¿Pío? No, mejor cósete la boca.

Artículo de opinión por Carla Leiras
Publicado por o día 08/09/2016 na sección de Opinión,Opinión por Carla Leiras

¿Pío? No, mejor cósete la boca.

Recuperando la entrevista entre Eduardo García Serrano (director de la Gaceta y contertulio de Intereconomía) y Pío Moa en televisión, uno puede pensar que la trayectoria ideoesquizofrénica de Vestrynge es la más habitual entre los que se acercan a las entrañas de algunas ideologías sin estar realmente convencidos de la misma.

Pío, escritor vigués, formaba parte de la dirección máxima del PCR-GRAPO (Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre) en los setenta y fue uno de los responsables de la actividad del grupo. Participó en acciones armadas con al menos un resultado de muerte, como la respuesta de réplica antifascista que se dio a las últimas ejecuciones del franquismo; participó también en el secuestro del general Villaescusa.

Desde su expulsión del partido en el 77, cambió sus posturas paulatinamente desde el leninismo más ortodoxo hasta llegar a un abierto filofranquismo conservador.

Durante la mencionada entrevista, Pío a la luz de un “examen racional de las cosas” declaró lo siguiente:

“El franquismo creó las condiciones para la democracia, y han sido echadas a perder por los antifranquistas”.

“Franco salvó a España de la revolución y de la guerra mundial”.

“La democracia se debe al franquismo y no al antifranquismo, el franquismo dejó una España reconciliada y muy próspera”.

“Todas las amenazas a la democracia vienen curiosamente de los antifranquistas. Esto no es casualidad”.

“Los crímenes están en la semilla misma del marxismo”.

“Algunos creen que se ha aplicado mal la teoría comunista: no, se ha aplicado bien y los resultados son esos. El fondo de la teoría no es nada científico, es muy contradictorio, cuando vamos a sus bases”.

“No es que el marxismo se aplicase mal: es que son unas ideas falsas desde su origen y por lo tanto su aplicación solo puede producir crímenes”.

“Sobre que el capitalismo vaya al derrumbe y cree las condiciones para el socialismo como etapa más adecuada para la humanidad, es una teoría absurda. Es un error en sí mismo”.

“El comunismo es la ideología más sangrienta del siglo XX. Convierte a los países en cárceles”.

“No hay un estadista que haya hecho tanto bien por el futuro del país como Franco”.

¿Qué clase de transición lleva a un marxista leninista maoísta a abrazar las bondades del franquismo? Según Moa, un revisionismo historiográfico le ha conducido a replantearse sus principios más básicos, que han sido confrontados por los hechos históricos. Califica su anterior etapa ideológica como “farsa envenenada, parcial y falsaria”.

Con más de treinta obras a sus espaldas, ha sido elogiado por un sector de la crítica literaria, y denostado por muchísimos otros, que le relegan a “comentarista aficionado”. Sus antiguos compañeros le acusan de despreciable traidor.

Hoy en día es conocido por una ardua polémica en facebook, por considerar “cómo en las webs homosexualistas se encuentran a menudo apologías de la pederastia”. Pío considera a los homosexuales “tarados”, y a su condición “un defecto”.

Considera que si la homosexualidad tiene una razón, “que es, pasárselo bien, debería aplaudirse igualmente el bestialismo o la peredastia”.

“Por supuesto, no odio a los homosexuales. Tengo amigos o conocidos que lo son y no se me ocurre juzgarlos a partir de su desgracia -pues sin duda lo es- (…) Parece bastante claro que la homosexualidad es una tara, es decir, una desviación de la sexualidad normal, demasiado evidente para precisar muchas explicaciones”. Que quede claro que “nadie en su sano juicio ‘opta’ por la homosexualidad, como no opta por la cojera, o por la miopía o por una inteligencia escasa”.

Sobre las feministas, declaró “He leído que al grito de ‘nosotras parimos, nosotras decidimos’, un grupo de feministas se desnudó en Barcelona durante y contra las manifestaciones antiabortistas. Con seguridad, esas marimachos y arpías no paren (y hacen bien, por lo que atañe a su posible prole)”. También declaró: “Si alguien creyera aún en la inferioridad de la mujer, podría encontrar un sólido argumento en las tiorrejas del gobierno y la mayoría de las diputadas. ¡Qué elementas! Y con toda desvergüenza, dicen representar a ‘la mujer’. Afortunadamente no es así, pero debe reconocerse que contaminan mucho”.

A la luz de todos estos datos… qué decir: las declaraciones del personaje revuelven el estómago, le retratan como al sujeto homofóbico, machista y pseudoliterato remojado que es.

Merece la pena pararse en su figura sólo para recordar todo lo que debe ser rechazado en alguien que publica libros. Y si el diccionario necesitase alguna ilustración para hacer entender el significado de la palabra vergüenza (=cosa o persona que causa deshonra), su foto sin duda debería coronar el concepto.

El final de la mencionada entrevista habla por sí solo; Serrano sentencia: “permíteme que te desee que lo mismo que te iluminó la historia, te ilumine dios”.

Una respuesta para "¿Pío? No, mejor cósete la boca."