Muñoz denuncia que el rechazo a las enmiendas al Reglamento demuestra que “el Concello tiene mucho que ocultar” por su “falta de gestión e incompetencia”

Publicado por o día 23/03/2016 na sección de Partido Popular,Política

Muñoz denuncia que el rechazo a las enmiendas al Reglamento demuestra que “el Concello tiene mucho que ocultar” por su “falta de gestión e incompetencia”

La portavoz del Grupo Municipal del PP señala que sólo se aceptaron totalmente tres enmiendas negando el alcalde las propuestas ligadas a facilitar información y abrir el funcionamiento de los plenos a la ciudad 

Destaca que Caballero no hace sino demostrar que es “intolerante y no está a la altura de la situación actual, de lo que exigen los ciudadanos y de lo que se hace en el resto de administraciones”

Apunta que estas enmiendas recogen previsiones que ya existen en otros reglamentos de ciudades de España, y entiende que los vigueses se merecen tener los mismos derechos que el resto de municipios

Subraya que “ha convertido la ciudad en su coto privado en el que él es el único que puede actuar”, como demostró ayer con el “bochornoso espectáculo” que ofreció con los Vigueses Distinguidos

La portavoz del Grupo Municipal del PP, Elena Muñoz, ha denunciado hoy la negativa del Concello a admitir la mayoría de las 15 enmiendas propuestas por su partido, lo cual demuestra que el Gobierno municipal “tiene mucho que ocultar” por su “falta de gestión e incompetencia”. “Al alcalde no le interesa que se vea lo que está haciendo, que se pueda asistir a la chapuza de corrección de los errores que comenten. Cuanto más oscuro esté todo, mejor para ellos”, ha subrayado.

En este contexto, Muñoz Fonteriz ha apuntado que sólo se admitieron de modo íntegro tres propuestas: la relativa al plazo de contestación a las preguntas, que reclamaba que aquellas cuestiones planteadas en el pleno se respondiesen en los 5 días posteriores a su celebración, y no en la siguiente sesión; la enmienda en la que se solicitaba que la transparencia y publicidad de los concejales y personal directivo se extendiese a los dos años anteriores a su toma de posesión; y la relativa al mantenimiento del artículo del anterior Reglamento para la convocatoria de la Junta de Portavoces.

Además, se aceptó parcialmente la reducción del porcentaje para presentar iniciativas de regulación vecinal, que baja del 10% al 8%, frente al 5% propuesto por el PP. Y también se tuvo en consideración el mantenimiento de la Comisión de Vigilancia de la Contratación, aunque no en los términos concisos avanzados por el Grupo Municipal popular, sino con la redacción del anterior reglamento.

Frente a esto, ha proseguido Elena Muñoz, el alcalde “insiste en limitar el control, dejando a su discreción la concesión de información”. Así, niega la información mensual de ejecución presupuestaria, el mantenimiento de la Comisión de seguimiento de la labor de gobierno municipal, y la remisión previa de documentación de las mesas de contratación para poder ser estudiada a fondo.

Además, ha recordado la portavoz popular que no se ha garantizado a los grupos un espacio para reunirse y recibir visitas de los ciudadanos. Y tampoco se ha aceptado la enmienda para que el Reglamento contemplase la obligatoriedad de que los grupos municipales sean informados por el Gobierno sobre los actos organizados por el Concello.

“En vez de ir hacia adelante, vamos hacia atrás, limitándose la capacidad de expresión de los grupos”, ha resaltado Muñoz, subrayando que el alcalde decide “cuándo alguien habla, cuándo no, y cuánto tiempo” porque “no quiere que se escuche la situación de la ciudad y los problemas de los ciudadanos”.

Negativa a emitir los plenos

Asimismo, Muñoz Fonteriz ha denunciado que se mantiene la restricción de la grabación y emisión de los plenos, manteniéndose la exigencia de previa autorización por parte del alcalde. Una postura, explica, que obedece a la necesidad que tiene de evitar que “la ciudad sepa que actúan siempre desde la intolerancia, el sectarismo y la imposición de una única posición.

De este modo, ha proseguido, Caballero no hace sino demostrar que es “un intolerante y no está a la altura de la situación actual, de lo que exigen los ciudadanos y de lo que se hace en el resto de administraciones”.

La portavoz popular ha señalado que todas estas enmiendas recogen previsiones que ya existen en otros reglamentos de ciudades de España, y entiende que los vigueses se merecen tener los mismos derechos que el resto de municipios.

Así, Muñoz Fonteriz ha avanzado que su grupo seguirá presentando enmiendas a este Reglamento, denunciándolo en el pleno y, en caso de confirmarse, acudiendo a la FEMP para comunicarle qué forma tiene de actuar su presidente, contraria al Código de Buen Gobierno de la Federación aprobado en el Pleno Municipal.

Bochornoso espectáculo

En este contexto, Muñoz Fonteriz ha subrayado que Caballero “ha convertido la ciudad en su coto privado en el que él es el único que puede actuar”, como demostró ayer con el “bochornoso espectáculo” que ofreció con los Vigueses Distinguidos.

“No ha podido caer más bajo y ha tocado fondo tras negar un reconocimiento a la extraordinaria labor que realizan desde REDMADRE en favor de las mujeres en situación de vulnerabilidad”, ha apuntado la portavoz del PP.

En este sentido, ha explicado que Caballero rechazó ayer toda esta labor de “manera absolutamente intolerante”, alineándose con los radicales y manipulando a otras instituciones porque “piensa que en esta ciudad son todos marionetas” que puede utilizar con “una bajeza moral absoluta”.

“Esta ciudad siempre se ha caracterizado por la pluralidad de pensamiento y la tolerancia, un lugar en el que todos cabíamos; y eso es lo que quiere destruir el acalde y no le importa utilizar y menospreciar a quien sea, ni el daño que ocasiona”, ha concluido.

PRENSA PP DE VIGO