OCU aconseja cómo preservar su patrimonio ante una hipotética subida de impuestos

La Organización de Consumidores y Usuarios aconseja cómo afrontar una posible subida de impuestos

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), a través de su revista mensual OCU Inversiones (núm. 81, correspondiente al mes de julio), proporciona una serie de consejos para reducir la carga fiscal que supondría una hipotética subida de impuestos.

Ante la crisis económica provocada por el coronavirus, el Gobierno está buscando nuevas fuentes de ingresos para el Estado. Una de las propuestas que tienen encima de la mesa supondría modificar el Impuesto sobre el Patrimonio o bien establecer un nuevo impuesto sobre grandes fortunas, con el fin de obligar a tributar a todos aquellos contribuyentes que tengan un patrimonio superior a un millón de euros (sin tener en cuenta la vivienda habitual).

Para todos aquellos que superan esa cifra, OCU ofrece algunos consejos para reducir o evitar el pago del citado Impuesto sobre el Patrimonio o de los nuevos impuestos que puedan recaer sobre el mismo.

Una de las alternativas que OCU propone sería reducir la base imponible del IRPF y para ello, no se pueden obtener ganancias en menos de un año o bien generar rendimientos negativos (por ejemplo, en la tributación de los alquileres).

Otra opción sería distribuir el patrimonio entre los miembros de la familia, haciendo donaciones a los hijos. OCU ofrece la mejor opción según la Comunidad Autónoma que corresponda:

– En aquellas Comunidades con pocos impuestos por la donación, como Cantabria, Madrid, Murcia, La Rioja o Andalucía o con impuestos algo más altos, pero también reducidos, como País Vasco o Navarra la mejor opción será hacer una donación única (frente a otros lugares donde se aconseja el fraccionamiento). En Baleares, por ejemplo, el fraccionamiento de donaciones no supone ahorros, por lo que también interesa hacer ya una única donación. Y también en Cataluña y Galicia pues, aunque el impuesto por la donación es más alto, el ahorro por fraccionar las donaciones no es muy elevado y se compensa por el ahorro anual en el Impuesto sobre el Patrimonio.

– En el resto de Comunidades Autónomas, la mejor opción es realizar donaciones fraccionadas cada tres años y un día, tiempo mínimo necesario para que no se acumulen y se considere única. Al fraccionarlas, se aplicarán tipos de gravamen más bajos, ya que el tipo aumenta cuanto mayor es el valor de lo transmitido.

– La única Comunidad en la que no interesa hacer donaciones con la normativa actual es Extremadura. Aunque casi no tributan las herencias de padres a hijos, no se bonifican las donaciones, por lo que donar resulta mucho más caro que esperar a la herencia.

OCU pone un práctico ejemplo, en la Comunidad de Madrid un matrimonio casado en régimen de gananciales con dos hijos menores de edad, con un patrimonio individual valorado en 1.600.000 euros, podrían ahorrarse en el Impuesto sobre el Patrimonio más de 12.900 euros en caso de suprimirse en el citado impuesto, exenciones y bonificaciones y realizaran una única donación de 600.000 euros a cada hijo.

Noticias de última hora en Vigo

SIGUENOS EN TELEGRAM

Comentarios (0)
Publicar comentario