Muñoz denuncia que Caballero pretende apartar a los funcionarios públicos del control del agua en Vigo y dejar todo en manos de la concesionaria

La portavoz popular subraya que el gobierno pretender “silenciar” los análisis realizados por los técnicos del Laboratorio delegando todo en Aqualia, que sería como “poner al lobo al cuidado de las ovejas”
Publicado por o día 19/12/2017 na sección de Partido Popular,Política

Muñoz denuncia que Caballero pretende apartar a los funcionarios públicos del control del agua en Vigo y dejar todo en manos de la concesionaria

La portavoz popular, Elena Muñoz, ha denunciado hoy un nuevo paso del gobierno local hacia el desmantelamiento del Laboratorio municipal tras la reasignación de competencias de los técnicos del mismo con el objetivo de apartar a los funcionarios públicos del control del agua en Vigo y dejar todo en manos de la concesionaria. Una decisión, expone, con la que Caballero pretende “silenciar” los análisis realizados por los técnicos del Laboratorio delegando todo en Aqualia, algo que sería como “poner al lobo al cuidado de las ovejas”

En este sentido, Muñoz Fonteriz ha destacado que el 21 de noviembre la Junta de Gobierno local “eliminó de un plumazo” el servicio del Laboratorio, el puesto de analista y los puestos técnicos que tenían por finalidad “controlar la calidad el agua que bebemos los vigueses, también la de las fuentes públicas”.

“Tenemos a funcionarios públicos que hacían esa labor y ahora los quieren dedicar a hacer otra cosa. ¿Por qué?”, se ha cuestionado Muñoz, apuntando que la intención del gobierno municipal es “silenciar los resultados de los informes”. “Saben que tenemos un agua de mala calidad, y no quieren que se haga público”, ahonda Muñoz, que ha calificado de “auténtico escándalo” apartar a los funcionarios y dejarlo “todo en manos de las analíticas de la empresa concesionaria”.

A este respecto, la portavoz popular ha lamentado que el ejecutivo municipal incumpliese el plazo legal de 5 días para entregar los informes de Aqualia, solicitados por su grupo ya el lunes de la semana pasada. “No vamos a dejar que jueguen con la salud de los vigueses, que han estado bebiendo agua amarilla animados por el alcalde”, incide.

Competencia 100% municipal

En este marco, Muñoz Fonteriz ha insistido en que la del agua es una “competencia 100% municipal”, ya que es a la concesionaria local a la que los vigueses pagan sus recibos. No en vano, recuerda, desde que Caballero es alcalde, Aqualia ha recibido 450 millones correspondientes a las tasas abonadas por todos los vecinos durante este período.

“Queremos saber dónde se ha invertido ese dinero, porque lo que sí sabemos es a dónde no lo han destinado: a la potabilizadora municipal para garantizar la calidad del agua”, ha detallado la popular, quien subraya que “tampoco hay noticias de los 46 millones que vamos a pagar a Aqualia en 2018” y de los que, como argumenta, al menos 18 tendrían que destinarse a mejoras en infraestructuras hidráulicas. “Insultos y descalificaciones, a diario. Argumentos y datos, nunca”, ha lamentado. 

Muñoz Fonteriz ha criticado que al alcalde no tenga entre sus prioridades la calidad del agua que beben los vigueses y, por el contrario, sí que parezca “muy interesado en que Agualia se siga haciendo de oro”. “Mientras que Aqualia incrementa su cuenta de resultados, los vigueses nos bebemos el agua amarilla”, ha concluido.