Es posible ahorrar luz en casa

Puede que esto suene muy repetitivo pero está más que demostrado que es posible ahorrar en la factura de la luz en casa con pequeños gestos diarios a los que, probablemente, prestamos poca o ninguna atención.

En este post te contaremos algunos consejos que pueden ayudarte a bajar el precio de tu factura de la luz, si no nos crees, ¡compruébalo tú mismo!

Pese a que es cierto que nuestros recibos de la luz normalmente se encarecen por los impuestos u otras cargas que poco tienen que ver con nuestro consumo real, en la parte que sí corresponde a nuestro gasto energético podemos abaratar su precio. Aquí te presentamos algunos consejos sobre cómo ahorrar en la factura de luz.

Cómo conseguir un ahorro de luz

El primer paso para conseguir un ahorro de luz efectivo en nuestro hogar es pararnos y observar todos los dispositivos que tenemos consumiendo electricidad, que suelen ser bastante.

Vivimos en un mundo en el que no nos imaginamos nuestro día a día sin electricidad y muchas de las acciones que realizamos durante el día están consumiendo de algún modo y no lo percibimos, puesto que estamos súper acostumbrados a que la energía forme parte de nuestras vidas.

Está demostrado que son los electrodomésticos los que más consumo eléctrico generan y por tanto, los que dificultan el ahorro de luz.

Si tenemos pensado cambiar alguno de nuestros electrodomésticos es primordial tener en cuenta la etiqueta de garantía energética y comprar aquellos del tipo A, pues son mucho más eficientes energéticamente y por tanto su consumo será menor y nuestra factura de la luz, también menor.

Frigorífico, lavadora, secadora y lavavajillas están los primeros en la lista de los dispositivos eléctricos que más consumen, así podemos saber cómo ahorrar luz teniendo en cuenta algunos aspectos.

Por todos es sabido que debes poner tanto lavadora y secadora cómo lavavajillas cuando estén totalmente llenos, pues además de luz, son aparatos que utilizan muchos litros de agua, de tal forma que matamos dos pájaros de un tiro.

El frigorífico es importante mantenerlo limpio, conviene, cada cierto tiempo, descongelar la parte del congelador para evitar la formación de nieve y gruesas capas de hielo que harán disminuir la eficiencia de nuestra nevera.

Además de tener todos estos aspectos en cuenta en la utilización de nuestros electrodomésticos, es fundamental que acabes con el stand by. Este modo de algunos dispositivos representa un consumo de hasta 231 kWh anuales. Por lo tanto, desconecta, cuando no utilices, todos los aparatos eléctricos. Es una práctica que continuada en el tiempo te reportará un ahorro de luz en la factura final.

La iluminación, otro aspecto importante. A diario tenemos montones de luces encendidas en nuestra casa, algo que poco a poco, va sumando al gasto de electricidad y finalmente hace que la factura de la luz vaya aumentando.

Pero, ¿cómo ahorrar luz en la iluminación? Muchos estaréis pensando que la mejor forma de hacerlo es no encender la luz y utilizar velas, pero tranquilos, hay otras alternativas muy eficientes y se trata de la tecnología LED.

Si aún no has hecho la transición de bombillas convencionales a LED ya estás tardando. Puede que al principio te parezca un poco costoso cambiar todas las luces de tu casa por LEDs, pero es una práctica muy útil si pretendes ahorrar en tu factura de la luz. Además de ahorrar, estarás siendo muy respetuoso con el medio ambiente.

Ahora, durante el invierno, puede resultar un poco más complicado conseguir ese ahorro en la factura de la luz porque el frío nos obliga a utilizar también la calefacción, puesto que su uso puede disparar la factura de luz o la del gas.

En este sentido, aunque existen varias alternativas para calentar nuestro hogar sin necesidad de encenderla, si ya la has encendido, teniendo en cuenta algunos aspectos se puede ahorrar. Por ejemplo, ponla a una temperatura media entre 19ºC y 21ºC. Además de contar con una adecuada aislación tanto en puertas y ventana.

Cambiar nuestra tarifa de luz

Como ves todo pequeño gesto diario puede ayudarte a ahorrar luz, simplemente se trata de prestar atención a los dispositivos que tenemos y sacarles el mejor partido posible.

Además de tener en cuenta el uso de tus aparatos eléctricos también puedes modificar tu tarifa contratada para así adaptarla a tu consumo o reducir la potencia contratada para que la factura final no se dispare.

Actualmente existen alternativas en cuestiones de tarifas como la de discriminación horaria, en el que las horas más baratas para usar la electricidad son las nocturnas, por lo que cambiar algunos hábitos como poner lavadoras o lavavajillas de madrugada puede suponer un ahorro notorio.

Noticias de última hora en Vigo

SIGUENOS EN TELEGRAM