Mejorar salud dental con el uso de irrigadores dentales

Por o 14/08/2017 | Sección: Eventos
Mejorar salud dental con el uso de irrigadores dentales

Un irrigador bucal es un tipo de aparato que emite agua con un chorro a presión, recomendando por los dentistas y odontólogos para conseguir una perfecta higiene dental. Logra una limpieza mucho más profunda, llegando a lugares en donde el cepillo de dientes tradicional no puede alcanzar, o lo puede hacer con mucha dificultad.

También es un recurso clave que ayudará al paciente a evitar que pueda desarrollar enfermedades de carácter periodontal (evitando la proliferación de bacterias en lugares complicados de llegar).

Los expertos lo recomiendan especialmente durante la ortodoncia. Y es que los brackets tienen un problema: tienen una cierta tendencia a crear zonas en dónde se retiene y almacena la placa bacteriana.

Gracias al chorro de agua a presión, se eliminarán los restos de comida que haya tanto en la superficie de los dientes, cómo en el espacio comprendido entre ellos. Acabar con estos restos es muy importante, y es que con el paso del tiempo se pueden llegar a incrustar, lo que provocará la formación de sarro. Si se llega a este punto, la eliminación será más complicada; el paciente podría llegar a experimentar algunos problemas tan importantes como la gingivitis.

¿Por qué deberías utilizar un irrigador bucal?

Limpieza: Cómo ya hemos comentado, la limpieza que se consigue es más profunda, y es que el cepillo no consigue llegar hasta a todos los lugares a los que debería. El irrigador deja en perfectas condiciones algunas zonas como la línea de las encías o el espacio entre dientes, entre muchas otras áreas.

El aliento siempre fresco: El hecho de que queden ciertos restos de comida en la boca puede provocar halitosis o mal aliento. Un irrigador bucal es un sólido recurso que nos permitirá tener siempre el aliento fresco.

Un potente aliado contra las mancas: El irrigador bucal, debido a la presión a la que suelta el agua, también tiene la capacidad de atacar a las manchas que puedan haberse desarrollado a lo largo de la superficie de los dientes. Esto nos permitirá tener un color mucho más radiante, al mismo tiempo que una sonrisa bonita.

Adecuado incluso con sensibilidad alta: Algunos pacientes pueden tener una elevada sensibilidad dental, por lo que usar ciertos productos como hilo dental puede ser algo doloroso. Si se utiliza un irrigador dental, se evitará tanto el roce, como el sangrado de las encías. Supone una limpieza muy eficaz, pero sin dolor.

Prevención de enfermedades: El hecho de eliminar placa bacteria previene problemas cómo la acumulación de sarro. Y no solo eso, si no que también ayudará con la prevención de otras patologías como la gingivitis, las infecciones, así como cualquier irritación que se pueda producir a lo largo de la encía.

En la web de irrigadores www.irrigadorbucal.net podrás encontrar más información sobre este tipo de aparato, así como algunos de los considerados como los mejores modelos del momento.

Noticias de última hora en Vigo

Comentar noticia

Your email address will not be published.