Más de 43.000 familias se beneficiaron en 2020 de la suspensión para la presentación de impuestos puesta en marcha por la Xunta en la pandemia

La directora de la Agencia Tributaria de Galicia, María Victoria González, presentó hoy en el Parlamento la Memoria de actividad de este organismo

La directora de la Agencia Tributaria de Galicia (Atriga), María Victoria González, destacó hoy que un total de 43.125 familias se beneficiaron de la suspensión para la presentación de impuestos puesta en marcha por la Xunta en el año 2020 por mor de la covid-19.

El Gobierno gallego decidió suspender entre el 14 de marzo y el 1 de noviembre de 2020 los plazos para la presentación de las autoliquidaciones del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP-AJD); de Sucesiones y Donaciones (ISD) y los tributos del juego con el fin de proporcionar a la ciudadanía facilidades para cumplir con sus deberes tributarios en un contexto marcado por la pandemia del coronavirus.

En su comparecencia en la Comisión 3ª del Parlamento para presentar la Memoria anual de la Atriga correspondiente al ejercicio 2020, María Victoria González subrayó que, 100.637 gallegos recibieron una herencia el año pasado y no pagaron ni un euro por el impuesto de Sucesiones y Donaciones gracias a la rebaja fiscal aprobada por el Gobierno gallego que deja libre de tributación a más del 99% de los contribuyentes cuando reciben una herencia de un familiar directo.

Explicó también que 19.644 gallegos se beneficiaron del programa ‘Impuestos cero en el rural’, puesto en marcha por la Xunta en 2016 con el objetivo de dinamizar el medio rural, promover la movilidad de tierras y fijar población en las zonas no urbanas. Además, otros 11.827 se beneficiaron de las bajadas de tipos para las adquisiciones de vivienda habitual con límite de patrimonio; la adquisición de viviendas por determinados colectivos (familias numerosas, personas con discapacidad y jóvenes), y para la adquisición de viviendas ubicadas en parroquias que tienen la consideración de zonas poco pobladas.

Según consta en la Memoria, gracias a las bajadas aprobadas por la Xunta en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y en el ITP-AJD, los hogares gallegos ahorraron en el año 2020, 136 millones de euros. Estos 136 millones son recursos que quedaron en manos de las familias gallegas con el objetivo de reactivar el consumo interno, evitar la despoblación en las zonas poco pobladas y mantener íntegro el patrimonio de los hogares en caso de pérdida de un familiar directo.

María Victoria González también explicó que en el año 2020 el 96% de las autoliquidaciones revisadas por la Administración gallega fueron correctas y no precisaron modificaciones, por lo que se confirma que la “mayor parte de los gallegos y de las gallegas cumple con sus deberes tributarios”.

Refuerzo de la asistencia a la ciudadanía

Durante su intervención, la directora de la Agencia Tributaria de Galicia señaló que con la declaración del estado de alarma y el cierre de las oficinas, su organismo aumentó los números de información telefónica al contribuyente, que pasaron de 15 a 61. “Es decir, multiplicamos por cuatro el refuerzo telefónico para garantizar que, a pesar de no poder prestar la asistencia presencial, el contribuyente tuviera acceso de forma rápida y ágil a la información o asistencia que necesitara”, apuntó.

Una vez que fue posible retomar la atención presencial en sus oficinas, se hizo a través del sistema de cita previa. En este sentido, la Atriga desarrolló en su web una aplicación de cita previa que se combinó con la posibilidad de solicitar la cita por vía telefónica con el objetivo de reforzar la atención al ciudadano. Entre mayo y diciembre, se tramitaron en sus delegaciones 54.008 citas presenciales.

Novedades 2021

Finalmente, la directora destacó que en este año 2021 su organismo continúa avanzando con la finalidad de contribuir a garantizar la prestación de los servicios públicos a los ciudadanos y destacó algunas de las actuaciones puestas en marcha.
En este marco explicó que desde el mes de mayo de este año, los servicios que se prestaban mediante el sistema de cita previa se completaron con la posibilidad de poder solicitar una cita para obtener de manera telefónica información tributaria general o para la asistencia en la confección on line de los modelos. Entre mayo y septiembre, la Atriga atendió más de 3.000 citas.
También a partir de ese mismo mes, se unificó la atención telefónica en un número único de Información al contribuyente con el fin de mejorar y facilitar el acceso de los ciudadanos a la información tributaria a través del que se atendieron más de 35.000 llamadas.
Además, la Atriga también universalizó la posibilidad de que cualquier ciudadano pudiera abonar on line, -a través de la Oficina Virtual Tributaria y con una tarjeta de crédito o débito- todos los ingresos gestionados por este organismo, para evitar los desplazamientos a las oficinas bancarias. Desde su implantación se efectuaron casi 23.000 operaciones.

SIGUENOS EN TELEGRAM

Comentarios (0)
Publicar comentario