Los niños de los países más ricos del mundo se enfrentan a problemas de salud mental y obesidad, y carecen de destrezas en lectura y matemáticas

Un nuevo informe sitúa a España en el puesto 6 en bienestar general de la infancia sobre un total de 38 países, siendo el sobrepeso su punto débil y la salud mental su mejor indicador.
Publicado por o día 03/09/2020 na sección de Social,UNICEF

Los niños de los países más ricos del mundo se enfrentan a problemas de salud mental y obesidad, y carecen de destrezas en lectura y matemáticas

El suicidio, la infelicidad, la obesidad y la falta de destrezas sociales y académicas se han convertido en características demasiado comunes de la infancia en los países de ingresos altos, según el último informe publicado por la Oficina de Investigación de UNICEF-Innocenti.

Esta nueva edición de los informes Report Card de UNICEF –que llevan 20 años publicándose- utiliza datos nacionales comparables para clasificar a los países de la UE y la OCDE en materia de bienestar de la infancia. El informe Report Card-16. Mundos de influencia: ¿Cuáles son los determinantes del bienestar infantil en los países ricos? utiliza datos anteriores a la pandemia de COVID-19 y presenta una clasificación de acuerdo con la salud mental y física de los niños y el conjunto de destrezas académicas y sociales. Según estos indicadores, los Países Bajos, Dinamarca y Noruega son los tres mejores lugares para ser niño entre los países ricos.

“Muchos de los países más ricos del mundo tienen los recursos necesarios para brindar una buena infancia a todos los niños y, sin embargo, les están fallando”, ha asegurado Gunilla Olsson, directora de UNICEF-Innocenti.

Hallazgos clave del informe Report-Card-16 en España:

España ocupa el puesto 6 en bienestar de la infancia (sobre un total de 38 países), sumando las 3 variables de bienestar mental, bienestar físico y destrezas, aunque también preocupan los efectos de la COV-19: “Este informe demuestra que ya antes de la pandemia, en los países más ricos del mundo, la vida cotidiana de millones de niños y niñas estaba muy alejada de lo que podríamos considerar una infancia feliz. España no es una excepción, y aquí también prevemos que la situación empeorará debido a los efectos de la pandemia y de las medidas de contención”, ha explicado Javier Martos, director ejecutivo de UNICEF España. Entre los resultados de nuestro país recogidos en el informe, destacan:

·         Bienestar físico: Es donde España obtiene su peor dato (puesto 23). 1 de cada 3 niños y niñas en España –el 34%- de entre 5 y 19 años tiene sobrepeso u obesidad. “Esto nos preocupa especialmente”, ha asegurado Javier Martos. “No solo por lo estrictamente físico, sino porque la obesidad se relaciona también con un peor rendimiento escolar y con trastornos de autoestima. Desde UNICEF proponemos mejorar la sensibilización a niños y familias, construir entornos de alimentación sanos, respetar las horas de sueño y promover la reformulación de los productos con ingredientes más sanos”.

·         Salud mental: España ocupa la 3ª posición del ranking. El 81,7% de los adolescentes de 15 años se sienten muy satisfechos con sus vidas, seis puntos por encima de la media (75,7%). La tasa de suicidio en España es del 2,6% entre adolescentes y jóvenes de entre 15 y 19 años por cada 100.000 niños, de las más bajas de Europa (la media en el informe se sitúa en 6,5%). Una de las variables que más influye en el nivel de bienestar mental es el alto grado de apoyo de las familias a los jóvenes de 15 años.

·         Destrezas: El desarrollo de las destrezas académicas y sociales de los niños y niñas en España también se encuentra en el tercio superior del ranking. 2 de cada 3 adolescentes de 15 años, el 67%, tienen un dominio básico de comprensión lectora y matemáticas. El 81% de los adolescentes de 15 años declara hacer amigos fácilmente (habilidades sociales), lo que pone de manifiesto que los niños y niñas sienten confianza en sus relaciones interpersonales.

El informe también clasifica a los países según sus políticas de apoyo al bienestar infantil incluyendo el contexto (economía, sociedad y medioambiente) y las políticas (sociales, educativas y sanitarias) de infancia y familia. En este sentido, España se sitúa en el puesto 33 de 41 países, cerca de Italia, Bulgaria o EE.UU. Entre los motivos, están los resultados de España en:

·         Pobreza infantil: el porcentaje de niños y niñas que vive en hogares con ingresos por debajo del 60% de la renta media nacional era del 26,8% en 2018, lo que situaba a España por debajo de Bulgaria y en el grupo de países como México, EE.UU. y Turquía. Una situación que ha empeorado en los últimos años, ya que la última Encuesta de Condiciones de Vida del INE con datos de 2019 sitúa la pobreza en España en el 27,4%.

·         Conciliación: de los 24 países analizados, una media del 39% de trabajadores encuentran difícil atender a sus responsabilidades familiares. España se sitúa entre los países con jornadas laborales más largas (media superior a las 40 horas semanales).

·         Educación 0-3: padres y madres de hijos de 0 a 3 años tienen unas necesidades no cubiertas de servicios de escuela infantil en 22 países europeos, siendo España el que tiene un índice más alto, con un 33%.

Análisis indicadores bienestar infantil en Galicia

·         Bienestar físico: 1 de cada 5 niños y niñas de 2 a 17 años en Galicia tiene obesidad o sobrepeso* (20,8%), siendo la media en España para estas edades del 17,5%. Estilos de vida sedentarios, el excesivo tiempo dedicado a las pantallas o los hábitos alimenticios son algunos de los factores que lo promueven. “El sobrepeso y la obesidad están estrechamente ligados a la diabetes, el cáncer o las enfermedades cardiovasculares y respiratorias, pero también se relaciona con problemas psicosociales como un peor rendimiento escolar e incrementa la posibilidad de sufrir discriminación, estigmatización y acoso escolar” ha señalado Myriam Garabito, presidenta de UNICEF Comité Galicia.

·         Salud mental y emocional: en una escala de 0 a 10, el grado medio de satisfacción con la vida en general* de la población de 11 a 18 años en Galicia es de un 7,9, siendo la media nacional de un 8 y habiendo obtenido el mejor dato la comunidad de Extremadura con un 8,4. Es reseñable el porcentaje de jóvenes gallegos de entre 11 y 18 que se sintió triste (siempre o casi siempre)* en la última semana, el 11,5%.

·         Destrezas y educación: el 29,4% de los jóvenes (11-18 años) en Galicia se estresa o agobia mucho con el trabajo escolar*. El porcentaje que a los 12 años ha completado la educación primaria** es del 87,2% y de graduación en la ESO** del 81,2%, ambos por encima de la media nacional que se sitúan en 86,5% y 80,6% respectivamente. Si bien, la comunidad gallega dista de comunidades como Cataluña, que obtiene el mejor resultado en alumnos que completan la primaria (93,1%), y Cantabria de graduación en la ESO (88,7%)

·         Pobreza infantil: la población menor de 18 años en riesgo de pobreza o exclusión social (AROPE)*** en Galicia en 2018 es del 20%, habiendo pasado a 1 de cada 5 niños en situación de pobreza vs 1 de cada 4 en los datos de 2016 (26,4%). “A pesar de la mejora en los resultados, debemos seguir trabajando para emular a otros territorios como es el caso del País Vasco, en el que estaríamos hablando de un 13% de niñas y niños en situación de pobreza o exclusión social” ha subrayado Garabito.

·         Educación 0-2: la tasa neta de escolaridad en el primer ciclo de educación infantil** en Galicia es del 45,9%, frente al 38,2% en España. “El primer ciclo de educación infantil tiene una gran importancia para el desarrollo de los niños y niñas, y para la reducción de las desventajas educativas del alumnado procedente de entornos sociales y culturales menos favorecidos. Además, es un elemento clave de conciliación para las familias.”, ha apuntado Myriam Garabito.

Comentar noticia

Your email address will not be published.