La Xunta y la Universidad de Santiago trabajarán conjuntamente para convertir en recursos productos recuperados en las depuradoras, avanzando en la economía circular de la gestión del agua

El acuerdo, con una aportación autonómica de casi 340.000€ y vigencia hasta el 31 de mayo de 2023, tiene como fin poner en valor productos generados en las estaciones de tratamiento: energía, bioplásticos o elementos de interés para determinados sectores industriales
Publicado por o día 27/07/2022 na sección de Galicia,Santiago,Sucesos,Xunta de Galicia

La Xunta y la Universidad de Santiago trabajarán conjuntamente para convertir en recursos productos recuperados en las depuradoras, avanzando en la economía circular de la gestión del agua

La Xunta de Galicia y la Universidad de Santiago de Compostela trabajarán conjuntamente para convertir en recursos productos recuperados en las depuradoras, avanzando en la economía circular de la gestión del agua.

La conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, y el rector de la Universidad de Santiago de Compostela, Antonio López Díaz, firmaron hoy un convenio de colaboración para el impulso de la circularidad en el ciclo integral del agua en Galicia, en el marco del proyecto Innovaugas 4.0.

El acuerdo hoy rubricado cuenta con una aportación autonómica de cerca de 340.000 € y tendrá vigencia hasta el 31 de mayo de 2023.

Segundo detalló la conselleira, el objetivo de esta colaboración es poner en valor todos los productos que se generan en una depuradora, además del propio agua tratado: energía, agua apto para otros usos, bioplásticos, ácidos grasos volátiles u otros elementos de interés para determinados sectores industriales y para la sociedad en general.

Para eso, los técnicos de Augas de Galicia y de CRETUS, el Centro Interdisciplinar de Investigación en Tecnologías Ambientales de la Universidad de Santiago, realizarán una diagnosis de oportunidades de economía circular en la gestión del ciclo del agua y establecerán metodologías de trabajo para cuantificar los avances en la recuperación de productos en las distintas depuradora.

Los técnicos trabajarán codo a codo en la consecución de una percepción social favorable para usos de agua reciclada y de los recursos recuperados de aguas residuales; y avanzarán en propuestas para la implantación del modelo de economía circular.

Entre otras acciones, se abordará el potencial de producción de energía en determinados procesos de depuración, se ahondará en las posibilidades de la producción de ácidos grasos volátiles, en la obtención de bioplásticos, en la identificación de barreras ambientales que dificulten la utilización del agua regenerada o en el aprovechamiento de la materia orgánica en la línea de lodos.

También se analizará la capacidad de las depuradoras para recibir y tratar adecuadamente residuos procedentes de fosas sépticas, con el fin de avanzar en un modelo de gestión que integre el saneamiento urbano y rural.

Ethel Vázquez se refirió a la economía circular como un proceso “profundamente transformador de la sociedad” y destacó que el proyecto Innovaugas 4.0 pretende ser ese trampolín que nos impulse hacia ese objetivo de la circularidad utilizando sistemas de simulación avanzada en la explotación de estaciones depuradoras de aguas residuales de tamaño mediano y pequeño.

Innovaugas 4.0

La colaboración firmada hoy se enmarca en el proyecto de la Xunta Innovaugas 4.0, dotado con 7 M€, cofinanciado en un 80% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Operativo Pluriregional de España (POPE) 2014-2020.

Se trata de buscar nuevas soluciones para la gestión integrada de las aguas, optimizar los recursos hídricos y dar respuesta a largo plazo a las demandas de los diferentes usos del agua.

La conselleira recordó que para dar respuesta al reto de la economía circular del programa Innovaugas, la Xunta tiene en ejecución, con una inversión de más de 1,5 M€, los servicios para el desarrollo de un sistema para optimizar el consumo energético y garantizar la calidad del agua vertida al medio.

Indicó que el propósito es conseguir un servicio de tratamiento y análisis avanzado de datos en tiempo real para facilitar la toma de decisiones en la gestión de las plantas de tratamiento de aguas residuales e implantar los principios de la economía circular en el ciclo del agua.

Señaló que la solución se desarrollará, a modo de experiencia piloto, en las depuradoras de Baiona, Nigrán y Gondomar, con el fin de cubrir el mayor rango de procesos habituales de estas instalaciones de pequeño y mediano tamaño.

La titular de Infraestructuras y Movilidad, remarcó, además, que el programa Innovaugas 4.0 fue seleccionado en 2020 por el Ministerio de Ciencia e Innovación en la Línea de Fomento de la Innovación desde la Demanda y de la Compra Pública Innovadora y galardonado recientemente como mejor iniciativa pública en el sector del agua en los premios ‘Water Europe Innovation’.

Comentar noticia

Your email address will not be published.