Pase lo que pase, tu salud es lo primero

Por o 31/01/2019 | Sección: Salud
Pase lo que pase, tu salud es lo primero
Compartir en:

¡Nunca lo pongas en duda! Siempre, ante cualquier situación en la que tengas que elegir entre tu salud y algo más, ya sabes cuál es la respuesta correcta. La salud es algo con lo que de ninguna manera se juega. ¿Por qué? Porque al perderla no podemos reemplazarla. Así de sencillo.

Estudios relacionados con el mundo de la salud

Si eres un verdadero apasionado de este campo y siempre has querido formarte para trabajar en él, existen multitud de opciones académicas para que puedas formarte y cumplir tu sueño. A todos se nos viene a la cabeza la carrera de medicina, pero hay mucho más.

Estudiar medicina es una prueba de resistencia. Normalmente se pasan 7 años en la universidad, tras los cuales tienes que estudiar para el famoso MIR y después hacer una residencia. Se trata sin duda de una profesión vocacional. Si no dispones de tanto tiempo, estate atento a las alternativas.

Para empezar, tenemos enfermería o farmacia, unas carreras mucho más cortas y asequibles en todos los sentidos. Ya fuera de la universidad, puedes formarte como auxiliar de enfermería, técnico de laboratorio, paramédico, nutricionista, terapeuta ocupacional…

Si lo tuyo va por la parte de la química, en este enlace encontrarás la web de Net InterLab una empresa de distribución de instrumentos de laboratorio. Necesitarás practicar y ser constante, pero puedes llegar a tener una profesión con mucho futuro, ¡no desperdicies la oportunidad!

Cuídate cada día como si tuvieras toda la vida por delante

Y el caso es que la tienes, de eso no te quepa duda. No importa tu edad, el tiempo que te queda es valioso y tienes que aprovecharlo al máximo. Pero adivina qué. Eso no se puede hacer si no gozas de buen estado de salud. Cuando este factor empeora, toda la calidad de vida se va por el desagüe.

Muchas personas piensan que serán eternamente jóvenes y que siempre estarán en buena forma física, por eso abusan de su propio cuerpo y no tienen en consideración el paso de los años. Nuestro organismo tiene memoria y por eso acaba por cobrárselo todo, recuérdalo antes de hacer el próximo exceso. Si eres de los que se cuidan te damos la enhorabuena, sigue haciéndolo.

Las enfermedades de tipo respiratorio son cada vez más frecuentes por el tipo de entorno en el que vivimos. Un alto porcentaje de la población las sufre y muchas veces acaban derivando en patologías de grado más severo al que era inicialmente. Es fundamental tenerlas muy en cuenta.

La revista Elocuencia.org ha publicado un artículo verdaderamente interesante con respecto al asma bronquial. Si no sabe de qué se trata estaría bien que te informases ya que tú o alguien de tu entorno puede estar sufriéndolo sin saberlo. Además, no solamente se limita a describir la enfermedad, sino que además habla de los tratamientos para el asma bronquial.

Pequeñas mejoras que podemos introducir en nuestro hogar

Para empezar, hay que tener muy claro que nuestra salud depende, en primer lugar, de nosotros mismos. Si ya eres una persona adulta no estés esperando a que tus padres se preocupen por ti o te lleven al médico cuando no te sientas bien. Eres tú el que tú el que tiene que velar por tu bienestar.

En casa hay muchas variables que podemos mejorar para que repercutan directamente en nuestro beneficio. Por ejemplo, la climatización. Si frecuentemente pasas frío o calor algo va mal. Los cambios de temperatura y las temperaturas extreman inciden negativamente sobre el organismo.

Otro factor a tener presente es la iluminación. Tan malo es no tener la suficiente como tener la inadecuada. Lo mejor es sin duda gozar de luz natural en suficiente cantidad y durante las suficientes horas, pero si no tienes esa posibilidad debes adaptar a las condiciones óptimas la luz artificial.

La humedad es muy importante y sucede como en los casos anteriores: demasiada o demasiada poca es perjudicial para el sistema respiratorio, las mucosas, el cabello e incluso nuestra piel. ¿Qué ocurre si hay demasiada? Pues que además de dañar a nuestro cuerpo también dañará la casa.

En este caso lo mejor que podemos hacer es recomendarte Elegir el mejor deshumidificador que puedas encontrar. Mejora la respiración y aumenta el bienestar de tu hogar, notarás la diferencia de inmediato y tu salud y el mantenimiento de tu casa y tus pertenencias te lo agradecerán.

El estilo de vida también cuenta

Sí, sabemos que últimamente las redes sociales te bombardean con artículos incesantes acerca de lo que ya no es bueno comer y de lo que supuestamente sí es bueno, y en muchas ocasiones esas opiniones pueden ser incluso contradictorias. Simplemente te aconsejaríamos que lleves una dieta balanceada en la medida de lo posible, y que, si puede ser, también practiques un poco de ejercicio.

Después hay cosas del día a día que puedes ir mejorando, hábitos no del todo saludables. Si fumas ya sabes lo que te vamos a decir: tienes que dejarlo, o al menos, tratar de reducirlo significativamente. Es por ti y también por todos los que te rodean, en casa y en la calle.

Camina más, estamos acostumbrados a coger el coche para todo y a estar sentados todo el día en el trabajo o en la escuela. Es cierto que si cargamos con cierto peso se hace un poco más dificultoso, pero para eso también tenemos una solución: una buena bolsa de transporte.

Las mochilas eastpak son conocidas por su buen soporte para los hombros y la espalda y también por la calidad de sus materiales, además de por sus atractivos diseños, como, por ejemplo, los de los modelos de la mochila Eastpak Padded Pak’R o la mochila Eastpak Back To Work.

Móntatelo como quieras, pero ten grabado a fuego que cuidarse más, mejor y desde antes repercute muy positivamente en tu calidad de vida y en tu futuro. Porque hasta que podamos volcar nuestra mente y nuestra alma en una tarjeta SD, ¡solamente tenemos un cuerpo!

Comentar noticia

Your email address will not be published.