Refuerza tu salud con cápsulas o pastillas a base de CBD, descúbrelas aquí

Todo lo que necesitas saber sobre las cápsulas y pastillas de CBD.

Fuente imagen: unsplash

Si estás habituado a consumir algún tipo de suplemento alimenticio, seguro que ya estás familiarizado con las presentaciones en forma de cápsulas o comprimidos masticables. Estos productos también están disponibles en el ámbito del CBD.

Muchos usuarios prefieren este tipo de artículo frente a los aceites o e-líquidos porque resulta mucho más sencillo controlar las dosis o porque no son partidarios del “fumeque”. Usarlos es tan fácil como contar encima de una mesa el número de pastillas que necesitas. Así te olvidas de los problemas causados por una gotita de más o de menos. 

También facilita enormemente la ardua tarea de recordar para cuantos días tienes reservas. Y si estás de viaje o en una comida con más gente, puedes llevar contigo las grageas que te hacen falta y tomarlos de forma rápida y discreta.

Si estás pensando en comprar pastillas de CBD(visitar CBDax), aquí tienes las respuestas a las preguntas más comunes que te pueden surgir si nunca las has utilizado, para estar al tanto de la verdad y que nadie te venga con “milongas” ni “películas”.

¿Necesito una receta médica para comprar cápsulas de CBD?

No, ya que estos productos no son medicamentos, sino suplementadores alimentarios. Por ello no te hace falta una receta médica para adquirirlos.

Por este mismo motivo, tampoco es necesario ir a una farmacia para adquirir cápsulas de CBD. Porque al ser consideradas complemento alimenticio en lugar de medicinas, pueden comercializarse en cualquier tienda española que tenga autorización para vender alimentos. Aunque lo más cómodo es hacerte con ellas a través de Internet. Resulta más fácil comparar las diferentes ofertas, leer sus características y te entregan el paquete en la puerta de tu casa.

¿Cuáles son las presentaciones más habituales?

Tanto las pastillas de CBD como las cápsulas recubiertas suelen venderse en paquetes sellados o frascos herméticos con tapa de rosca. Esto garantiza que se mantengan en perfecto estado mientras no las termines. Lo más común es encontrar envases de 30 o 60 unidades, aunque algunas marcas pueden hacerlos de mayor capacidad.

En lo que respecta a la concentración de CBD encapsulado, suele presentarse en 5, 15, 30, 50 y 100 mg.

Y en ocasiones, también puedes adquirir prensados de CBD más sofisticados, que se presentan mezclados con alguna otra sustancia. Por ejemplo, con cafeína para ayudarte a empezar el día con energía o con melatonina para ayudarte a descansar mejor.

Cálculo de la dosis que te corresponde

La cuantía recomendada depende de tu peso y de lo acostumbrado que estés a los cannabinoides. Si los has usado con anterioridad, tu cuerpo podrá asimilar raciones mayores.

Es recomendable comenzar con cantidades bajas, de entre 2,5 y 10 mg e ir aumentando paulatinamente hasta que consigas los efectos deseados. En el prospecto de cada suplemento podrás hayar información más precisa.

Ventajas de las capsulitas frente a otros artículos con CBD

Además de lo indicado más arriba sobre lo tremendamente simple que resulta calcular tu dosis o transportarlas contigo cuando sales de viajes, el CBD en píldoras también tiene otras ventajas muy interesantes que las convierten en la forma favorita de consumir cannabidiol de muchos usuarios inteligentes:

  1. No hay sabores ni olores extraños: añadir aceites a la comida o echarse gotas directamente en la boca puede ser un poco desagradable para algunas personas de “pituitaria fina”. Especialmente las que no toleran el sabor a hierba, a hojarasca o a tierra que puede estar presente en algunos productos con CBD.
  2. Tomarse una pastilla es un gesto natural: cualquier persona ha consumido un comprimido en alguna ocasión. Es un gesto facilísimo y sin complicaciones. En cambio no ocurre lo mismo con otras formas de administrar el “cebede”.
  3. Las cápsulas se conservan muy bien: si usas el suplemento muy de vez en cuando, podría ocurrir que se te estropeen desde que los abres hasta que los vuelves a consumir. ¡Y sería un fastidio! En cambio, esto no suele suceder con las pastillitas porque cada comprimido está sellado herméticamente y contiene su principio activo protegido en el interior.

¿Tienen efectos negativos?

Las pastillas de CBD no contienen THC, por lo que no van a hacer que te sientas intoxicado, con los efectos de “blancón” o “amarillo” que se suelen atribuir a los “pelotazos” de marihuana. Es una sustancia inocua para la mayoría de las personas, aunque en algunos casos pueden aparecer ligeros síntomas de malestar como:

  • Dolores de cabeza
  • Vértigos o sensación de mareo
  • Dolor de barriga
  • Problemas para ir al servicio a evacuar
  • Diarreas de diferente índole
  • Boca seca

En caso de que esto ocurra, es recomendable reducir la dosificación, espaciar más las tomas, o consultar a un médico en caso de que el nivel de indisposición sea elevado.

Noticias de última hora en Vigo

SIGUENOS EN TELEGRAM

Comentarios (0)
Publicar comentario