“No queremos bolsas de comida, queremos nuestros puestos de trabajo”

Por o 06/06/2018 | Sección: Concello de Vigo,Galicia,Vigo
“No queremos bolsas de comida, queremos nuestros puestos de trabajo”

La secretaría de la Asociación de Empresarios y Comerciantes de Galicia viene de informar en un comunicado que “debido a que el Concello de Vigo está otorgando puestos a personas que en su día eran “ocupas” de los mercadillos de Bouzas de los domingos y de Coia de los miércoles, sin tener en cuenta a los vendedores gitanos gallegos, los cuales fueron fundadores hace más de 30 años y estuvieron ejerciendo legalmente hasta la nueva regulación, acudirán en masa a montar sus puestos de trabajo en los mercados anteriormente citados aunque sea sin licencia como medida de protesta hacia el Concello de Vigo por el tratamiento selectivo y discriminatorio demostrado a la hora de otorgar esos puestos de venta ambulante“.

Estos vendedores y antiguos fundadores, que son de Vigo y según denuncia la asociación, presentaron en su día en el Concello la documentación requerida para optar a un puesto bajo la nueva regulación impuesta pero los responsables del Concello en este área no avisaron a ninguno de ellos en caso de faltarles algún documento como es preceptivo y está convenientemente legislado.

Es conveniente recordar que existe un listado de éstos vendedores ambulantes que en su día fueron fundadores de estos mercados y que estaban ejerciendo legalmente su trabajo desde hace unos 30 años y que el Concello no ha respetado.

Desde la Asociación de Empresarios y Comerciantes, denuncian que se han “violado los derechos de éstos actuando de forma selectiva y discriminatoria, lo cual se considera muy grave pero es más grave todavía que estas actuaciones las esté llevando a cabo el Presidente la Federación Española de Municipios y Provincias, dando un pésimo ejemplo a sus compañeros de gabinete“.

Ante este nuevo atropello del derecho de igualdad de trato que, como es evidente, el Concello, el Alcalde, el Secretario y los responsables de área han dejado de cumplir consciente e intencionadamente y habida cuenta que se vuelve a menoscabar otra vez el derecho fundamental de cualquier persona a tener u optar a un puesto de trabajo, la indignación de los vendedores gitanos gallegos es mayúscula y por ello, acudirán en masa a estos mercadillos a montar sus puestos sin licencia y en el caso de que los responsables del Concello enviasen a la Policía Local u otras fuerzas de seguridad con la intención de que desalojen dichos puestos, estos no se moverán ni desmontarán sus tarimas.” – reza el comunicado de la asoc.

A la vista de todo lo anteriormente expuesto, esta Asociación presentará una querella ante los Tribunales de Justicia para que sea suspendido todo el proceso de selección que tachan de discriminatorio y selectivo y que “requerirá que todas las licencias otorgadas y procedimientos efectuados sean anulados, pues no se pueden otorgar puestos a dedo, tienen que exponerlos a sorteo público tal y como exige la Ley, además de tener que haber requerido y notificado a todos y cada uno de los vendedores antiguos que ya tenían un puesto antes de la nueva regulación. De esta manera no se verían violados ni menoscabados los derechos fundamentales de éstos vendedores ambulantes“.