El PP subraya que el abandono de las zonas verdes es consecuencia de la “chapuza de contrato que sacó el alcalde”

El concejal popular Miguel Fidalgo recuerda que su grupo alertó desde el principio sobre el contrato y lleva meses denunciando la situación, negada “una y otra vez” por el Gobierno hasta que la evidencia les ha obligado a asumir la realidad.
Por o 24/08/2016 | Sección: Partido Popular,Política
El PP subraya que el abandono de las zonas verdes  es consecuencia de la “chapuza de contrato que sacó  el alcalde”
Compartir en:

“Han firmado un galimatías de contrato que nadie sabe cómo va a acabar, y del que alertamos que traería problemas ya que se iba a prestar por una cantidad muy por debajo de la anterior concesión”, explica. 

Señala que restar 100.000 euros en el pago de un contrato de casi 18 millones de euros no es la solución, por lo que, por desgracia, el problema va a seguir ahí hasta que se proponga una solución definitiva.

Resalta que en la calle no hay medios técnicos ni humanos suficientes para dar un buen servicio, y que zonas importantes como Castrelos o el Castro no están incluidas en el contrato. 

El concejal popular, Miguel Fidalgo, ha subrayado hoy que el “lamentable estado de abandono” que atraviesan las zonas verdes de la ciudad es consecuencia de la “tremenda chapuza de contrato que sacó el alcalde” en su momento.

“Nosotros alertamos desde el minuto uno de que esta situación se iba a producir. Hace más de un año dijimos que el contrato traería problemas ya que se iba a prestar por una cantidad muy por debajo de la anterior concesión. Al final, se demuestra una vez más que lo barato sale caro”, ha incidido.

En este sentido, Fidalgo Iglesias ha señalado que, durante todo este tiempo, “la ciudad ha vivido una pesadilla, con las malas hierbas y el deterioro acumulándose en el centro y en las parroquias”, sin que el alcalde hiciese nada. “Este Gobierno vive de espaldas a Vigo y a sus ciudadanos. Negaron sistemáticamente que hubiese un problema, y sólo la evidencia y las múltiples quejas les han obligado a asumir la realidad”, añade.

No obstante, el concejal popular alerta de que “la medida adoptada no supone ninguna solución”. Así, explica, restar 100.000 euros en un contrato de casi 18 millones convierte en “bastante barato” el incumplimiento de un contrato. Además, prosigue, “muchas zonas con mal servicio no se encuentran incluidas en dicho contrato, como sucede por ejemplo con Castrelos, el Castro o muchas medianeras”. Ante esta situación el Gobierno municipal, “tarde y mal” optó por ir poniendo “parches de última hora” a través de pequeños contratos.

Un galimatías de contrato

En este marco, Fidalgo considera que el problema persistirá hasta que se proponga una solución definitiva. No en vano, y como destaca, ahora mismo las zonas verdes están destrozadas y tenemos un “galimatías de contrato que nadie sabe cómo va a acabar”. “Hay muchas deficiencias”: existen incumplimientos del pliego de condiciones; no se están cubriendo las vacaciones; y no hay medios técnicos ni humanos, con poco más de un 30% de operarios trabajando”, puntualiza.

Por todo esto, el edil popular ha subrayado que “el tiempo demuestra que las quejas de los vecinos y del Partido Popular estaban fundadas, y lo único que ha hecho el alcalde es reconocer que teníamos razón”. Y añade: “Las zonas verdes dan pena pese a que todos los vecinos pagan por un servicio que se está prestando en pésimas condiciones”.

Una situación, explica, que se debe “única y exclusivamente” al alcalde y a su gobierno municipal, que “viven de espaldas a la realidad y que cuando deben enfrentarse al día a día de los ciudadanos, ni están ni se les espera”. “Se les llena la boca hablando de Escobas de Platino, pero la realidad es que en el momento en el que más visitantes recibimos, la ciudad está peor que nunca”, denuncia.

Una respuesta para "El PP subraya que el abandono de las zonas verdes es consecuencia de la “chapuza de contrato que sacó el alcalde”"

  1. María   24/08/2016 at 22:42

    Doy fe que las zonas son un desastre realmente, pero siempre pasa lo mismo.