El pañuelo de seda siempre vuelve

Publicado por o día 12/12/2016 na sección de Hogar,Moda

El pañuelo de seda siempre vuelve

Hay accesorios o complementos para vestir que son imprescindibles, pero unos de los más esenciales y agradecidos son los pañuelos de seda. Aunque es atemporal y no pasa de moda, cada cierto tiempo regresa con fuerza para permitirnos sacarlos del olvido.

La versatilidad del pañuelo de seda ha inspirado a grandes marcas de diseño y ha sido objeto del deseo de grandes estrellas del cine y la pasarela. Kate Moss marcó tendencia con su característico pañuelo de seda estrecho amarrado alrededor del cuello o a la altura del escote. La estilista Catherine Baba, le dio otra visión a este accesorio y suele usar el pañuelo de seda como turbante dentro de su particular formar de vestir y entender la moda.

Resulta casi imposible referirse al pañuelo de seda sin mencionar a la inigualable Audrey Hepburn y su forma de llevarlo atado a la cabeza en forma de triángulo, enmarcando sus rasgos y expresión pícara e inocente a la vez.

Afortunadamente, no es necesario ser una celebridad para usar este accesorio, a diario es muy útil y funcional agregar un pañuelo de seda para dar elegancia a un atuendo básico, o para aportar un look bohemio o hasta rockero si se usa alrededor de la cintura de unos vaqueros.

Pañuelos de seda unisex

El pañuelo de seda no es un accesorio exclusivo para mujeres, los hombres también pueden aproximarse a éste usándolo alrededor del cuello, por dentro de la camisa, luciendo elegantes  y sofisticados a la vez. Los hombres más clásicos pueden acudir al pañuelo de seda para usarlo un poco sobresalido del bolsillo de la chaqueta de traje, siempre combinado con la corbata, incluso con el mismo diseño o estampado, si es posible.

Los estampados, los colores y los diseños de los pañuelos de seda son de gran importancia dentro del mundo de la moda. Desde que se creara la seda, aproximadamente 1000 años antes de Cristo, en China, se han destinado mucho tiempo y trabajo a conseguir una gran variedad de colores para satisfacer las necesidades de los consumidores.

A partir de los años 70, las grandes casas de moda pasaron de hacer pañuelos de seda monocromáticos y básicos a estampar el logo de cada diseñador en la pieza que se creaba, fue así como este accesorio evolucionó hasta incluir piezas exclusivas con bocetos, estampados propios, y motivos modernos como frases, paisajes, piezas de arte pictórico y hasta retratos.