¿Qué es un ERP y cómo se debe implementar para las empresas?

En los entornos de gran dinamismo y competitividad de la empresa, es fundamental obtener una ventaja competitiva como ofrece este tipo de software.

Lo primero que debemos saber es que un ERP es un sistema con el que se integra la información que procede de varios departamentos de la compañía, de tal forma que se agilizan las labores y se pueden tomar unas decisiones sobre una base de mayor solidez.

Cada vez es más habitual su incorporación en el mundo de la empresa, para así obtener mejores resultados en todo lo referido a la gestión. Para ello hay que aprovechar la evolución experimentada por la tecnología en estos últimos años, aunque siempre es importante realizar la implementación de forma correcta.

Conociendo las ventajas para las empresas

Contar con un control de flujo informativo lo que hace es generar en las organizaciones una capacidad para poder centralizar los muchos datos con los que trabajan las empresas. Vamos a mostrar las más importantes:

Mejora en la toma de decisiones

Como todo queda centralizado y unificado se puede crear una base de datos con una información fiable para tener en cuenta los escenarios futuros con gran precisión.

Evitar duplicidades

Esto es de particular interés para los departamentos que pueden acceder en tiempo real a semejante información, labor que se hace con el software para hospitales u otros tipos de centros de producción o servicios.

Escalabilidad mayor

Como son sistemas de tipo modular, las empresas pueden contratar las prestaciones que vayan a necesitar en un momento dado. Las hay muy específicas como por ejemplo un programa para consultorio médico o incluso hay programas para talleres mecánicos.

Adaptación a las necesidades

Cuando se implanta o cambia de ERP, la empresa proveedores podrá configurar la aplicación para poderse adaptar a las necesidades que pueda requerir en cada momento.

Control y trazabilidad mayor

Este tipo de sistemas lo que hacen es recoger la totalidad de datos en referencia a la actividad de la empresa. Así es como se controla el tránsito de los productos por la totalidad de elementos de la cadena de valor.

Mayor seguridad informativa

Es más complicado que se robe la información por los diferentes niveles de acceso o las autorizaciones. No olvidemos que toda la información va a pasar a estar centralizada con copias de seguridad que se generarán de manera automática para así evitar errores.

Integración con clientes y proveedores

El proveedor pasa a ser un socio estratégico que va a participar de forma activa en el diseño y desarrollo de productos nuevos, de tal forma que ayudará a la mejora de la productividad y a la reducción de los costes. Estamos ante una solución que es bastante práctica y de la que solo podemos extraer ventajas.

Por este motivo, la empresa va a tener una mayor información de calidad que le valdrá para el ajuste de la compra y los inventarios, de tal manera que podrá segmentar mejor sus campañas de marketing.

Mejorar capacidad operativa

Las actividades se pueden automatizar y las que antes se hacían manuales ahora se hacen con menos errores, puesto que se minimiza la posibilidad del error humano. Esto se puede aplicar por ejemplo con los software de gestión clínica. Todo ello permite que la empresa o el centro mejore la capacidad a la hora de operar y se pueden atender a mayor número de pacientes o se fabriquen más productos, dependiendo de la actividad.

Mayor rentabilidad

Siempre se debe buscar una eficiencia mayor, que se reduzcan los errores y se eliminen las duplicidades, lo que repercutirá en una reducción de los costes.

Cómo implementar un sistema ERP

En cuanto se entienda que tener un sistema ERP te aportará muchos beneficios, te toca saber utilizarlo bien, entendiendo el sistema y los demás aspectos. Para ello los fabricantes te pueden ayudar, por lo que siempre es bueno que la empresa en la que confíes tenga la capacidad como para resolver las dudas que puedas tener en su aplicación.

En cuanto se haga esto, se debe fijar un calendario en el que vendrán claros y establecidos los procesos, plazos y las personas que serán las responsables de su utilización en el día a día.

Una vez acabe el proceso de la implementación, lo mejor es elegir al que será el que se encargue del asesoramiento y ayuda de la empresa en esas primeras semanas.

Será el que va a guiar a los trabajadores, de tal forma que les facilite el que se adapten y que se vayan acostumbrando al nuevo entorno laboral de trabajo.

De la misma forma, creemos que es bastante importante el que se vayan monitorizando los resultados y los procesos en el día a día en las primeras semanas, de tal forma que se puedan detectar los errores y se solucionen en el menor tiempo que sea posible.

Noticias de última hora en Vigo. Te contamos todo lo que sucede en nuestra ciudad. Desde los sucesos más relevantes hasta artículos de opinión y de interés.

SIGUENOS EN TELEGRAM

Comentarios (0)
Publicar comentario