Opini贸n por Carla Leiras | Muerto por dentro

Publicado por o d铆a 25/02/2019 na sección de Opini贸n,Opini贸n por Carla Leiras

Opini贸n por Carla Leiras | Muerto por dentro
La semana pasada caus贸 bastante revuelo en las redes el episodio en el que el presentador Risto Mejide invit贸 a marcharse a Arcadi Espada de su plat贸 durante el programa Chester, a ra铆z de una discusi贸n que protagonizaron en alusi贸n a unas declaraciones plasmadas por el periodista en un art铆culo publicado en el a帽o 2013 en El Mundo, sobre las personas con s铆ndrome de Down y sus familiares, sobre los que asever贸, literalmente:

“Si alguien deja nacer a alguien enfermo, pudi茅ndolo haber evitado, ese alguien deber谩 someterse a la posibilidad, no solo de que el enfermo lo denuncie por su crimen, sino de que sea la propia sociedad, que habr谩 de sufragar el coste de los tratamientos, la que lo haga.

Este tipo de gente averiada alza la voz hist茅rica cada vez que se plantea la posibilidad de dise帽ar hijos m谩s inteligentes, m谩s sanos y mejores. Por el contrario ellos tratan impunemente de imponernos su particular dise帽o eugen茅sico: hijos tontos, enfermos y peores”.

El personaje capaz de publicar semejantes deshechos se ofendi贸 profundamente por las reacciones suscitadas, asegurando que sus palabras se hab铆an sacado de contexto de manera torticera e interesada o amarillista y que 茅l “simplemente” apelaba a la reflexi贸n sobre una eugenesia inversa, proponiendo que las personas que decidiesen seguir con un embarazo con riesgos de este tipo deber铆an sufragar los gastos que ocasionase su descendencia nacida con esta condici贸n.

En un momento en el que la libertad de expresi贸n est谩 en grave peligro, cuando se est谩n judicializando hasta el rid铆culo casos de twits irreverentes de chavales hastiados, nos encontramos con que otros individuos se amparan en ella para utilizar a los medios y publicar este tipo de deleznables reflexiones.

Hay quien opina que Arcadi es un mero polemista y solo buscaba la confrontaci贸n para sumar audiencia a su peri贸dico, resultando controvertido a prop贸sito como en otras tantas cuestiones: lo que vendr铆a siendo, sin siquiera creerse estas ideas, capitalizar el cometer una grave insensibilidad y repulsiva falta de respeto hacia el colectivo aludido por un pu帽ado de monedas; enfoque o posibilidad que en absoluto le exp铆a de su responsabilidad period铆stica.

Curiosamente, cuando se habla del suceso en todo momento se presenta al aludido como profesional de la comunicaci贸n, no como fundador del partido Ciudadanos.

Lo que es insostenible es que se siga dando espacio a este nuevo tipo de “periodismo histri贸nico”, y que sin ning煤n reproche social haya pasado estos a帽os este licenciado en ciencias de la informaci贸n y colaborador en el Pa铆s, el Mundo, la Vanguardia, escribiendo y pase谩ndose por plat贸s como opinador o tertuliano, sin que quienes amparan estos art铆culos, intervenciones, invitaciones, se empiecen a plantear que por mucho que potencien las audiencias, los Inda, Marhuenda, Arcadi, S谩nchez Drag贸… son sujetos que en ning煤n caso se deben legitimar como referentes intelectuales, no se pueden aupar ni permitirles cancha en los espacios que ahora mismo ocupan con toda tranquilidad y aplauso, ya que su propia forma indigna de ejercer sus profesiones es un insulto directo para su audiencia y retrata a los medios que les impulsan por intereses econ贸micos.

Estamos en un momento, en el que los valores m谩s b谩sicos han quedado atr谩s y no hay problema en mantener un circo medi谩tico de desinformaci贸n y chabacaner铆a en el que, siempre que se apuntale una continuidad sempiterna de ciertos espacios se fomenta el todos contra todos, la infamia y que personajes repulsivos como 茅ste puedan escupir semejantes barbaridades recibiendo difusi贸n y continuidad en su “trabajo”.

Un paso m谩s hacia el hundimiento total de nuestro contrato social, un cubo m谩s de esti茅rcol sobre los c贸digos 茅ticos y en definitiva una verg眉enza que afortunadamente, ha sido reprobada p煤blicamente por Down Espa帽a, porque as铆 es como se debe proceder, quitando todo ox铆geno a que conductas de este tipo se sigan aceptando, mediante el rechazo social m谩s rotundo, colectivo y contundente, para que quien es capaz de, por dinero o convicci贸n, publicitar apolog铆as eugen茅sicas, no solo deje de inmediato de ser considerado un referente, sino que sienta en sus carnes, que palpe, que respire, la n谩usea de toda persona sensata.

En este sentido contestaba el activista pro diversidad funcional Antonio Centeno en su blog:

“Es verdad que hay mucho m谩s que diversidad en las experiencias de vida de quienes tenemos un cuerpo que funciona lejos de los par谩metros habiuales. A nivel personal cada cual es un mundo, y podr谩 escuchar hablar de sufrimiento, de felicidad, de angustia, de paz… M谩s all谩 de lo personal, en lo pol铆tico y lo social, hay una discriminaci贸n sistem谩tica e hist贸rica contra estos cuerpos no normativos. Enti茅ndase que discriminar no consiste (s贸lo) en que alguien llame a alguien “in煤til de mierda” o similar, nos interesa sobre todo la discriminaci贸n estructural: entornos urbanos y transportes no accesibles, escuelas sin la formaci贸n ni los medios para dar lo mejor al ni帽o sea como sea, falta de apoyos para la autonom铆a personal que acaba recluyendo a quienes los necesitamos en casa de mam谩 o en una residencia…

Esa discriminaci贸n sistem谩tica se basa en una cierta mirada sobre la realidad de la fragildad humana, y los valores que se asumen a partir de esa manera de mirar y valorar la realidad. Lo tradicional ha sido mirar viendo sufrimiento y asumir como valores la prescindencia (eliminar esas cargas sociales) o la compasi贸n segregadora (recluir a los diferentes en entornos separados, como escuelas especiales, residencias, mancomios, centros especiales de empleo…) La propuesta de quienes, desde la experiencia propia de vida, hemos decidido autodenominarnos “personas con diversidad funcional”, es mirar viendo dignidad y asumir como valor la inclusi贸n social”.

El rechazo que conductas irresponsables como la tuya, Arcadi, propician que sientan las personas con capacidades especiales en su d铆a a d铆a es el que t煤, y no ellos, te mereces; desgraciadamente 聽en vez de eso, figuras con toda impunidad y muy bien pagado en los medios m谩s prestigiosos del pa铆s… 驴qui茅n es aqu铆 el enfermo?聽

3 Respuestas a "Opini贸n por Carla Leiras | Muerto por dentro"