Principal Problema de la Ley de Segunda Oportunidad

Expertos en la materia, han concluido en eventos de carácter instructivo, que la principal carencia que pesa sobre este instrumento legal es la falta de su conocimiento y divulgación, sobre su contenido y alcance, que por demás, es de honra y provecho para todo aquel deudor de buena Fe, que ha entrado en estado de insolvencia, lo que le genera un malestar social, y es a través de esta Ley y la asesoría técnica especializada que pueden verse librados de sus deudas, otorgándosele la oportunidad de comenzar de nuevo.

Se ha concluido, que la Segunda Oportunidad es más expedita y efectiva que solicitar el Concurso de Acreedores, a lo cual ponentes han dejado claro que la Segunda Oportunidad pudiere dar por resuelta la insolvencia y crisis patrimonial del Deudor en un lapso de hasta Un año, mientras que el Concurso de Acreedores, sin desprestigiar este, puede tomar en su extensión hasta 7 años o más para alcanzar el término aspirado por el Deudor, lo cual pudiere ir en detrimento del patrimonio de su Acreedor, e incluso a generar un estado general de insolvencia que pudiere circunscribirse en un malestar colectivo.

Ante todo ese cumulo de beneficios, la Ley de Segunda Oportunidad, viene a promulgarse con la finalidad de alcanzar solventar al deudor, permitiéndole al Acreedor ver satisfechos sus créditos, pero mejor aún logra una tranquilidad social que garantiza el crecimiento de la población, siendo lamentable la desinformación que circunda a esta Ley, por lo cual es menester su divulgación a los fines de que la misma alcance su objetivo.

¿Por qué la Falta de Conocimiento de la Ley de Segunda Oportunidad?

Esta insuficiencia, no es propia de la Ley en sí misma, ya que todo texto legal cuenta con su procedimiento propio de proposición, discusión, promulgación y publicación, que a los efectos del Estado, cumple con la necesidad de hacerla del conocimiento de la Sociedad. Ahora bien, ante cualquier necesidad que presente, el Interesado, ya sea este persona Física o Jurídica, lo primordial es buscar la opinión de expertos, en caso concreto con conocimiento en la Ley de Segunda Oportunidad, así mismo, existen instituciones prestas a brindar sus conocimientos y personal para con sus clientes.

Es allí, donde depone la Ley la carencia en su divulgación, por lo cual se ha concluido que como toda situación errática que se pueda presentar en un momento dado, lo mejor es ponerse en manos de especialistas, quienes con su asistencia y conocimiento técnico, informaran a la Empresa o Particular sobre lo que le sea dable dentro del marco jurídico para ver resuelta su insolvencia.

Por lo tanto, no debe entenderse que la Ley contiene problemas, por el contrario, cuenta con una serie de mecanismos capaces de brindar soluciones eficaces, el problema lo tiene el interesado Deudor de Buena Fe, quien debe acudir a los servicios profesionales, quienes deben procurar en Prima Face, alcanzar una mediación que permita flexibilizar el compromiso adquirido, sin menoscabar las aspiraciones del Acreedor, ya sea procurando la reestructuración de la deuda, extensión de los plazos, dación, entre toda las posibilidades que una fase preliminar, y de ser estrictamente necesario, asistir al deudor ante los Tribunales Mercantiles, a los fines de lograr para su asistido la decisión del Juez que le sea más favorable, para alcanzar la liberación de la Deuda, lo que evitaría el sobre endeudamiento del Deudor, que pudiere producir lesiones innecesarias a su patrimonio.

Ante el desconocimiento de las soluciones para con deudas, solo nos resta buscar la asesoría especializada, y solo así podrá obtener la tranquilidad que le brinda la Ley de Segunda Oportunidad como Deudor de Buena Fe que puede ver cumplidas sus obligaciones.

Si necesita de un asesor no dude en ponerse en contacto con nuestro bufete de abogados, el cual sin coste alguno le informará sobre todo lo referente a esta ley y si usted puede beneficiarse de la misma.

Más información aquí

Noticias de última hora en Vigo

SIGUENOS EN TELEGRAM