La Xunta y el sector diseñan de una veintena de proyectos por valor de 372 M€ que avalan la necesidad de un PERTE cultural

Culmina así un proceso participativo iniciado en febrero para que el sector cultural presentara propuestas culturales susceptibles de optar a los fondos europeos
Publicado por o día 14/06/2022 na sección de Educación,Galicia,Santiago,Xunta de Galicia

La Xunta y el sector diseñan de una veintena de proyectos por valor de 372 M€ que avalan la necesidad de un PERTE cultural

El conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, presentó hoy el resultado del proceso participativo que la Xunta abrió este año para que la ciudadanía, sector, instituciones y administraciones públicas presentaran propuestas culturales susceptibles a optar a fondos europeos y que serán enviadas en un documento final al Gobierno central solicitando un PERTE cultural.

Durante lo proceso se presentaron un total de 82 aportaciones por parte de 55 entidades, entre asociaciones, universidades, museos, fundaciones, editoriales y empresas privadas. De todos ellos, la mayor parte, un total de 71, fueron propuestas que sirven para enriquecer, mejorar y completar las ocho iniciativas ya esbozadas por parte de la Xunta. El resto, un total de 11, son proyectos nuevos que se incorporan. De este modo, la Xunta trasladará a Madrid un total de 19 proyectos vinculados con el patrimonio, las artes escénicas, los museos, las industrias creativas, la música o el audiovisual, que cuentan con un presupuesto global próximo a los 400 M€.

“Las cifras demuestran que este proceso cumplió sobradamente sus objetivos con un listado de iniciativas fruto del debate, diálogo y el intercambio de ideas con las principales demandas del sector cultural. También movilizamos e implicamos a todos los agentes de esta industria en el proceso de transformación que supondrán los fondos europeos”, expresó el titular de Cultura de la Xunta. Como indicó, este proceso participativo constata, además que es momento de avanzar en aspectos como “la mejora de la competitividad, la sostenibilidad, la transformación digital o la internacionalización de la cultura”, algo para lo cual el Gobierno central “debe estar a la altura de las circunstancias y poner en marcha un PERTE que nos ayude a reforzar y fortalecer el sector, como venimos reclamando desde hace meses”.

Como trasladó durante el acto, herramientas como los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE), que ya se están llevando a cabo con fondos europeos en otros sectores, deben llegar también a la cultura para reconocer así su peso en la actividad económica del país. En este sentido, es necesario que el Gobierno central “rectifique y comprenda que el sector cultural ocupa un papel central en nuestra economía y en nuestra sociedad y que es necesario apostar más que nunca de manera decidida por su fortalecimiento”, expressou.

Ocho propuestas enriquecidas

Este proceso participativo sirvió, por una parte, para enriquecer los ocho proyectos iniciales que Galicia ya había diseñado y que fueron debatidos y dialogados en los últimos meses. Fueron tres los que concentraron las mayores aportaciones. Se trata de Cultura Emergente, para difundir el resultado de los procesos creativos dentro y fuera de Galicia que se viene de mejorar gracias a las propuestas, por ejemplo, de la Asociación del baile y la música de tradición gallega para conformar un amplio programa cultural centrado en el folclore. La iniciativa Cultura Circular, para la digitalización de la cultura gallega, incorpora aportaciones, por ejemplo, de la Universidad de Vigo con una plataforma online que reúna, preserve e investigue toda la documentación relativa a las artes escénicas de Galicia.

También se enriquece Nuestra huella, para la mejora de bienes singulares del patrimonio, que incorpora aportaciones de la Asociación para la defensa del Patrimonio Cultural Gallego (Apatrigal) con una base de datos digitalizada que incluya todos los bienes patrimoniales de Galicia, y las propuestas del Instituto de la Lengua Gallega que sugiere poner en marcha una plataforma hipertextual y multimedia para divulgar el patrimonio histórico-cultural.

Junto a ellas, la Xunta también presentará al Gobierno central los otro cinco proyectos inicialmente diseñados: Museo , para potenciar su innovación; Confines de los verdes castros, para la recuperación del patrimonio arqueológico, y Ribeira Sacra, para reforzar la conservación en su candidatura a Patrimonio Mundial. También otros que ya arrancaron como el proyecto Stellae 5.0, en colaboración con la red CRUSOE (Conferencia de Rectores de las Universidades del Sudoeste Europeo), para impulsar la transición digital de los recursos patrimoniales de los Camino de Santiago, y el Proyecto Nosotros, con las universidades gallegas, para garantizar la presencia de la lengua en el nuevos desarrollo tecnológicos.

11 nuevas incorporaciones

A ellos se incorporan ahora 11 nuevos proyectos fruto de este proceso dialogado, con una inversión de 113,7 M€, de distintas tipologías desde el patrimonio, el fortalecimiento de la industria cultural y creativa, del libro, de las artes, de la música y de la investigación. Destacan, por ejemplo, la creación de una estrategia de documentación e innovación sobre las prácticas artesanales y oficios tradicionales, presentado por la delegación gallega del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); la puesta en marcha de una librería de sonidos y ritmos tradicionales gallegos, propuesta por la Fundación Paideia o un proyecto del Centro Dramático Galego para crear residencias comarcales para el fomento de las artes escénicas en el rural gallego.

Además, se suma la iniciativa del Instituto de Investigación Sanitaria (IDIS) y la Real Filarmonía para estudiar el impacto de los estímulos musicales en enfermedades como el alzhéimer, párkinson o el daño cerebral con el objetivo de desarrollar un programa de intervención musical en centros sanitarios o sociosanitarios. Se incluye también la propuesta de Apatrigal de reconstruir casas rectorales y monasterios para uso multifuncional con comunidades autogestionadas.

La creación de un espacio físico y virtual del Sistema Nacional de Inteligencia Creativa de Galicia (SNIC) para mejorar la competitividad de las industrias creativas, propuesta por la Asociación Gallega de Diseño o el proyecto de innovación y digitalización, sugerido por la Federación Gallega de Bandas de Música Populares, se incorporan también al documento junto a la creación de una oficina que asesore sobre oportunidades de financiación y acompañe al sector cultural que propone la Fundación Uxío Novoneyra; o el proyecto para la amplia difusión del barroco gallego de una manera completa y plenamente documentado, propuesta a iniciativa de la Real Academia Gallega de Bellas Artes.

También se incorporan proyectos para convertir Galicia en el centro de referencia internacional de la literatura infantil y juvenil en lenguas iberoamericanas y para crear un laboratorio de literatura infantil y juvenil, la propuesta de la Asociación Gallega de Literatura Infantil y Juvenil (GALIX) y la delegación gallega del CSIC; así como iniciativas para seguir avanzando en la digitalización del gallego junto a la Universidade da Coruña.

Proyectos tractores

“Una vez finalizado el proceso podemos decir que estamos tremendamente satisfechos, ya que presentaremos un documento con una batería de proyectos tractores consensuados por parte del sector con los que esperamos que el Gobierno central rectifique y cree el PERTE específico”, indicó Román Rodríguez.
Este proceso para la gestión de los fondos europeos en el ámbito cultural comenzó el pasado mes de febrero, con una primera jornada informativa con el sector. El trabajo continuó con jornadas participativas con ocho grupos de trabajo distribuidos en Audiovisual, Artes Escénicas, Libro, Música, Instituciones culturales (bibliotecas, fundaciones culturales, archivos y museos), Artes Visuales, Patrimonio Cultural y Lengua que se reunieron en los últimos meses y de cuyo diálogo se elaboró este documento final.

Comentar noticia

Your email address will not be published.