Rueda anuncia que las UCIS de los hospitales gallegos incrementarán los boxes individualizados para garantizar la seguridad y la intimidad de los pacientes

Destaca que la política de humanización de las UCIS, implantada ya en los nuevos hospitales de Lugo y Vigo y ahora también en el de Santiago, se va a extender a los de A Coruña, Ferrol, Ourense y Pontevedra en el marco de las respectivas obras de mejora
Publicado por o día 02/07/2022 na sección de Galicia,Sanidad,Santiago,Xunta de Galicia

Rueda anuncia que las UCIS de los hospitales gallegos incrementarán los boxes individualizados para garantizar la seguridad y la intimidad de los pacientes

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, anunció hoy que las UCIS de los hospitales gallegos incrementarán los boxes individualizados para garantizar la seguridad y la intimidad de los pacientes.

En una visita a la reformada Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Clínico de Santiago de Compostela, el titular del Gobierno gallego destacó que la política de humanización de las UCIS, implantada en los nuevos hospitales de Lugo y Vigo y ahora también en el compostelano, se va a extender a los de A Coruña, Ferrol, Ourense y Pontevedra en el marco de las respectivas obras de ampliación.

Alfonso Rueda explicó que, siguiendo las recomendaciones del llamado Proyecto Zero para la erradicación de las infecciones, la Xunta había puesto en marcha a mejora de las UCIS para implantar un modelo más seguro y humanizado. “Es un avance fundamental en una parte fundamental de la sanidad que debemos poner en valor”, dijo.

La pandemia mostró que el sistema de boxes abiertos en las UCIS no resultaba operativo porque los pacientes corrían el riesgo de infectarse, lo que obligó, en los meses peores del coronavirus, a dejar inutilizadas camas para garantizar las distancias de seguridad. Para evitar en el futuro ese tipo de situaciones, la Xunta está implantando un nuevo sistema, siguiendo una política de humanización que, en la práctica, consiste en la transformación de los boxes en cubículos individualizados que, además de prevenir cualquier tipo de infección, garantizan la intimidad del paciente al tiempo que eliminan la contaminación ambiental y luminosa.

El nuevo modelo ya es una realidad en el Hospital Clínico de Santiago, en el que se invirtieron 1,1 millones de euros, lo que permitió que el número de boxes individualizados había pasado de 2 a 10. Se elimina así la configuración abierta que se da en la mitad de las UCIS españolas, que es un modelo a superar, para conseguir un sistema más moderno, confortable, seguro y operativo.

Esta no fue la única gran inversión en los últimos años, ya que la Xunta invirtió 1,6 millones en la ampliación de las urgencias y en la creación de una nueva unidad de ictus. Además, está a punto de finalizar la reforma de la farmacia y está previsto poner en marcha dos nuevos servicios; un centro de protonterapia y un nuevo edificio de investigación.

Rueda agradeció a los profesionales sanitarios todo su trabajo, especialmente en los meses de la pandemia e incidió en la importancia de la sanidad pública. “Que los ciudadanos sepan que el dinero de sus impuestos se están empleando para mejorar la sanidad”, afirmó.

Con todo, el proyecto más ambicioso en relación a las infraestructuras sanitarias del área sanitaria de Santiago de Compostela y Barbanza es la ampliación del CHUS, con una inversión de 72 millones de euros y que recoge un incremento de 30.000 m2 , casi un 30% más de superficie, así como la construcción de dos nuevos edificios. El Consello da Xunta dio luz verde al proyecto el pasado 20 de abril y está previsto sacar a licitación la obra en breve, en la segunda quincena de julio.

Sumando las mejoras ya finalizadas y las obras programadas, la inversión de la Xunta en el CHUS se eleva a 110 millones de euros entre los años 2009 y 2025.

Comentar noticia

Your email address will not be published.