Métodos para protegerse del frío invierno: estufa y alimentación sana

Por o 01/12/2017 | Sección: Alimentación,Salud
Métodos para protegerse del frío invierno: estufa y alimentación sana

Se acerca el invierno y con esta estación viene la bajada de temperaturas, la lluvia, el frío, incluso hasta nieve en ciertas partes del país. Durante la estación invernal, somos mucho más propensos a experimentar enfermedades de carácter respiratorio, incluso a experimentar problemas de estrés o depresiones.

En las siguientes líneas vamos a ver un par de métodos que nos ayudarán a mantener nuestra salud en perfectas condiciones en invierno.

Alimentación sana y equilibrada: la clave para tener una salud de hierro

Aunque en todo el año hay que seguir un planning de alimentación sana, es en invierno cuando más notamos el déficit de ciertos alimentos, ya que los agentes atmosféricos extremos nos debilitan y cualquier ausencia de nutrientes nos pasará factura.

Es conveniente reducir el consumo de alimentos fritos o excesivamente azucarados; y es que estos alimentos aportan muy pocos nutrientes, y una gran cantidad de grasa.

Los expertos recomiendan sustituirlos por frutas y verduras, de manera que tomemos, como mínimo, una ración de estos alimentos de forma diaria.

Reforzar el consumo de vitamina C es crucial para fortalecer las defensas. Olvídate de los zumos/batidos procesados que puedes comprar en cualquier establecimiento y háztelos por tu cuenta, con las frutas o verduras que más te gusten.

Tan sólo tendremos que hacernos con una buena licuadora que nos facilite el proceso. En el mercado hay toda una serie de licuadoras recomendadas que permitirán que aprovechemos al máximo las vitaminas.

Prevén resfriados manteniendo la casa a una buena temperatura

Los estudios concluyen que una de las razones principales por las que nos resfriamos es la diferencia de temperatura que hay entre el interior y exterior de nuestra casa. Esto no quiere decir que tengamos que vivir con frío ni mucho menos, pero conviene no pasarnos demasiado con nuestro sistema de calefacción. Además, si ponemos la calefacción muy alta, nos llevaremos una sorpresa desagradable en cuanto nos llegue la factura a final de mes.

La gran mayoría de nosotros no cuentan con un fiable sistema de calefacción; o bien tenemos un aparato que consume mucho, o bien uno que calienta poco, sin ningún equilibrio.

En el mercado encontramos todo tipo de aparatos de calefacción: Podemos comprar desde una estufa de gas, una estufa eléctrica, de pellet, de biomasa, de leña o de parafina y queroseno.

La más recomendable de todas, por su sencillez de uso, es la estufa eléctrica. Sin embargo, esto no quiere decir que sea la más adecuada para cualquier espacio. Conviene analizar y comprender las características propias de cada tipo antes de tomar la decisión.

La temperatura de confort oscila entre 19-21ºC; una temperatura más baja será fría, y más alta puede resecar el aire, además de hacer que paguemos mucho más de luz.

Combina la estufa con un aparato para controlar la temperatura dependiendo de la franja horaria y mejorarás tu calidad de vida.

Controla tu alimentación y la temperatura y verás como el invierno se te pasa volando.

Noticias de última hora en Vigo

Comentar noticia

Your email address will not be published.