Recomendaciones para pasar el verano mejorando el lenguaje de nuestros hijos

Publicado por o día 29/07/2015 na sección de Vigo

Recomendaciones para pasar el verano mejorando el lenguaje de nuestros hijos

Cuando llega el verano es importante aprender a aprovechar los cambios que se establecen en las actividades, los horarios y los espacios de los más pequeños de la casa.

Aprovechando los días de descanso de las vacaciones debemos usar el tiempo libre en reforzar el aprendizaje de nuestros hijos, así como ayudarles a descubrir cosas nuevas. El papel de los padres es importantísimo durante este período del año, y es muy bueno que aprovechemos a nuestros hijos a planificarse todas sus actividades para sacarle el máximo provecho al verano.

En ese sentido, los logopedas suelen recomendar una serie de cosas que podemos hacer, tales como:

Aprovechar las situaciones diarias para interactuar con nuestros hijos, explicarles que estamos haciendo, porque lo estamos haciendo, decirle el nombre de las nuevas cosas que descubra, las acciones, etc. Del mismo modo podemos aprovechar estas situaciones para mantener largas conversaciones con ellos, de forma que les incitaremos a utilizar todas las nuevas palabras que vaya aprendiendo.

Completar o repetir las frases que él nos dice, dándole de este modo el modelo claro y correcto para que lo aprenda.

Aprovechar cualquier tipo de actividad que hagan nuestros hijos para hablar, conversar, preguntar etc. Es muy importante que ellos se sientan escuchados, para que aprenda la importancia de escuchar a los demás.

Utilizar un lenguaje claro y adulto, no infantilizado ni simplificado.

Siempre respetar su ritmo a la hora de expresarse. Bajo ningún concepto tenemos que interrumpirlo cuando esté explicándose, aunque haga pausas.

Cuando nuestro hijo cometa algún error en alguna frase no hacérsela repetir, sino que se la repetiremos nosotros mismos de la manera completa y correcta, de manera que él escuche así el modelo correcto.

En las conversaciones, hacer preguntas de forma que puedan utilizar palabras como: cuando …, si …., antes de …., después de …, aunque …., etc.

Procurar relacionar las experiencias que tenga durante este año con actividades posteriores, ya sea mediante conversaciones, haciendo un dibujo, escribiendo un texto, etc.

Hacer que colabore con las pequeñas tareas de casa, como poner la mesa, recogerla, ordenar sus juguetes, etc. Debemos explicarle bien lo que queremos que haga en cada ocasiones para que lo entienda, y siempre valorar su colaboración.

Ayudarle de vez en cuando a situarse en el tiempo y el espacio, con preguntas como “¿Qué día es hoy? ¿Qué haremos mañana? ¿Dónde estamos? ¿Donde iremos? etc, e intentar que siga usando el calendario durante el verano.

Tener una libreta para escribir o dibujar cosas que le sucedan durante el verano.

La mayoría de los expertos, como los logopedas especializados de López de Fez, aconsejan utilizar el verano como periodo de refuerzo lingüístico para nuestros hijos, y el papel de los padres durante estos meses es fundamental, por lo que es importante que nos tomemos el tiempo necesario para pasarlo con los más pequeños de la casa.