Medicalización: Negocio y cárcel del nuevo ser humano

Publicado por o día 29/07/2015 na sección de Salud

Medicalización: Negocio y cárcel del nuevo ser humano

La medicalización es una tendencia que comenzó a tomar fuerza en la década de los años setenta del siglo pasado y ha ido desplazando a otras formas de diagnóstico y tratamiento del proceso patológico esgrimiendo la filosofía de que todo mal, ya sea físico, mental, moral o conductual, tiene un origen físico y por tanto es susceptible de ser tratado por medio de medicamentos.

Es innegable que los avances de la ciencia médica y la industria farmacéutica han conseguido aumentar la esperanza de vida y la calidad de la misma. Esto claro está tomando como referencia a las poblaciones de los países desarrollados. Solo para darnos una idea la esperanza de vida de un norteamericano para el año 1900 era de apenas 47 años y hoy en día casi alcanza los ochenta años. Esto sin olvidar que han aparecido paliativos para la gran mayoría de las molestias o enfermedades crónicas, haciendo la vida más fácil y llevadera.

¿Es válido que la opinión científica sea la decisiva?

A medida que la medicalización ha tomado las riendas de la salud de la humanidad, las opiniones de los científicos son las únicas voces autorizadas, como en el pasado lo fue por ejemplo la iglesia. El problema es que estas voces científicas están respaldadas por las grandes corporaciones farmacéuticas, que sesgadamente orientan a los individuos hacia una cultura de consumo de medicamentos, restado importancia a la responsabilidad de cada quien en su proceso de salud o enfermedad.

Pretenden vendernos la idea de que todo se cura con medicamentos, que si estos producen algún efecto secundario ya se tomaran otro para cubrir esa falla y así mantener el enorme y millonario circulo vicioso, donde si bien es cierto nos han mejorado muchas cosas, también es cierto que nos limitan en otras para que el negocio siga por mucho tiempo más.