¿Reverte racista? ¿quiénes son los salvajes?

Por o 27/01/2017 | Sección: Opinión,Opinión por Iria Rodríguez,Vigo
¿Reverte racista? ¿quiénes son los salvajes?
Compartir en:

Opinión por Iria Rodríguez

Definitivamente a Reverte se le va la olla mucho últimamente; me siento tan indignada; cuando mi mejor amigo (libanés) me vio llegar de España en 2008 con un ojo negro resultado de un puñetazo que me propinó mi hermano, por el cual fui insultada por todas las mujeres gallegas que conozco, incluida mi madre, me dijo “qué país de salvajes”. Y yo le doy la razón. Y me sentí comprendida y respetada. También mi otro buen amigo (rumano) me consoló. Francia es país receptor de profesionales de alta formación de países árabes (sirios, libaneses). También de rumanos. Muchos médicos. También es receptora de mano de obra barata. La primera vez que oí hablar en sirio me emocioné, como al escuchar por primera vez el sonido de la tierra previo a un terremoto. Esa mirada fuerte, casi de psicópatas, que se transforma en una sonrisa educada, potente, que llena. En amabilidad. En música. En comida. Unos médicos sirios me invitaron a empanadillas que ellos habían cocinado; en Francia; nunca nada me había  desconcertado tanto; y el ‘eh?’ para preguntar cuando no entiendes, como nosotros, que no se usa en el norte de África. Aún estoy esperando a que un hombre gallego me haga empanadillas. Evidentemente, habrá injusticia y habrá abusos y machismo pero aquí también los hay. También hay allí tontería y pijerío. En Siria o en el Líbano, hablo de lo que conozco, un cristiano ortodoxo y un musulmán comparten mesa. Amistad. Amor. Quizás los católicos no entendemos qué significa la palabra tolerancia ni la practicamos y como el buen ladrón creemos que todos son de la misma condición. Como gallega me da igual todo, nací en un país en el que no tenía derecho a ser educada en mi lengua, en el que me sentía exiliada de mi propia cultura en cuanto ponía un pie en la escuela. La palabra ‘buenismo’ me da asco. Porque significa no reconocer como válidos los derechos humanos. ¿También llamaría ‘buenistas’ Reverte a los alemanes que desobedecieron a los nazis? A aquellos que ayudaron a escapar a aquellos que eran perseguidos. Mi amigo de Casablanca, ingeniero de clase media marroquí, durante un tiempo, mientras estudiaba en la universidad en Francia, dio clases de árabe en una mezquita a niños de origen magrebí franceses. En algunas mezquitas se hace una labor muy interesante, de apoyo. El machismo, el patriarcado no es propio de una cultura, no forma parte intrínseca de ninguna cultura, está extendido por el mundo, es el sistema dominante. En muchos países de mayoría musulmana se está llevando a cabo una gran ofensiva al machismo por parte del conjunto de la población que está poniendo todo su dinero en la educación de sus hijas e hijos. No hay más yihadismo que el franquismo ni mayor sharia que las imposiciones de la iglesia católica, mafiosa hasta la médula. En muchos países de Latinoamérica se violan los derechos de la mujer severamente a diario, impunemente. Mostrar más piel no equivale a tener más derechos. No sólo no me importan las diferencias sino que me encantan. Yo desconfío por igual de un hombre o mujer, sea de la cultura que sea. Cualquier persona es capaz de hacerle daño a otra. No puedo olvidar el reciente asesinato de una mujer de 25 años en Vigo a la que nadie acudió. El día de mi 36 cumpleaños. Sucedió en una calle por la que transito en ocasiones de noche. Su ex-novio la mató. ¿Quién nos creemos? Veo los vídeos de PROACTIVA OPEN ARMS y pienso en La Vida es Bella de Benigni.