¿Pensando en hacer reformas? No olvides estos consejos

El proceso de una reforma puede ser bastante molesto, pero lo cierto es que, contando con los profesionales adecuados, podemos ahorrar muchos calentamientos de cabeza a la vez que conseguiremos terminaciones de mayor calidad.
Publicado por o día 07/09/2017 na sección de Hogar

¿Pensando en hacer reformas? No olvides estos consejos

A ninguno nos gusta estar en el centro de una reforma, la verdad sea dicha, pero seamos francos, llega un momento en el que toca hacer un buen cambio, reparar todo lo que se haya estropeado y, por supuesto, también dar un toque diferente para sentirnos más cómodos y, por supuesto, desconectar del estrés acumulado a lo largo del día. Para ello os vamos a dar algunos consejos con los que esperamos poder ayudaros a que tengáis en cuenta todos los detalles importantes a la hora de llevar a cabo una reforma.

¿Lo hago yo o contrato a un profesional?

La primera duda que nos surge a la hora de comenzar a organizar una reforma es precisamente analizar si lo podemos hacer por nosotros mismos o por contra es mejor contratar los servicios de un profesional.

Debemos tener muy en cuenta que hay determinados trabajos que podemos realizar por nosotros mismos como los que podemos encontrar en esta web con libros de bricolaje, pero sin embargo hay otros muchos en los que es mejor contratar a profesionales ya que, por una parte pueden ser bastante más complicados, con lo que es posible que acabemos gastando más dinero si lo hacemos por nuestra cuenta, además de que no va a quedar con las mismas terminaciones, y por otra parte porque pueden llegar a suponer un importante peligro para nuestra seguridad.

Un buen ejemplo de estos casos es cuando hay que realizar trabajos verticales, en cuyo caso es importante que contratemos a empresas especializadas en reformas integrales de viviendas, locales comerciales y oficinas y que por supuesto cuenten con la especialización y experiencia de muchos años a sus espaldas.

Las reformas funcionales que no debes olvidar

Y dentro de la reforma debemos diferenciar entre la parte estética y la parte funcional. La parte funcional es la primera que debemos empezar a organizar, ya que generalmente la estética se basa en las terminaciones finales, de manera que, si pintamos una pared y después queremos pasar un tubo corrugado para añadir un punto de luz, evidentemente estaremos malgastando el dinero puesto que estamos estropeando un trabajo ya finalizado.

Por esa razón vamos a preparar una lista con todos los detalles que queremos modificar, ya sea contratar a una empresa de cristalería en Navarra para que nos instale vidrios Climalit y así mejorar el aislamiento de nuestro hogar, o incluso realizar modificaciones en la instalación eléctrica, instalación de fontanería o también en la de gas.

Por supuesto, en estos casos os recomendamos que sea un experto el que realice todas las reformas, ya que por ejemplo para el gas es obligatorio por ley que se disponga del certificado de realización, y en el caso de la instalación eléctrica y de fontanería, en nuestro caso podemos realizar pequeños arreglos como por ejemplo cambiar un enchufe y poco más, pero el resto puede suponer un importante peligro si no utilizamos los cables de la sección adecuada y los materiales más indicados dependiendo del uso que se le vaya a dar.

Y tampoco dejes de lado la estética

Pero una vez hayamos finalizado con el listado de reformas funcionales, ahora es el momento de estudiar la estética, para lo cual podemos incluir desde el mobiliario hasta la pintura, y en este sentido ya podemos disponer de mayor libertad a la hora de realizar los trabajos por nuestra cuenta.

Por ejemplo, si nos compramos el mejor taladro atornillador podéis estar convencidos de que vais a poder finalizar la reforma con unos resultados fantásticos y sin que el aparato haya sufrido lo más mínimo. Esto lo comentamos para que tengáis en cuenta la importancia de contar con herramientas de calidad para estos casos, y ahora no nos queda más que estudiar el nuevo diseño que queremos para nuestro hogar y, con un pequeño esfuerzo, veremos cómo todo se adapta a la perfección en menos de lo que esperamos.