Método para una depilación eficaz

Publicado por o día 25/09/2017 na sección de Hogar

Método para una depilación eficaz

Arrancar esos vellos fastidiosos y poco estéticos desde la raíz para evitar que crezcan a los pocos días, sí se puede lograr. Con la mejor depiladora el trabajo es sencillo.

Cuando la depilación se hace de forma inadecuada, en la mayoría de los casos por no saber qué hacer antes, durante y después de la depilación, la piel tiende a dañarse y el efecto que debería tener la herramienta a utilizar no será el mismo. Entonces de nada servirá contar con una depiladora de calidad si no se toman las previsiones necesarias o si la depilación se realiza incorrectamente.

Evita que eso te pase siguiendo cada una de las recomendaciones que te regalaremos a continuación. Pruébalas y verás resultados positivos, seguros y duraderos.

– Extiende la piel de la zona a tratar

Al momento en que te pases la máquina, acostúmbrate a estirar la piel de la zona. Extender la piel permitirá que los vellos salgan sin ningún tipo de complejidad y más rápido.

– Prepara la piel con anticipación

Por lo general, la zona del cuerpo que más suele cuidarse es la cara. Es por ese motivo el hábito de hidratarla y limpiarla cada cierto tiempo. Sin embargo, cuando se desea depilar alguna parte del cuerpo, es menester realizar lo mismo con el rostro.

Exfolia el área a tratar con ayuda de una esponja vegetal realizando varias veces pequeños movimientos circulares. Una vez que exfolies la piel, a los vellos se les hará más fácil salir y con la gran ventaja de no poder encarnarse.

– Evita el contacto con el sol

Si fuiste a la playa o pasaste mucho tiempo exponiéndote al sol sin bloqueador solar u otro tipo de protección, posterga tu sesión de depilación.

Ahora, si frecuentas usar una máquina sumergible, procura que el agua no esté a una temperatura muy alta.

– Intenta depilarte en un sitio iluminado

Cada vez que vayas a depilarte con la mejor depiladora, hazlo en un lugar que cuente con luz. Lo común es que sea el baño. De ser así, bríndale a esa parte de tu casa buena iluminación o, si tiene ventana, sácale provecho a la luz que te brinda el sol. La idea es que ningún vello se quede por fuera. No obstante, puedes optar por depiladoras especializadas en iluminar los vellos.

– Humecta las áreas depiladas

Una vez que hayas terminado con el proceso de depilación, lava muy bien las partes que depilaste. Luego es importante que apliques un poco de crema humectante.

Otra opción es colocarte un gel frío que contenga ale vera, sobre todo si tu piel se caracteriza por ser delicada y sensible. Humectando las zonas que depilaste contribuirá en evitar que la piel se dañe o que los vellos se encarnen.

Esfuérzate en hacerlo cada día y los resultados serán mejores.

Al final, recuerda limpiar la depiladora o desecharla si ya está degastada, y no permitas que otras personas la utilicen ya que es un objeto de uso exclusivamente personal.