La Xunta y el ayuntamiento de Sober inician una nueva campaña arqueológica en el ‘hórreum’ romano del yacimiento de Proendos

Los últimos trabajos hechos por el Gobierno gallego en este espacio sacaron a la luz esta estructura única en la Comunidad Autónoma

La Xunta de Galicia y el Ayuntamiento de Sober inician hoy una nueva fase de excavación en el yacimiento arqueológico de Proendos, en Sober, con el objetivo de consolidar el hórreum romano salido a la luz en los últimos trabajos hechos por el Gobierno gallego en este espacio y que supone una estructura única en la Comunidad Autónoma. Se trata de una intervención que da continuidad a las actuaciones impulsadas en los últimos años y en los que ya se descubrieron numerosos materiales de amplia cronología que van desde el siglo I hasta el siglo V.

En esta ocasión, a través de un convenio de colaboración firmado con el Ayuntamiento de Sober, los profesionales de la empresa Tiempos Arqueólogos trabajarán en la zona del hórreum para consolidar su estructura y finalizar la excavación hasta el límite de la parcela disponible. Asimismo, también se acondicionará la zona arqueológica para que pueda ser visitada por el conjunto de la ciudadanía.

En concreto, los trabajos arqueológicos que se ponen hoy en marcha consistirán en una excavación arqueológica en una superficie de 35 metros cuadrados con el fin de definir espacialmente el hórreum para, posteriormente, recoger muestras y tomar imágenes topográficas y en 3D. A continuación, se hará una diagnosis del estado de conservación y de los procesos de alteración de las estructuras exhumadas.

Los trabajos se completan con la instalación de postes delimitadores, la colocación de una mesa interpretativa y la puesta en marcha de acciones de divulgación para dar a conocer los trabajos realizados y el valor de este yacimiento entre la ciudadanía.

Hay que recordar que en este lugar se ha constatado desde la antigüedad, a través de hallazgos casuales e intervenciones no sistemáticas, la aparición de significativas evidencias materiales de adscripción romana que van desde un gran número de fragmentos de tégula, ladrillos y cerámica, hasta varios fragmentos de columnas, capiteles, basas, epígrafes y restos de canalizaciones de granito, muchos de los cuales aún se conservan en los muros de cierre y en el interior de las casas del actual pueblo de Proendos.

Desde el año 2019

Los últimos trabajos impulsados en este yacimiento finalizaron hace sólo unos meses con dos sondeos manuales centradas en la zona donde se encuentra la estructura tipo hórreo y en las cercanías de la iglesia de Santa María de Proendos para comprobar la posible existencia de unas estructuras circulares.

En conjunto, las intervenciones hechas permitieron constatar la existencia de un hipocausto, una estancia hueca que los romanos solían construir debajo del suelo en las habitaciones de las viviendas y en los baños para que circulase el aire caliente. También se localizó un ábside circular, un elemento arquitectónico de origen romano presente tanto en edificios religiosos como seculares, y una hipotética horrea romana. A estas aportaciones se suman los numerosos materiales o los restos de las estructuras de las edificaciones o la aparición de un mosaico romano que no se conserva íntegro, pero del que sí aparecieron varios fragmentos reducidos.

SIGUENOS EN TELEGRAM

Comentarios (0)
Publicar comentario