Muñoz urge a Caballero a utilizar la ley de medidas para “dar a los vigueses un poco de luz en materia de urbanismo”

La presidenta local, acompañada por la diputada Teresa Egerique, analiza el nuevo instrumento habilitado por la Xunta.
Publicado por o día 15/02/2017 na sección de Partido Popular,Política,Vigo

Muñoz urge a Caballero a utilizar la ley de medidas para “dar a los vigueses un poco de luz en materia de urbanismo”

Subraya que con la ordenación provisional el alcalde “tiene el marcador a cero” y unos “plazos clarísimos”: un año para presentar el borrador de un nuevo Plan; dos para la aprobación provisional; y tres y medio para la definitiva.

Señala que el cumplimiento de los plazos situaría “dentro de esta legislatura” la aprobación provisional del PXOM, si bien en más de un año “no han presentado ni un solo papel”.

Considera una “buenísima noticia para Vigo” la habilitación de este nuevo instrumento, señalando que ahora le toca al gobierno local abandonar su “preocupante silencio” y trabajar.

“El alcalde tiene que aclarar si va a usar esta herramienta, sacando de la incertidumbre a familias y empresas, y decirnos cuándo y cómo va a empezar”, expone.

La presidenta del Partido Popular de Vigo, Elena Muñoz, ha urgido hoy a Caballero a utilizar la ley de medidas en materia de urbanismo habilitada por la Xunta con el objetivo de “dar a los vigueses un poco de luz” tras la anulación del Plan General de 2008.

Para ello, explica, debe “ponerse a trabajar y cumplir los plazos clarísimos” que delimita la norma.

“Se establece un plazo de un año desde que el Concello aprueba este instrumento para presentar el borrador de un nuevo PXOM; dos años para la aprobación provisional; y tres años y medio para la aprobación definitiva”, expone Muñoz.

La presidenta del PP de Vigo, que ha estado acompañada por la diputada viguesa Teresa Egerique -quien “ha participado, junto a la otra diputada viguesa, Marián García, en la elaboración de la norma trasladando las necesidades que se observan día a día en la ciudad”-, ha subrayado que el alcalde tiene el “marcador a cero” y la obligación de cumplir los mencionados plazos para evitar que la ordenación provisional pierda efecto.

No en vano, Muñoz Fonteriz se ha cuestionado sobre la capacidad del regidor y de su gobierno para cumplir estos plazos, toda vez que “en más de un año” desde la anulación del Plan de 2008 por el Tribunal Supremo no han sido capaces de presentar “ni un solo papel”.

“Esperemos que se pongan a trabajar y cumplan con sus obligaciones. Si lo hacen, la aprobación provisional del nuevo Plan se situaría dentro de esta legislatura”, apunta Muñoz, quien recuerda que, pese a todo, esto supondría “rebajar el objetivo inicial de tener un nuevo PXOM antes de las próximas municipales”.

Todas las facilidades

En este marco, la presidenta ha explicado que se han dado todas las facilidades para el empleo de dicho instrumento: “Ni siquiera se le pide que haya un contrato de asistencia técnica para un nuevo plan, como estaba previsto inicialmente, sino que sólo se exige que haya dado instrucción a los técnicos”.

Por ello, ha continuado Muñoz, el gobierno municipal “no tiene más excusas” y debería ya estar “estudiando en qué ámbitos se puede utilizar”. “Lo vamos a preguntar en cada gerencia de urbanismo, ya que esta ordenación provisional es una buenísima noticia para Vigo y para todos los vigueses, y ha sido muy bien recibido por el sector, como nos lo han manifestado en las últimas semanas”, incide.

No en vano, pese a la utilidad y a la importancia de este nuevo instrumento, Muñoz ha mostrado su desconfianza hacia el “preocupante silencio” que está guardando el ejecutivo. Y todo ello pese a que se pactó con el PSOE en el Parlamento de Galicia, aunque luego “curiosamente votaron en contra de la ley de medidas”.

Dos tipos de actitudes

“El alcalde tiene que aclarar urgentemente si va a usar esta herramienta, sacando de la incertidumbre a familias y empresas, y decirnos cuándo y cómo va a empezar”, ha insistido Muñoz.

En este sentido, la presidenta local ha señalado que, hasta la fecha, existen “dos actitudes bien diferenciadas”: la de una administración autonómica, con el Partido Popular, preocupada por la situación de empresas y familias; y la del gobierno municipal, que “ni está ni se le espera”.

“La Xunta ha presentado ya dos leyes en el parlamento de Galicia”, destaca Muñoz. La denominada Ley Vigo ha permitido desbloquear proyectos fundamentales para Vigo como el de Citroën, la estación intermodal o la ampliación del Ifevi. “Y ahora una nueva norma incluida en la ley de medidas de acompañamiento de los presupuestos da un paso más para intentar agilizar la tramitación de determinadas zonas urbanísticas”, ha concluido.