Las últimas tendencias para reformar el hogar

Cada época tiene sus modas, el minimalismo, el estilo industrial, el rústico, o el mediterráneo, que es lo que marca tendencia en estos momentos en la decoración de interiores
Publicado por o día 13/09/2021 na sección de Hogar

tendencias para reformar el hogarReformar el hogar supone todo un reto, por un lado, es emocionante, ya que se trata de mejorar el aspecto de nuestro hogar según el gusto propio, pero, por otro lado, las dudas e incertidumbres sobre los materiales, estilos y presupuestos pueden llegar a pesar mucho. También puede ocurrir que la reforma sea por necesidad, por desgaste de uso, porque ha crecido la familia, o por algún siniestro inesperado.

De todos modos, hay que contar con el consejo y guía de profesionales para llevar el proyecto adelante. En este sentido, Nexdom del RACC dispone de especialistas en reformas y diseño de interiores que se adaptan a las necesidades de cada cliente. El equipo profesional diseña un proyecto a medida con presupuesto cerrado y todas las garantías y profesionalidad del RACC.

Sea el tipo de reforma que sea, integral, de la cocina, del baño, de los suelos, la renovación de las paredes o la climatización, es importante contar con buenos profesionales que, no solo hagan bien su trabajo, sino que ofrezcan las mejores ideas y tendencias del mercado. Y hablando de tendencias, las reformas de inspiración mediterránea están de moda.

El estilo mediterráneo triunfa en decoración

Más allá de diseñar espacios frescos y coloridos, el estilo mediterráneo conquista por ser sinónimo de luz y vitalidad. Es un estilo acogedor, pero vital, donde los materiales y colores recrean la esencia de la naturaleza. Así, el hierro, el barro, la madera y la piedra son protagonistas tanto en muebles, como en vigas y acabados.

Este estilo tiene un aire rústico, pero sin caer en la sobrecarga, puesto que al combinarse con el hierro ofrece ligereza y modernidad, al tiempo que deja entrar la luz en los espacios y los hace más livianos a la vista. 

Lo mismo ocurre con los tonos, como el azul marino y el turquesa, el índigo o el color aguamarina, que mezclados con el blanco y los grises pálidos crean un ambiente perfecto para la relajación. Las fibras naturales y la madera terminan de darle el punto perfecto con el que este estilo consigue conquistar a quienes se acercan a él. A modo resumen se puede decir que las características principales son las siguientes:

  • La luz natural y las vistas al exterior son fundamentales, así como los espacios abiertos.
  • Las ventanas y puertas y los revestimientos interiores son en arco.
  • Las vigas se dejan a la vista.
  • Predominan las paredes de piedra natural y los suelos de baldosa o madera.
  • Los espacios interiores tienden a ser amplios y ventilados.
  • Uso de materiales naturales como madera, ratán, azulejos, cerámica, terracota, hierro forjado, lino y algodón.
  • Paleta neutra con paredes de yeso blanco y acabados naturales.
  • Colores predominantes los verdes y azules, pero también los amarillos y los tonos dorados.

En cuanto al espacio en general, se planifica prestando mucha atención a la vida en común o familiar, incluyendo múltiples opciones de asientos, y una gran mesa de comedor.

Cómo conseguir un estilo mediterráneo

En primer lugar, hay que concentrarse en lo esencial, que es tener un espacio limpio, despejado y ordenado. Lo siguiente es optar preferiblemente por tonos de blanco o gris claro para las paredes. El suelo a poder ser de madera con tablones anchos o baldosas grandes en todo el espacio.

Para los acabados, los materiales crudos como la piedra natural, la madera sin terminar, el bambú o el cemento van perfectos. Es importante resaltar la arquitectura existente o añadir detalles como vigas de madera, piedra o azulejos de imitación para darle un aire mediterráneo más auténtico.

Para la decoración, los materiales naturales para los muebles y objetos decorativos es esencial. El ratán, mimbre, paja, cuerdas, yute, lino o algodón son las mejores opciones. Se han de utilizar también alfombras de tejidos planos en materiales naturales y tonos suaves. Elegir objetos rústicos artesanales, como cerámicas, cuencos, cestas y jarrones darán el toque definitivo a la decoración de estilo mediterráneo que se está buscando.

En definitiva, hay que aprovecha al máximo la luz natural con ventanas descubiertas, persianas solares o cortinas traslúcidas, también por medio de cristaleras correderas para combinar la vida interior y exterior cuando sea posible.

En el exterior, ya sean patios, balcones o terrazas, la estética ha de ser coherente con el interior y estar igual de cuidada y pensada. Y si el clima y el espacio disponible lo permiten, la vegetación mediterránea como olivos o limoneros en macetas sería perfecto. Si no, las plantas como suculentas, cactus u otras especies vegetales similares también encajan con el estilo buscado.

Pero, sin duda, la mejor forma de conseguir una reforma adecuada a nivel estructural y estético, siempre es conveniente consultar con expertos en la materia.

Comentar noticia

Your email address will not be published.