¿Por qué sigue sin haber coches en los concesionarios?

Hasta hace tan solo un par de años, el sector de la automoción se encontraba en un momento considerablemente favorable: cada vez se vendían más coches, los precios eran muy competitivos y podíamos disfrutar de coches con entrega inmediata. Y, todo ello, favorecía que tanto los particulares como las empresas estuviéramos encantados con la situación. Sin embargo, esta idílica situación cambió hace aproximadamente dos años, cuando empezaron a faltar microchips (a continuación explicaremos por qué). Y, como consecuencia de ello, empezamos a notar una falta de stock y un considerable incremento en el precio de los coches. Además, la situación se agravó porque, a diferencia del stock y los precios, la demanda no se vio reducida. De hecho, la demanda no ha dejado de crecer desde entonces. Ahora bien: ¿por qué siguen sin haber coches en los concesionarios? ¿Qué podemos hacer al respecto? Para responder a estas preguntas hemos hablado con Prisma Renting, expertos en automoción, que nos han dado su particular visión acerca de lo que sucede con los coches en la actualidad.

¿Qué está ocurriendo con los plazos de entrega?

Cualquiera que haya decidido comprar un coche se habrá percatado de que los plazos de entrega ya no son de semanas, sino de meses. Y, lo peor de todo, es que no hablamos de uno o dos meses de espera. En ocasiones, los compradores pueden verse obligados a tener que esperar hasta 6 meses (o incluso más). Y, frente a esta situación, podemos encontrarnos con concesionarios vacíos, así como con otros que retienen algunos coches ya vendidos o sacan unidades de demostración, en vistas a no presentar sus instalaciones vacías.

¿Cuál es el origen de esta situación?

La repentina escasez de microchips se produjo principalmente como consecuencia de la pandemia, que, por un lado, detuvo las fábricas durante meses y, por otro, disparó la demanda de productos electrónicos en todo el mundo. Además, a esta causa tenemos que añadirle otras como el desarrollo de las redes móviles 5G, o el incremento en la compra de teléfonos inteligentes, ordenadores y tarjetas gráficas. Y, por supuesto, no podemos dejar de lado la alta dependencia exterior que tiene la industria del automóvil europea, así como otros acontecimientos ocurridos como el bloqueo del Canal de Suez. En definitiva, no podemos atribuir esta falta de stock a una causa en concreto, sino a un cúmulo de sucesos.

¿Se espera que los plazos de entrega vuelvan a la “normalidad”?

Las previsiones apuntaban a que en el año 2022 volveríamos a la normalidad prepandémica. Y, por supuesto, se espera que los plazos de entrega se vean reducidos, en la medida de lo posible. No obstante, cabe señalar que, lo que se entendía por “normalidad” hace 2 o 3 años dista mucho de la “nueva normalidad” que se espera conseguir, en materia de microchips y plazos de entrega. Además, debemos tener en cuenta que las placas base con circuitos integrados se están utilizando mayoritariamente para la fabricación de coches nuevos, lo que está reduciendo la oferta de coches de segunda mano.

¿Qué se está haciendo al respecto?

España es uno de los mayores productores de vehículos en todo Europa. Sin embargo, poco se ha podido hacer para paliar los efectos de esta crisis. Y, por su parte, la Comisión Europea ha anunciado la creación de planes para conseguir que la UE cuente con un nuevo ecosistema de fabricación de chips, competitivo y autosuficiente. Sin embargo, este es un objetivo que aún está lejos de cumplirse. Se estima que para el 2030 se produzca en la UE el 20% de los semiconductores de todo el mundo, frente al 10% que se ensambla actualmente. Por ende, no se espera que la situación actual se normalice con rapidez. Dicho esto, sí hay una solución que parece contentar a la mayoría de las partes: el renting de coches.

Una solución práctica puede ser el renting

Como acabamos de explicar, en el contexto actual los compradores de coches nuevos están teniendo que lidiar con plazos de entrega que incluso pueden llegar a superar los 6 meses. Y, con respecto a las soluciones planteadas, tampoco parece que ninguna vaya a solucionar el problema en el corto plazo. Sin embargo, sí hay una forma de disfrutar de coches nuevos, a precios considerablemente económicos y con plazos de entrega mucho más reducidos. Nos referimos al renting de coches con entrega inmediata, que parece haberse consolidado como la solución idónea para afrontar los elevados plazos de entrega provocados por la falta de microchips.

SIGUENOS EN TELEGRAM

Comentarios (0)
Publicar comentario