Los restos de una barca medieval de pasaje encontrados en Ribadeo suponen la primera prueba material del transporte usado en la peregrinación a Compostela

El delegado territorial de la Xunta visitó hoy los trabajos arqueológicos, que datan la embarcación entre los años 1050 y 1260 y que sería utilizada para cruzar la ría en lugar de rodear hasta Vegadeo ante la ausencia de puentes
Publicado por o día 31/08/2022 na sección de Educación,Galicia,Lugo

Los restos de una barca medieval de pasaje encontrados en Ribadeo suponen la primera prueba material del transporte usado en la peregrinación a Compostela

La campaña arqueológica que impulsa la Xunta de Galicia en el puerto de Ribadeo viene de descubrir un hallazgo excepcional que permite por primera vez vincular el mito xacobeo a un elemento material de transporte empleado en la peregrinación a Compostela.

Se trata de una pieza longitudinal de madera labrada en forma de L, que estaba profundamente incrustada en el sedimento y que es parte de una barca medieval de pasaje que tendría su base en Ribadeo, aunque no se descarta que había pertenecido a la ribera asturiana.

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, Javier Arias, visitó esta mañana los trabajos arqueológicos, y destacó que “este hallazgo, descubierto gracias a la campaña arqueológica que la Consellería de Cultura, Educación, Formación Profesional y Universidades está llevando a cabo en la ría de Ribadeo, es importantísimo ya que aporta pruebas del transporte usado en la peregrinación a Compostela”.

Los estudios determinan además que se trata en concreto de todo el costado y el pantoque de la embarcación -a parte inferior casi plana– monóxila, y que fue construida entre los años 1050 y 1260 de nuestra era. Era utilizada para cruzar la ría en lugar de hacer un rodeo hasta Vegadeo ante la ausencia de puentes.

El puerto de Ribadeo fue canal de entrada de peregrinos debido a su vinculación a Sano Julián el Hospitalario y a la creación de un hospital para atenderlos. En la Légende de Saint Julien, escrita hacia 1260, Julián aparece como peregrino a Santiago y otros santos lugares tras escapar de su casa en Angers. Es precisamente la este momento a lo que corresponde la datación obtenida por los análisis de carbono 14 realizados.

El atractivo de las leyendas en el Camino hizo aumentar la ruta de peregrinación por este punto de la costa. Además en septiembre de 1260 se hizo una donación para, entre otros fines, establecer un barquero en Ribadeo que diera paso gratuito en la ría, facilitando así el barqueo en este punto.

Características

La pieza encontrada está tajada con herramientas metálicas tipo aixola, de un único tronco de madera de roble. Mide 727 cm de longitud, siendo el brazo vertical de 20 cm en el exterior y de 19,5 cm a parte interior del brazo inferior de la L. El espesor de la madera oscila entre los 6,3 y los 5,6 cm. Las esquinas, tanto interior como exterior son corvas.

La embarcación estaría compuesta, cuando menos, por otra pieza simétrica a la esta que cerraría el vaso en la otra banda. Tampoco se descarta la existencia de una, el más piezas planas de madera ubicadas en el fundo de la embarcación, que habían permitido ampliar la manga y, por lo tanto, la capacidad de carga.

El costado encontrado finaliza en un límite en una zona maciza, no vaciada. El otro límite finaliza con la estructura abierta, estando los bordes cortados en bisel. Esta disposición puede significar que, adherida la este límite, se había podido encontrar un espejo que cerrara la embarcación, anque tampoco son extraños los casos de embarcaciones de este tipo completamente abiertas para facilitar lo embarque de carga, animales o pasajeros. Según esto, la embarcación terminaría en una popa de sección cuadrada, abierta, en el sentido de embarcaciones mucho más primitivas en el contexto de la Europa Atlántica.

La falta de una más profunda observación, no se aprecia la existencia de elementos de unión con una hipotética traca superior que había permitido aumentar el francobordo, o sea la altura del costado. Sí existen uniones diera tipo en el fondo de la barca, la semejanza de hallazgos realizados en el norte de Europa de embarcaciones sensiblemente más antiguas que la presente.

Campaña

La campaña arqueológica en la ría de Ribadeo, que de la continuidad la otras realizadas con anterioridad, está promovida por la Consellería de Cultura, Educación, Formación Profesional y Universidades.

Cuenta con el apoyo y colaboración del Institute of Nautical Archaeology, Texas; Texas A M&University; Ayuntamiento de Ribadeo; Trinity Saint David University, Wales; Maritime Archaeology Trust UK; Armada Española; C.La.S. Costa Lugo; Real Club Náutico de Ribadeo; Real Liga Naval Española; Federación Gallega de Actividades Subacuáticas. Parte de la documentación que apoya la investigación se debe al ribadense Alberto Paraje.

Comentar noticia

Your email address will not be published.