Regala felicidad, regala placer

Publicado por o día 12/12/2016 na sección de Hogar,Internet

Regala felicidad, regala placer

A lo largo del año nos encontramos con muchas ocasiones en las que lo apropiado es hacer un regalo: cumpleaños, bodas, aniversarios, fiestas de Navidad… Cuando llega el momento, muchos nos encontramos con el mismo problema: “¿Qué le compro?”. Tratamos de ser prácticos, pero al mismo tiempo queremos ser originales. Y al final acabamos regalando lo de siempre: ropa, una colonia, una experiencia…

Si lo que queremos es hacer una elección diferente, divertida y de lo más original, ¿por qué no hacer regalos eróticos? No hay límites de edad, sexo o estado civil.

Existen productos para los más atrevidos y para los más tímidos y prudentes, para los expertos y para los novatos, se pueden disfrutar estando solo o en compañía de otras personas… En cuestión de sexo todo está permitido.

Si tienes una pareja, es la excusa perfecta para vivir nuevas aventuras y avivar la llama de la pasión, muchas veces apagada por la rutina y la monotonía.

A continuación, veremos sólo algunas del gran abanico de posibilidades que nos ofrece este mundo de picardía y travesuras.

La lencería siempre es una buena opción. Podemos encontrar modelitos tanto para hombres como para mujeres; de muy diferentes estilos: con transparencias, encajes, volantes, aberturas…; y para las diferentes partes del cuerpo: guantes, medias, camisones, ligueros, corsés…

Los disfraces eróticos funcionan muy bien para reanimar las relaciones de pareja, ya que permiten transformarse en personas diferentes por un rato, disparando vuestra imaginación y curiosidad y aumentando el morbo.

Los juegos de mesa eróticos sirven tanto para subir el tono de la velada en una fiesta entre amigos como para hacer realidad en pareja vuestras fantasías más ocultas. Hay infinidad de juegos: de diferentes niveles de erotismo, para jugar en grupo o en pareja, para conocer las experiencias y preferencias de las otras personas, juegos de rol, de dados, de cartas…

Los kits de masaje estimulan los cinco sentidos con un sinfín de olores, sabores, aceites, plumas, masajeadores de gel…

Los accesorios tales como esposas, vendas, ataduras o lubricantes, entre otros, pueden hacer la cita más interesante.

Los juguetes eróticos son una alternativa más picante, para las personas más lanzadas y osadas. Aquí la variedad es exorbitante. Para ellos, los más comunes son los anillos, las bombas de vacío, los estimuladores próstáticos, los masturbadores… Para ellas, podemos encontrar bolas chinas, dildos de todos los tamaños, colores y formas, estimuladores…

Así que, olvidemos los tabúes y regalemos placer y diversión, con todos los beneficios que ello conlleva.