Pediatras del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima ofrecen consejos sobre fotoprotección infantil

En una conferencia celebrada esta tarde en el Hospital e incluida dentro del programa Vithas Aula Salud de formación a la ciudadanía en materia de salud.
Publicado por o día 08/06/2017 na sección de Salud,Vigo

Pediatras del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima ofrecen consejos  sobre fotoprotección infantil

Con los niños, especialmente los menores de tres años, hay que extremar las medidas de protección del sol; debemos utilizar las cremas solares media hora antes de salir a la calle, no sólo los días soleados, sino también los nublados; o usar gafas de sol homologadas y con filtros UVA y UVB, son algunos de los consejos expuestos esta tarde en el transcurso de la charla que las pediatras de la Unidad Materno Infantil del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima ofrecieron dentro del programa Vithas Aula Salud de formación a la ciudadanía en materia de salud. El Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima pertenece al grupo Vithas que cuenta en toda España con 19 hospitales y 25 centros especializados denominados Vithas Salud.

La charla ofrecida por las pediatras de la Unidad Materno Infantil del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima llevaba por título “Los niños al sol” y se centraba en ofrecer consejos de fotoprotección para padres y madres ante la exposición solar.

En su intervención, las pediatras del Hospital destacaron los beneficios que el sol tiene para los niños en su desarrollo, así como la conveniencia de realizar actividades al aire libre. Sin embargo, destacaron que también puede resultar perjudicial para la salud “si no nos protegemos de forma adecuada”.

En este sentido, destacaron que fotoprotección es el conjunto de medidas que protegen de la agresión de la exposición solar y previene el daño de la radiación ultavioleta UVA (causante del prematuro envejecimiento de la piel) y UVB (causante de las quemaduras solares) en la piel.

Las pediatras del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima recurrieron a la evidencia científica reciente para recordar que la exposición acumulada a la radiación ultravioleta desde la infancia es un factor modificable fundamental que evita los problemas posteriores en la vida adulta como es el cáncer cutáneo.

De hecho, entre un 50 y un 80 por ciento del daño acumulado por la exposición solar que una persona recibe a lo largo de su vida ocurre en la infancia y en la adolescencia.

Por ello, la protección de la piel con los filtros adecuados durante la infancia contribuirá a que disminuyan estos problemas en la vida adulta.

En este sentido, las pediatras consideran que el cuidado de la piel de los niños debe integrarse como parte de la educación para la salud desde el primer contacto con el pediatra en la consulta con el objetivo de mantener la piel sana.

Dentro de las medidas para una correcta fotoprotección, las pediatras apuestan por utilizar las cremas fotoprotectoras de forma correcta, no sólo en días soleados, sino también en las jornadas nubladas, aplicando crema en todo el cuerpo de forma abundante 30 minutos antes de la exposición solar, y reaplicándola en zonas foto-expuestas media hora después de comenzar la exposición. A partir de ahí, es aconsejable reponer la crema cada dos horas o después de una inmersión en el agua, aunque la crema elegida se defina como impermeable o waterproof. También hay que reponer la crema después de secarnos con la toalla o si se ha sudado excesivamente.

Consejos

A modo de resumen, las pediatras del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima recomendaron reducir la exposición solar durante las horas centrales del día, es decir, entre las 11 y las 17 horas; la sombra la ropa y los gorros con visera son la mejor forma de protección; usar gafas de sol homologadas y con filtros UVA y UVB.

También apuesta por utilizar cremas de protección solar con filtros UVA y UVB con un factor de protección 30 en abundancia y cuantas veces sea necesario. Además, señalaron que es muy importante proteger a los bebés y niños de corta edad del sol.

De hecho, los menores de tres años no deben exponerse accidentalmente al sol y es por ello por lo que hay que protegerles con ropa, sombreros, gafas y protectores solares de FPS 50.

Sin embargo, los menores de seis meses no es recomendable aplicarles protectores solares, pero, si no es posible protegerles en la sombra y con la ropa apropiada, se puede utilizar una pequeña cantidad de protector de FPS 50 en pequeñas zonas, como la cara y el dorso de los brazos y manos.

Por último, las pediatras de la Unidad Materno Infantil del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima aseguran que las medidas de protección solar deben adoptarse también en los días nublados, ya que las nubes permiten el paso de la radiación ultravioleta; y recalcan que las medidas de protección solar hay que extremarlas en zonas de montaña.

El ciclo “charlas con tu pediatra” forman parte del programa de formación a la ciudadanía en materia de salud Vithas Aula Salud. Tras el descanso estival, este ciclo volverá el segundo jueves de septiembre para completar la programación puesta en marcha tras la reciente reestructuración de la Unidad Materno Infantil del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima.