PP pide aplazamiento de pleno de aprobación de presupuestos para recalcular IBI tras sentencia que anula PXOM

Publicado por o día 07/12/2015 na sección de Partido Popular,Política

PP pide aplazamiento de pleno de aprobación de presupuestos para recalcular IBI tras sentencia que anula PXOM

El PP solicita que se aplace el pleno del presupuesto hasta que se calcule cómo afecta la anulación del PXOM a la recaudación del IBI prevista para 2016

Centenares de suelos que están pagando por un IBI urbano volverán a ser rústicos al entrar en vigor el planeamiento de 1993.

Elena Muñoz señala que el impuesto de bienes inmuebles es el que prevé una mayor recaudación en el Concello, con más de 60 millones presupuestados, y recuerda que ahora “se verá gravemente alterado”.

La portavoz del grupo popular solicita la elaboración urgente de informes técnicos y jurídicos que evalúen el impacto de la sentencia del Supremo en las previsiones del presupuesto.

Advierte que el gobierno local “no debería aprobar su proyecto económico para 2016 a sabiendas de que la segunda mayor vía municipal de ingresos puede tener un importante error de cálculo”.

Indicó, además, que el Concello “debe agilizar la realización de ese análisis para no poner en riesgo que el uno de enero entre en vigor el presupuesto, y con las máximas garantías”. 

El gobierno municipal no debería aprobar ningún presupuesto para 2016 a sabiendas de que la segunda mayor vía de ingresos, después de la aportación estatal, contiene un error de cálculo mayúsculo”, afirmó esta mañana Elena Muñoz. La portavoz municipal del PP presentó una solicitud para que el gobierno local aplace el pleno previsto el miércoles, donde se debatirá la aprobación definitiva de las cuentas del Concello para 2016.

La razón no es otra que la “evidente alteración” que la sentencia del Tribunal Supremo que anula el PXOM del 2008 provocará en los ingresos previstos del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

Este tributo es la herramienta fiscal más poderosa del Concello, con una recaudación estimada que supera los 60 millones de euros, y también la que sufrirá más directamente los efectos de esta decisión judicial que elimina la vigencia del planeamiento del 2008 y retrotrae a Vigo al Plan General de 1993.

Centenares de suelos rústicos en aquel planeamiento pasaron a ser urbanizables con el PXOM del 2008 y están por tanto pagando recibos de IBI de mayor importe que el que abonaban hasta esa fecha. Ahora, en cambio, la situación es la opuesta. Los contribuyentes en estas circunstancias acaban de perder la capacidad de aprovechar urbanísticamente sus fincas, que regresan de nuevo a su calificación anterior como rústicas en muchos casos, y no urbanizables en otros. La consecuencia directa es que el año que viene volverán a pagar un IBI mucho más reducido.

“Está clarísimo que lo ocurrido altera el cálculo de los ingresos del IBI de manera sustancial”, aseveró Muñoz Fonteriz. La portavoz popular considera “urgente e indispensable” adaptar el padrón del impuesto de bienes inmuebles a la nueva realidad, para sintonizarlo con el plan que entra en vigor, que es el de 1993.

Indicó, además, que el Concello “debe agilizar la realización de ese análisis para no poner en riesgo que el uno de enero entre en vigor el presupuesto, y con las máximas garantías”. Y calificó como “necesaria” la elaboración de informes técnicos y jurídicos antes de la aprobación definitiva del presupuesto”.

El grupo municipal del PP espera que Caballero “sea sensible” con este problema y “atienda nuestra petición para el pleno previsto el miércoles”. Insistió también en la “lentitud” con la que el regidor socialista vigués está reaccionando a la sentencia que tumba el plan de urbanismo de Caballero.

“El Supremo es clarísimo en su sentencia y señala que el PXOM está anulado porque el permiso solicitado para no presentar un informe de sustentabilidad ambiental se basó en una urgencia económica y social que no se corresponde con los dos años de retraso desde que se solicitó esta excepcionalidad hasta que se aprobó el Plan por parte del Concello”, dijo.

“¿Y qué provocó este retraso? -se pregunta Muñoz-, pues sencillamente la decisión política del PSOE, que primero desde la Consellería que dirigió María José Caride, y después desde la que controlaba Manuel Vázquez, demoraron un año la aprobación del PXOM vigués; y luego el propio Abel Caballero, que tardó otro año y medio más en aprobar definitivamente el plan”.

El grupo municipal del PP lamenta que ahora “no solamente no quieran asumir ningún tipo de responsabilidad sobre lo ocurrido, sino que tampoco estén reaccionando con la celeridad debida ni mostrando la colaboración institucional que sí está teniendo la Xunta”.

En este sentido, la portavoz de los populares reclamó una vez más la celebración de un pleno extraordinario, la convocatoria de una junta de portavoces, la reunión urgente del CES, el establecimiento de puntos de información permanentes para los ciudadanos, la apertura de líneas de consulta telefónica, la agilización de los informes jurídicos necesarios para evaluar la situación, o la publicación de un catálogo de vigencias para que empresas y vecinos sepan lo que todavía sigue en vigor y lo que no.

“Es demencial, por que además de no hacer nada de esto, vamos a aprobar un presupuesto sabiendo que una de sus principales previsiones de ingresos se ha visto alterada de manera sustancial; y eso es algo que se puede evitar aplazando este pleno y recalculando el IBI, como nosotros proponemos”, señaló Elena Muñoz.

PRENSA PP DE VIGO