El persoal sanitario al “límite”

Definición de pico de trabajo: “Momento concreto en el que hay mucho trabajo y debe terminar en un plazo cercano”.
Por o 11/01/2018 | Sección: Prosagal,Sanidad,Sindicatos

Definición de pico de trabajo: “Momento concreto en el que hay mucho trabajo y debe terminar en un plazo cercano”.

Esto no debería pasar más que en momentos muy reducidos de tiempo, pero cuando estos “picos“ se hacen crónicos, cuando se producen “picos“ dentro de los “ picos“ y el personal no aumenta en consonancia con la demanda asistencial, tenemos un problema.

Ya sea porque el año ha sido seco, porque la población es cada vez mayor, porque nuestro hospital se queda pequeño, porque los centros de salud no están bien dotados y organizados e incluso porque se hace un uso inadecuado de las urgencias, el personal está al límite.

Todos los días lo mismo: no quedan sillas ni camillas, las salas de espera están a rebosar, 20 ó 30 pacientes pendientes de ingresar en plantas pero que siguen en urgencias porque no hay camas, no hay baños para asear a estos pacientes en espera de ingreso.

Todo esto, día tras día, lleva a los profesionales sanitarios de todas las categorías a una situación reiterada de estrés, impotencia, enfado y agotamiento físico y psíquico, que acaba repercutiendo en su salud (cosa que nadie reconoce).

Las medidas tomadas por la gerencia son insuficientes. Es cierto que este año hemos conseguido que reforzaran con más personal, pero sigue siendo mínimo.

En urgencias, en las unidades de hospitalización, en el servicio de radiología y restos de servicios implicados, se trabaja todo el año “en servicios mínimos“, y hay estudios que así lo avalan.

Si la población quiere una atención digna, que escriban. Si no hay escritos que reflejen la situación que están viviendo, los de arriba, se creen que todo va bien y cuando los sindicatos les recriminamos todo esto, su respuesta a veces es, “ donde están las quejas de los usuarios?”.

Este escrito va también para todos y cada uno de los jefes, para que juntos trabajen para buscar soluciones. Porque desvestir a un santo para vestir a otro, no es la solución. Cambiar a trabajadores de servicio, reforzar con un trabajador o poner unas cuantas camillas en una sala, no es suficiente. Así no cuidan a los enfermos ni a los trabajadores.

Recordamos también que en Atención Primaria también se sufre el “pico”, que en este caso se agrava, ya no por la falta de refuerzo, si no por la falta de cobertura total ante las ausencias de los profesionales: si el profesional disfruta de un día de permiso o está de baja, su agenda de citas se bloquea y los pacientes se derivan a otra consulta o al PAC.

Y qué decir de los PACs? Pues más de lo mismo. Están desbordados, porque tanto la asistencia a pacientes en el centro, como en los domicilios, es cada vez mayor pero el personal sigue siendo el mismo: no se puede dar una atención de calidad cuando hay el doble de demanda asistencial con los mismos trabajadores.

En el servicio de ambulancias también repercute esta situación. A parte de los traslados interminables o las demandas de servicio sin haber terminado el anterior, hay que añadir largas esperas en urgencias por no haber camillas suficientes en el servicio para trasladar al enfermo.

Estamos saturados desde la 7ª planta (urología y neumología) hasta farmacia y limpieza en la planta -2.

En el hospital Provincial pasa exactamente lo mismo. Ingresan pacientes en salas de despertar  quirúrgico con diferentes patologías.

Felicitamos a todos los trabajadores por su esfuerzo y tesón e instamos a los mandos (que hay muchos ) a que estén menos en los despachos y más a pié de cama.

Desde PROSAGAL seguiremos luchando por los trabajadores de la Sanidad Pública e informando puntualmente de las situaciones que se viven.

Noticias de última hora en Vigo

Comentar noticia

Your email address will not be published.