¿Qué son los ficheros de morosidad?

Publicado por o día 11/10/2015 na sección de Economía

¿Qué son los ficheros de morosidad?

Seguramente alguna vez has oído hablar de estos ficheros de morosidad que se encargan de registrar el momento en el que un usuario o empresa contrae una deuda con un organismo. Esta se registra en lo que se conoce como el ASNEF.

Se utilizan normalmente para que las empresas puedan conocer la viabilidad del cliente a la hora de solicitar una hipoteca, pedir un préstamo o contratar un tipo de servicio específico.

Por ejemplo, si queremos comprar un inmueble y necesitamos que el banco nos preste parte el capital, la entidad será capaz de acceder a este registro y poder identificar si nosotros estamos o no allí. En la mayor parte de las ocasiones, si constamos en el ASNEF, muy difícilmente el préstamo o hipoteca será aprobada.

¿Cómo puedo saber si estos en el registro de morosos?

Una de las preguntas más habituales es saber si estamos en Asnef cuando tenemos que solicitar algún tipo de crédito a una entidad bancaria.

Lo primero que tenemos que saber es que, en principio, antes de que nos puedan meter en el registro de moros, tenemos que ser notificados. Esto es algo regulado por ley.

Además, la notificación debe de realizarse a través de un medio físico (ya sea burofax, correo certificado); debe de ser recogida por el titular del archivo y en un plazo de 30 días.

Ahora bien, las empresas no siempre cumplen con este requisito y no es raro encontrarse con que nos han inscrito en ese registro, y ni tan siquiera recordamos el motivo.

Ante la duda, siempre podemos ponernos ir a nuestra caja de ahorros y preguntarlo allí directamente. Ahora bien, ellos no tienen obligación de hacerlo, aunque no suelen poner muchas pegas por ello.

¿Cómo puedo salir del registro de morosos?

De una forma bastante lógica: pagando. En principio, no hay otra forma de salir que satisfaciendo la deuda. Ahora bien, en el caso de que está se haya podido imponer de forma fraudulenta o que, directamente, esta no exista, podemos solicitar que nos den de baja.

Además, en el caso en el que nos hayan incluido en este registro y no hayamos sido informados, siempre podemos denunciar en la agencia Española de Protección de Datos y hasta pedir una indemnización por ello. En todo caso, te recomendamos que satisfagas tus deudas cuanto antes para evitar problemas de cara al futuro.