Rueda garantiza que la Xunta trabaja con todos los efectivos y medios disponibles para controlar los incendios y agradece la labor de los equipos de extinción

El titular del Gobierno gallego confirma que los fuegos están relacionados con un fenómeno “inusual” de tormentas y relámpagos que dieron lugar a la aparición de más de 50 incendios a partir del pasado jueves
Publicado por o día 18/07/2022 na sección de Galicia,Lugo,Medio Ambiente,Sucesos,Xunta de Galicia

Rueda garantiza que la Xunta trabaja con todos los efectivos y medios disponibles para controlar los incendios y agradece la labor de los equipos de extinción

A Pobra do Brollón (Lugo), 18 de julio de 2022 El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, garantizó hoy que el Gobierno gallego trabaja con todos los efectivos y medios disponibles para controlar los incendios y agradeció el trabajo de los equipos de extinción.

El titular del Gobierno gallego se acercó esta mañana a las zonas afectadas por los fuegos registrados en las provincias de Lugo y Ourense para garantizar a la población que los trabajos de extinción continuarán a destajo hasta que se controlen los incendios. Alfonso Rueda se acercó al puesto de mando avanzado de la Pobra de *Brollón desde lo que se gestionan los fuegos registrados en la provincia, acompañó los vecinos desalojados en Triacastela, conoció in situ las zonas afectadas por el fuego en Folgoso del *Caurel y había previsto acercarse también la primera hora de la tarde al puesto de mando avanzado del Barco de Valdeorras, en la provincia de Ourense.

El mandatario gallego confirmó que los fuegos están relacionados con un fenómeno “inusual” de tormentas y relámpagos que dieron lugar a la aparición de más de 50 incendios instantáneos a partir del jueves. En la tarde de ayer y en la pasada noche, además, el viento complicó la situación incluso en aquellas zonas que ya estaban perimetradas, por lo que las últimas horas “fueron muy complicadas”, reconoció.

Rueda, que acudió al puesto de mando acompañado por el vicepresidente segundo de la Xunta, Diego Calvo, y por el conselleiro del Medio Rural, José González, informó de que en la actualidad hay activos en Galicia diez incendios de más de 20 hectáreas y dos especialmente complejos con alrededor de 3.000 hectáreas quemadas en Folgoso del Caurel y en Carballeda de Valdeorras, lo que obligó la desalojas una treintena de núcleos de población y alrededor de 500 personas en la provincia de Lugo y de 200 en la de Ourense.

Para controlar los fuegos están operativos en la zona 400 efectivos con 50 motobombas así como las tres grandes cisternas de la Agencia Gallega de Emergencias, que es la primera vez que se activan juntas. “La prioridad es extinguir los incendios y evaluar los daños”, dijo el presidente de la Xunta, quien indicó también que será después cuando se cuantifiquen las ayudas que puedan recibir los damnificados. Indicó, además, que es primordial garantizar la seguridad de las personas residentes en las zonas afectadas y de las desplazadas, a las que pidió comprensión mientras los medios trabajan para que los daños sean los menos posibles.

Rueda agradeció a la Unidad Militar de Emergencias y a los cuerpos de seguridad del Estado su colaboración en la extinción de los fuegos, así como a los medios de la Xunta que llevan días trabajando a destajo para controlarlos.

Toda la geografía gallega está cubierta

En Galicia está desplegado y operativo el dispositivo de lucha contra incendios en su totalidad. Está formado por unos 7.000 efectivos, cerca de 380 motobombas, tractores y palas, así como una treintena de medios aéreos, acercados tanto por la Xunta cómo por el Estado. Todos ellos coordinados bajo el mando único del Gobierno gallego. La este dispositivo hay que sumarle la Red de videovigilancia nos montes con 148 cámaras que cobren alrededor del 70% de la superficie gallega y drones que pueden ver matrículas de vehículos en las pistas.

Sin embargo, ante la climatología actual, la Xunta apela a la prudencia y a la concienciación ciudadana para evitar actividades que habían podido favorecer el registro de fuegos, por lo que recuerda que están totalmente prohibidas las quemas de restos agrícolas y forestales. Y en el caso de los trabajos agrícolas, pide prudencia en la realización de labores para evitar que salten chispas.

La Xunta recuerda que está la disposición de la ciudadanía el número de teléfono gratuito 085, a lo que deben llamar en caso de detectar algún fuego forestal. Además, existe un teléfono anónimo y gratuito para denunciar cualquier actividad delictiva incendiaria de la que se tenga sospecha o conocimiento: 900 815 085. Asimismo, toda la información actualizada sobre incendios forestales podrá ser consultada en la cuenta abierta de twitter: @incendios085.

Comentar noticia

Your email address will not be published.