Rueda anuncia que la Xunta pone en marcha un programa de intensificación asistencial en 2023 para reducir los tiempos de espera de cirugías, consultas y pruebas diagnósticas a niveles del año 2019

Resalta que el objetivo es alcanzar y “mejorar“ los datos prepandemia, los “más bajos” de la serie histórica
Publicado por o día 12/01/2023 na sección de Sanidad,Santiago

Rueda anuncia que la Xunta pone en marcha un programa de intensificación asistencial en 2023 para reducir los tiempos de espera de cirugías, consultas y pruebas diagnósticas a niveles del año 2019

El presidente de la Xunta resaltó hoy que la Consellería de Sanidad va a poner en marcha este año un programa de intensificación de la actividad asistencial con diferentes medidas para agilizar las intervenciones quirúrgicas, las pruebas diagnósticas y las consultas con el objetivo de reducir las listas de espera “a niveles mejores de los que había antes de la pandemia”.  “Es un plan ambicioso con el que se va a dar solución a las demandas de los gallegos y gallegas” en el ámbito sanitario, destacó.

Rueda recordó que en el 2019 Galicia consiguió los tiempos de espera “más bajos de su historia” -con una demora media de 41,5 días para una primera consulta y 54 para una operación- y reconoció que la páralisis de la actividad no urgente por la pandemia “empeoró estos datos”. Por eso, el Sergas va a incrementar la actividad extraordinaria con el objetivo de no “solo llegar a esos datos sino mejorarlos”. “La previsión es reducir en un 23% la espera media para consultas y en un 26% para una operación”, resaltó.

El nuevo programa de intensificación de la actividad asistencial y para reducir los tiempos de espera -presentado hoy en el Consello- se llevará a cabo como actividad extraordinaria a lo largo del año 2023, a través de líneas específicas que abordan diversos ámbitos. La atención integral a la cronicidad, la innovación de las modalidades quirúrgicas, el impulso de la octava área sanitaria y el fomento de los programas dirigidos a la mujer, a la infancia, a la adolescencia y a las personas mayores integran, junto con la autoconcertación tradicional, las líneas de actuación de este plan.

Pacientes crónicos: más de 85.000 consultas de atención primaria y 13.000 consultas adicionales en hospitales

La atención integral a la cronicidad será una de las prioridades del programa, tanto en el ámbito de la atención primaria cómo en la atención hospitalaria. En atención primaria, se citará de forma proactiva a pacientes con patologías crónicas y/o pluripatológicos que no fueran revisados en los últimos 6 meses.

Se programarán más de 85.000 consultas a un total de 42.828 pacientes a los cuales, según el protocolo previsto en el programa, la enfermería realizará una primera consulta, que incluye una exploración y las pruebas diagnósticas establecidas -electrocardiograma, analítica o retinografía- . A continuación, se realizará la consulta médica y se programará una nueva cita de seguimiento, con la periodicidad que proceda.

Además, en el ámbito de la atención integral a la cronicidad en la atención primaria está prevista la realización de 5.266 técnicas diagnósticas de cirugía menor por parte de los facultativos de atención primaria -cirugías menores, informes de retinografías, ecografías o espirometrías-.

Cuando la actividad de seguimiento de los pacientes crónicos precise de una consulta en el ámbito hospitalario, la línea de acción incluye la revisión, por parte de los servicios de Medicina Interna y/o Xeriatría, de las consultas pendientes en las diferentes especialidades hospitalarias para coordinar, unificar y dirigir al paciente al servicio más adecuado a su patología. Se calcula que se procesarán 13.104 consultas adicionales por parte de los servicios de Medicina Interna y/o Xeriatria en Galicia.

Octava área sanitaria: 120.000 informes adicionales de pruebas diagnósticas

La Central de Imagen Médica (Cimed) es una herramienta de alta tecnología que facilitará y agilizará los resultados de las pruebas diagnósticas solicitadas por los profesionales de atención primaria y hospitalaria. Su organización se potenciará a través de la octava area sanitaria.

Con la implantación de Cimed se prevé la realización de 120.000 informes adicionales de pruebas diagnósticas.

Esta línea de actuación prevé la habilitación de vías de consultoría de informes de pruebas diagnósticas con el apoyo de los servicios hospitalarios con las que se conseguirá mayor agilidad.

Más de 4.000 intervenciones adicionales en los hospitales comarcales

El programa de intensificación de la actividad asistencial trabajará también en el ámbito de la innovación de las modalidades quirúrgicas con el objetivo de que el tiempo medio de espera para una intervención no supere los 55 días. Para eso, se pondrán en marcha programas y medida innovadoras.

Así, las áreas quirúrgicas de los hospitales comarcales se pondrán en jornada extraordinaria, a la disposición de cualquiera profesional del área sanitaria. Estos hospitales cuentan con una estructura idónea para realizar cirugía fast track. La aplicación de cirugía mínimamente invasiva, junto a las nuevas técnicas anestésicas y de asistencia postoperatoria, reducen el estrés, el dolor y el riesgo quirúrgico y potencian la pronta recuperación del paciente. Los equipos quirúrgicos podrán estar formados por profesionales de hospitales comarcales o de referencia. Se calcula la realización de un total de 4.250 cirugías adicionales en las áreas de los hospitales comarcales en jornada extraordinaria.

También, para reducir los tiempos de espera en las intervenciones quirúrgicas, se prevé la movilización de los recursos quirúrgicos disponibles, de manera que los hospitales de la sanidad pública con disponibilidad para realizar determinadas intervenciones y que cumplan con ciertos requisitos, podrán participar en programas de actividad quirúrgica en jornada extraordinaria dirigida a pacientes en lista de espera en otros centros hospitalarios. Las especialidades en las que se realizará este apoyo serán oftalmología en el hospital público de Pontevedra, cirugía torácica y cardíaca en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo y cirugía pediátrica en el hospital de A Coruña.

De este modo, el hospital de referencia ofrecerá al paciente a posibilidad de ser intervenido en otro centro hospitalario del Sergas en menos de 2 meses. En caso de que el paciente no acepte la intervención, este continuará en situación de espera estructural, con la misma antigüedad y prioridad. A través de esta modalidad se realizarán hasta 300 cirugías adicionales.

Cerca de 600 cirugías y más de 6.000 consultas para nuestros mayores de 90 años

Otra línea de trabajo del programa de intensificación de la actividad asistencial será el fomento de los programas dirigidos a la mujer, a la infancia, a la adolescencia y a las personas mayores de 90 años.

En este sentido, se diseñará un programa específico para la intervención quirúrgica en menos de dos meses a las personas de más de 90 años. La previsión es la realización de cerca de 600 cirugías a nuestros mayores, y más de 6.000 consultas adicionales.

Asimismo, se pondrá en marcha una vía preferente para realizar pruebas diagnósticas no urgentes -resonancia magnética o ecografías- a niños y niñas de entre 0 y 14 años, garantizando un tiempo máximo de espera de 2 meses y con una actividad prevista de 2.126 pruebas.

También, se prevé un programa específico para salud mental de la población infanto-juvenil, con un total de 4.118 consultas.

A estas líneas de acción hay que añadir el desarrollo de los programas tradicionales de autoconcertación hospitalaria para realizar la actividad extraordinaria en consultas, pruebas diagnósticas y cirugía, que este año 2023 prevén la realización de 20.665 cirugías, 124.185 consultas y 54.440 pruebas diagnósticas.

Conseguir los tiempos medios de espera de 2019

Este programa de intensificación de la actividad asistencial concibe el Servicio Gallego de Salud como un hospital único, optimizando la capacidad de los quirófanos de los hospitales comarcales y acelerando a través de ellos las intervenciones de pacientes de otros centros.

Galicia estuvo ocupando hasta los últimos datos oficiales uno de los mejores puestos -el tercero en la lista de CCAA- con menos tiempo de espera sanitaria. No obstante, la Xunta quiere intensificar la actividad y llegar a los niveles de finales de 2019, cuando se registró la cifra más baja de toda la serie histórica de Galicia, con 54,5 días de tiempo de espera media.

Comentar noticia

Your email address will not be published.