El PP denuncia la concesión de ayudas del cheque social de sólo 89 euros anuales

La concejala popular, Elena González, considera “patético” que la gente tenga que esperar su turno para recibir 7,4 euros al mes: “Es un trato vejatorio que consolida la pobreza en esta ciudad”.
Publicado por o día 28/10/2016 na sección de Eventos

El PP denuncia la concesión de ayudas del cheque social de sólo 89 euros anuales

Se cuestiona si el incremento del presupuesto para el albergue municipal va a permitir que se cumplan las normas para que haya seguridad, para que la gente puede dormir tranquila o para que se controle el aseo de los usuarios.

Apuesta por impulsar un gran pacto de política social a través de una comisión con todos los grupos municipales que aborde no sólo la situación de pobreza sino otros temas como la violencia machista o la situación de los mayores.

La concejala popular, Elena González, ha denunciado hoy que entre las ayudas del cheque social que está entregando estos días el Gobierno municipal se encuentran apoyos de sólo 89 euros anuales. “Estamos asistiendo a colas diarias de 250 personas. Gente que está esperando su turno para percibir una ayuda que, en algunos casos, no llega a 7,5 euros diarios”, ahonda González.

En este marco, la edil popular ha tildado de “patético” que la gente tenga que esperar su turno para recibir estas cantidades: “Es un trato vejatorio que consolida la pobreza en nuestra ciudad”.

Así, la concejala ha señalado que muchos de los beneficiados, después de recibir la ayuda, “suben a nuestra planta a denunciar esta situación y a solicitar apoyo y comprensión”. “Ayer, por ejemplo, vino una familia con tres hijos a la que le han concedido, para todo el año, 700 euros. Esto les da para pagar el alquiler de dos meses. ¿Cómo van a poder comer? ¿De qué les sirve realmente esta ayuda?”, se ha cuestionado.

En este contexto, González Sánchez ha criticado la falta de un “verdadero proyecto social en Vigo” que pueda alejar a las familias de la situación de pobreza en la que se encuentran y en la que “la administración local les obliga a vivir permanentemente”. “Las personas se encuentran sometidas a esas ayudas”, ha incidido la edil, quien denuncia que “las colas sólo contribuyen a que el alcalde pueda decir que esta es una ciudad maravillosa con unas ayudas divinas”.

González ha hecho extensible esta carencia de verdaderas políticas sociales a la situación que atraviesa el albergue municipal. Una infraestructura para la que, como recuerda, el Gobierno local acaba de anunciar el incremento de su presupuesto hasta los 3,7 millones en cuatro años. No obstante, puntualiza, ni este aumento ni la asignación del servicio a la Cruz Roja servirán de nada si desde el Concello “no se apuesta por una adecuada organización del albergue, para lo que basta con hacer cumplir las normas internas que ya existen”.

“¿Va a haber seguridad? ¿La gente podrá dormir tranquila? ¿Se van a evitar los navajazos? ¿Se va a controlar el aseo de las personas que entran? ¿Se va a evitar que en el patio sucedan todo tipo de cosas que se pueden observar desde las casas vecinas?”, se ha cuestionado.

“En definitiva, no hay un proyecto social de ciudad”, ha proseguido González, quien entiende que dicho proyecto debe pasar por “actuaciones mucho más importantes que dar una ayuda a la gente”. “El objetivo es ayudar a la reinserción social de quienes viven en la pobreza”, ahonda.

Y para ello, la concejala popular ha propuesto la creación de un gran pacto social, en el que participen todos los grupos municipales, con el objetivo de evitar que se perpetúe dichas situaciones de pobreza en la que viven miles de vigueses. “Nos ofrecemos a formar parte de una comisión en la que construyamos un proyecto social de ciudad que incluya no sólo a los sin techo o a los mendigos, sino también a  colectivos tan importantes como las víctimas de la violencia machista o los ancianos que viven solos”, ha concluido.