La Xunta y la USC colaborarán en un proyecto trasnacional para la restauración integrada de los hábitats de las Islas Cíes, Ons y Sálvora

La iniciativa LIFE insular busca implementar una estrategia de conservación sostenible de las dunas costeras y de los brezos secos presentes en espacios insulares atlánticos de la Red Natura 2000 con el reto de revertir la situación de su paisaje a la de hace 70 años
Publicado por o día 29/08/2022 na sección de Galicia,Lugo,Medio Ambiente,Xunta de Galicia

La Xunta y la USC colaborarán en un proyecto trasnacional para la restauración integrada de los hábitats de las Islas Cíes, Ons y Sálvora

La Xunta y la Universidad de Santiago de Compostela (USC) colaborarán durante los próximos cinco años en el proyecto trasnacional LIFE insular para conseguir la restauración integrada de los hábitats de las islas Cíes, Ons y Sálvora, pertenecientes al Parque Nacional marítimo-terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia.

El papel de coordinadora recaerá sobre la USC mientras que el Gobierno autonómico se encargará de la ejecución técnica de la iniciativa, tal y como se recoge en el convenio firmado esta mañana en el Instituto de Biodiversidad Agraria y Desarrollo Rural (Ibader) entre la conselleira de Medio Ambiente, Terriorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, y el rector compostelano, Antonio López.

El objetivo del proyecto es promover un estado de conservación favorable de los hábitats de los espacios insulares pertenecientes a la Red Natura 2000 en el Océano Atlántico, al tiempo que se aumenta su resiliencia como medida de adaptación al cambio climático. A tal fin, se pondrá el foco de atención sobre 8 Zonas de Especial Conservación localizadas en 5 islas que son —además de las tres gallegas— La Graciosa, en Canarias, e Irlanda.

A través de esta iniciativa de colaboración trasnacional se minimizará el impacto de posibles perturbaciones externas sobre las zonas de actuación —riesgo de vendavales, erosión eólica catastrófica…— y, tal y como explicó la conselleira, se buscará también una recuperación del paisaje natural de estas islas con el reto de “revertir” la situación a la que había 70 años atrás.

Para conseguir estos objetivos, el proyecto prevé ejecutar sobre el terreno una serie de actuaciones centradas en los tipos de hábitats 2130 y 4030, correspondientes a las dunas costeras con vegetación herbácea y a los brezos secos europeos (brezales).

Este papel le corresponderá en Galicia a la Consellería, que ejecutará acciones de eliminación y control de especies exóticas invasoras; supresión de plantaciones forestales; y medidas de protección frente a actividades humanas que incidan en estos hábitats, como pueden ser el control del tránsito de visitantes o la instalación de captadores pasivos de arena.

Asimismo, el proyecto incluye una estrategia de sensibilización y difusión pública mediante jornadas en fechas señaladas, como el Día de la Red Natura 2000 o el Día europeo de los parques nacionales, así como acciones de voluntariado, talleres escolares y colocación de paneles informativos, entre otras. Por último, también se prevé un plan de conservación una vez finalizado el LIFE insular —con fecha de finalización prevista para el 31 de diciembre de 2026—, lo que permitiría darle seguimiento y continuidad.

Tras la firma del convenio de colaboración con la USC, Ángeles Vázquez subrayó la importancia de este proyecto trasnacional para Galicia, que además lidera la iniciativa al albergar 3 de las 5 islas en las que se centrarán los trabajos de restauración y gestión sostenible de los hábitats insulares.

En este sentido, hace falta recordar que el Parque Nacional de las Islas Atlánticas es el único espacio natural gallego que concentra 6 de las principales figuras de protección medioambiental a nivel internacional, por lo que el LIFE insular permitirá proteger la riqueza natural que le valió estos reconocimientos y prepararlo para afrontar los retos del cambio climático.

Presupuesto plurianual y socios

Con un presupuesto de más de 5,2 millones de euros a ejecutar hasta 2026, a la Xunta le corresponderá un presupuesto estimado en casi 750.000 euros, de los cuales 300.000 euros irán destinados a gastos en inversiones; mientras que la USC tendrá una financiación asignada de 1,08 millones como beneficiario coordinador.

La aportación económica del proyecto por parte de la Unión Europea ascenderá a 3,95 millones de euros canalizados a través del programa LIFE, dedicado de forma exclusiva al medio ambiente y a la acción por el clima.

Entre los otros socios que se beneficiarán de este proyecto trasnacional hace falta citar también al Organismo Autónomo de Parques Nacionales y por la parte irlandesa, al Department of Housing, Local Government and Heritage y el Coillte CGA.

Comentar noticia

Your email address will not be published.