El préstamo por tu coche como solución a tu economía

Publicado por o día 06/06/2016 na sección de Economía,Naval

El préstamo por tu coche como solución a tu economía

¿Éste ha sido el mes de los gastos imprevistos? ¿Necesitas dinero para cubrir tus facturas del hogar? Hoy te traemos una alternativa efectiva y ajustada a tu bolsillo, el préstamo por tu coche. Es una manera simple de obtener dinero sin tener que sucumbir al proceso y la incertidumbre de solicitar un préstamo tradicional. Te permite sacar el máximo provecho económico de tu coche mientras sigues utilizándolo. Se caracteriza por ser un tramite muy simple y rápido.

Si has tomado la decisión de empeñar tu coche y te estás preguntando cómo hacerlo, aquí tienes una corta y general guía del proceso.

¿Cómo empeño mi coche?

Los requerimientos pueden variar ligeramente dependiendo de la empresa, sin embargo, el proceso en conjunto es ágil y nada complicado. Para pedir un préstamo por tu coche generalmente necesitarás lo siguiente:

· Tu coche

· Un documento que certifique que eres el propietario del vehículo

· Tu carné de conducir

· La ITV debe estar en vigor

· El impuesto de circulación debe estar pagado

· Una prueba de ingresos, puede ser una nómina, tu número de Seguridad Social, pensión, o cualquier otra fuente que muestre tus ingresos.

Éste último se realiza con el objetivo de asegurar el reembolso del prestamo por tu coche. También cabe la posibilidad de que te soliciten algún tipo de factura del hogar (luz, agua o gas) para verificar la dirección de tu domicilio.

¿En qué debo fijarme a la hora de empeñar mi coche?

Con el objetivo de minimizar errores te aconsejamos que te centres en tres aspectos importantes:

1. El tipo de interés

2. La cuotas que deberás asumir

3. El tipo de contrato que te ofrezcan

Es importante que estés de acuerdo con estos tres aspectos para disfrutar de tu préstamo sin futuros dolores de cabeza.

Una vez recopilados todos los documentos, coge tu coche y dirígete a la empresa de empeños elegida más próxima, ellos te proporcionarán una tasación en base a tus necesidades y el estado del vehículo.

El paso final es sencillo, habiendo acordado la cantidad y las condiciones se te suministrará el dinero, la entrega se puede realizar de distintas maneras, las más comunes son: cheque bancario, transferencia o efectivo.

Como puedes observar es un proceso 0% complejo ¡No lo dudes, infórmate y consigue un préstamo por tu coche!