El PP lamenta la “enorme irresponsabilidad” de Caballero al desoír a las autoridades sanitarias sobre el agua

Muestra su “extraordinaria preocupación” porque resulta “evidente” que hay un problema con la calidad del agua de San Miguel de Oia
Publicado por o día 17/01/2018 na sección de Partido Popular,Política

El PP lamenta la “enorme irresponsabilidad” de Caballero al desoír a las autoridades sanitarias sobre el agua

El concejal popular, Miguel Fidalgo, ha lamentado hoy la “enorme irresponsabilidad” de Caballero al desoír a las autoridades sanitarias, que informaban ayer de la no potabilidad del agua de Canido tras detectarse niveles de trihalometanos superiores a los permitidos.

“Si existe un informe, cualquiera que sea, pero más si procede de técnicos sanitarios, que alertan sobre la no potabilidad del agua, el alcalde debería avisar a la población y no ocultar el problema”, ahonda Fidalgo, quien ha señalado que “con este tipo de cosas no debería jugarse”.

En este marco, el edil popular ha mostrado su “extraordinaria preocupación” porque el alcalde está dando la espalda a algo “evidente”, que hay un problema con la calidad del agua de San Miguel de Oia. “Estamos hablando de agua, de un bien de primera necesidad, y por interés político no se puede no reconocer un problema”, ha subrayado.

Fidalgo Iglesias ha considerado que “el sentido común invita a pensar que, si la autoridad sanitaria recomienda no beber agua del grifo, lo lógico sería que el ayuntamiento recomendase no beber agua del grifo”. Sin embargo, prosigue, “Caballero hace justo lo contrario”.

Una decisión que, como critica, se fundamenta “en los únicos informes que parece aceptar Caballero: los de una parte interesada, Aqualia”. En este sentido, Fidalgo ha apuntado que, “curiosamente”, al alcalde sólo le valen las analíticas de la concesionaria, y rechaza las de laboratorios privados, los de funcionarios municipales y los de técnicos autonómicos que coinciden en la no potabilidad del agua de Canido “Pero también curiosamente, Caballero sigue negándonos los informes de Aqualia desde noviembre hasta hoy, que hemos pedido en una docena de ocasiones”, ha continuado Fidalgo.

Así, y como ha recordado, su grupo presentó el primer escrito solicitando dichas analíticas el 5 de diciembre por registro, reiterando desde entonces las solicitudes en el propio ayuntamiento y por burofax a la concesionaria. “Y pese a que nos prometieron hasta en el pleno de diciembre que nos los darían, seguimos esperando por ellos. Por eso sólo podemos concluir que no nos fiamos del alcalde, no tenemos confianza en él”, ha concluido.