con motivo de localizar y exhumar los restos de estructuras que se registraron en las excavaciones de los años cuarenta, cuadriculando una zona de unos 100 *m2. En el año 2019 se procedió a seleccionar la zona de excavación cuadriculando una zona de unos 120 *m2 (excavando una superficie de 80 m2), y continuando con las ya excavadas en el año 2018. En el año 2020 se procedió a cuadricular unos 80 m2 y se continuó con los restos estructurales encontrados en 2019. El objetivo era por un lado, completar el cierre de la estructura cuadrangular que se superpone a la circular en el sector norte y por otro lado ampliar la excavación a una zona no excavada por X. Lorenzo con el fin de definir/comprobar datos estratigráficos y de materiales necesarios para seguir avanzando en la investigación de este yacimiento.

SIGUENOS EN TELEGRAM

Comentarios (0)
Publicar comentario